Hospital Carlos Carmona, en oriente de Cali, está cercado por la violencia de pandillas

Febrero 21, 2013 - 05:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Médicos, personal administrativo y pacientes temen por los frecuentes ataques de pandillas de la zona.

La zozobra se convirtió en una constante en el hospital Carlos Carmona, en el oriente de Cali, donde médicos, personal administrativo y pacientes temen por los frecuentes ataques de pandillas de la zona. El episodio de violencia más reciente sucedió el pasado sábado, 16 de febrero. Uno de los médicos que presenció el suceso, quien solicitó la reserva de su nombre, contó que “cuando llegaron estas personas dijeron, mientras nos apuntaban con armas de fuego, que si se moría el paciente que estábamos atendiendo ellos nos mataban a la salida. Así es muy complicado hacer nuestra labor”. El profesional añadió que “con estas amenazas el trabajo no es óptimo, pues tenemos miedo de que en cualquier momento nos pase algo. Esta es una situación que pasa desde hace muchos años, al menos trece”.Por su parte, Lina Marcela Escobar, jefe encargada de Urgencias del centro asistencial, corroboró que “ese día ingresaron al hospital alrededor de 20 hombres armados y amenazaron a los médicos con un arma en la cabeza, diciendo también que dejáramos de atender a otro joven que había ingresado por herida de bala”.Escobar agregó que ese herido al que se referían era, al parecer, un “enemigo de este grupo”.En esta casa de salud, ubicada en el barrio Antonio Nariño, “de los catorce médicos que están de planta, seis han dicho que quieren renunciar”, dijo Lady Vanessa Pabón, subgerente científica del Hospital Carlos Carmona.La directiva del centro asistencial agregó que quienes los atacan “también aprovechan para robar dispositivos médicos y al personal de salud”.Una paciente que ayer se encontraba en el hospital comentó que “en cualquier momento entran hombres armados a amenazar a los doctores”.Al respecto, el teniente del Distrito 4 de las Policía, Bruno Yesid Lozano, dijo que “desde el fin de semana ya se designó un policía las 24 horas del día para esta institución”, a lo que el secretario de Salud, Diego Calero, agregó que “podríamos contratar un vigilante armado, pero eso sube los costos para la institución. Esa plata nos sirve más para contratar a un médico”.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS