Helenita Vargas fue galardonada por el Concejo Municipal Cali

Helenita Vargas fue galardonada por el Concejo Municipal Cali

Diciembre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Helenita Vargas fue galardonada por el Concejo Municipal Cali

En el Concejo de Cali se realizó la condecoracion a la cantante Helenita Vargas. Las condecoraciones las recibió su hija Pilar Ibarra Vargas y fue entregado por la Representante a la Camara Lucero Cortes.

Este lunes a las 11:00 a.m. en las instalaciones del Concejo de Cali se entregó la joya que le otorgó la Cámara de Representantes a Helenita Vargas. El reconocimiento lo recibió la hija de la artista, Pilar Ibarra Vargas.

Este lunes a las 11:00 a.m. en las instalaciones del Concejo de Cali se entregó la joya que le otorgó la Cámara de Representantes a Helenita Vargas. El reconocimiento lo recibió la hija de la artista, Pilar Ibarra Vargas.La ceremonia de engrega de la Orden de la Democracia Simón BOlívar de la Cámara de Representantes se llevó a cabo en las instalaciones del Concejo de Cali y se reconoció la labor de Helenita Vargas quien durante 50 años se destacó por su amor al arte y por su inigualable voz que le ha permitido ejecutar más de 500 producciones musicales y más de 200 presentaciones a nivel internacionales, que la convirtieron en una de las más importantes artistas internacionales. En los comienzos de su carrera artística fue galardonada con 13 discos de oro y un disco de platino, lo que le valió que en el mundo de la música la bautizaran como la “ronca de oro”. Con más de 37 producciones en el mercado, más de 15 discos de oro y ganadora del prisma múltiple de platino por sus millonarias ventas, Helenita Vargas es sin duda una de las intérpretes de música popular más queridas y quien ha trascendido las fronteras en países como México, Ecuador, Venezuela, Estados Unidos y España. La Congresista Lucero Cortés dijo que “se trata de hacer un reconocimiento a quien con su personalidad arrolladora y extrovertida la han convertido en un ícono de la música popular y a quien el país le agradece todos estos años de vida artística dejando en alto el nombre de Colombia y quien siempre será recordada y querida por todos”.Así habló con El País la hija de Helenita:¿Cómo recibió su mamá la noticia de la distinción que le concede el Congreso? Está feliz, muy honrada, muy contenta. No va a estar aquí hoy. Está en la clínica, ayer tuvo una crisis y los médicos pensaban que hoy podría venir, pero ayer retrocedió en su mejoría y desafortunadamente no nos pudo acompañar. Dormí con ella en la clínica y esta mañana le dije que venía para acá. ¿Cuándo verá ella la distinción?Cuando salgamos de la ceremonia. Ella está en Cuidados Intermedios, pero la están estabilizando y vamos a ver si la pueden dar de alta en unos días. Yo tenía mucha tristeza por su ausencia en este homenaje; le teníamos todo listo, su pinta, los aretes, estaba dichosa... pero no se pudo.Pero dicen que ni la enfermedad ha podido quebrantar su buen humor...Sí, mi mamá es increíble, su chispa sigue. Es fabulosa. Entran los médicos y los toma del pelo. Ellos se mueren de la risa. Ayer fue uno a verla y le dijo: “Mi hombre divino”. Así ellos saben que está mejor, cuando les hace sus chanzas. ¿En su cotidianidad sigue cantando?A veces oye canciones y las tararea, según como esté de ánimo, de salud, porque tiene sus altibajos. Le pongo tangos y le fascinan, su música vieja la canta, unas veces fuerte, otras no tanto.¿Hasta qué punto el transplante de hígado cambió la vida de Helenita?Muchísimo, le dio una segunda oportunidad, fue un volver a nacer. Pero ha sido muy difícil, porque muchos factores han afectado su salud.¿Aún le molesta que le digan Helena?Y ahora que está en la clínica peor, como se llama Sofía Helena, las enfermeras le dicen: Doña Sofía. Y les dice: “No me digan Sofía ni Helena, sino Helenita”.¿Sigue en contacto con sus amigos?Sí, en especial sus directores musicales de los últimos años, Carlos Montoya, que viene a verla desde Miami, y Kike Fernández, que la llama desde Bogotá.¿Cómo es en su faceta de abuela?Como mamá es única, y como abuela veintiúnica. Ella adora a mi hija Helenita y a mi hijo David. Llegamos de Estados Unidos hace tres días. Mi hija se le sentó ayer en la cama y le dijo ‘mamina’: que significa mamá divina. Mi mamá abrió los ojos, la sonrisa le iluminó la cara y le dijo: “Elenita, mi chiquita” y pidió que le corrieran los tubos para que su nieta se sentara a su lado.¿Aparte del innegable parecido físico entre usted y Helenita, qué tanto comparten la vena artística?Hemos cantado rancheras en shows, y nos gusta. Somos roncas, tenemos el mismo timbre de voz, el mismo tono, el mismo registro hasta cierto punto, pero mi mamá es la artista.¿Cuál es la canción con la que Helenita se siente definida plenamente?‘Mi Huella’ le llega al alma. Le fascina ‘Momentos’ y hay un tango que le encanta, pero no grabó: ‘Galleguita’.¿Qué huella dejará en los colombianos?A mi mamá le encantaba ver que los jóvenes cantan sus canciones en sus shows. Ella cantó en el Madison Square Garden hace cinco años, fui a verla con mis hijos y había gente de 15 hasta 70 años que la acompañaba a grito herido. No es una cantante de moda, se ha mantenido a través de los años y ese es un legado muy lindo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad