“Hay quienes le están jugando doble al MÍO”: Viceministro de Transporte

“Hay quienes le están jugando doble al MÍO”: Viceministro de Transporte

Marzo 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Ruíz Girón, reportera de El País
“Hay quienes le están jugando doble al MÍO”: Viceministro de Transporte

Nicolás Estupiñán, viceministro de Transporte.

Detrás de protestas están los que trabajan en el colectivo y el masivo, dijo Nicolás Estupiñán, viceministro de Transporte.

“Al MÍO le están jugando doble”. Esa es la conclusión del viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán, tras conocer el balance que dejaron las violentas protestas de transportadores realizadas el pasado miércoles en Cali.Ayer, durante una visita relámpago a la ciudad, Estupiñán habló con El País sobre las manifestaciones que, según él, son lideradas por personas que perciben recursos tanto del colectivo como del Masivo.Respondió, además, a las quejas de los usuarios sobre las falencias en el servicio del sistema, anunciando que para agosto estarán operando los 911 buses que constituyen la flota del MÍO.Una de las exigencias hechas por los transportadores que participan del paro es sentarse a negociar la salida definitiva del colectivo con el Ministerio de Transporte. ¿Van a acceder a esto? Aquí hay que diferenciar a dos tipos de personas: las que le están jugando doble al MÍO y a la ciudadanía y las que realmente necesitan una alternativa para retirarse. Con estos últimos ya hemos negociado. Tenemos el Fondo Fresa (la compensación que reciben los pequeños propietarios por chatarrizar su bus) una figura que no existe en ninguna ciudad del país. Esos $18 millones de recursos adicionales, que equivalen a 30 salarios mínimos mensuales vigentes, son una alternativa para ellos. Hoy (ayer) le pagamos a 32 dueños de vehículos para que salieran del sistema. Las negociaciones con los transportadores se han dado.Entonces, con los que “juegan doble”, como usted dice, no hay nada que dialogar...Obviamente tenemos aquí una fuerza de personas que trabajan en el colectivo y ganan por ahí y que a su vez son socios de los operadores del Masivo. Estos buses que hacen cobertura de rutas ilegales obviamente tienen el mejor negocio del mundo. Esas personas son las que se están encargando de generarle una mala reputación al sistema.Pero esa mala fama, dicen muchos, también se da por lo que viven los usuarios del MÍO, la frecuencia irregular de las rutas, la falta de cobertura del sistema, la demora en los tiempos de viaje...Eso es totalmente cierto, pero eso no tiene nada que ver con que se presenten actos vandálicos, donde incluso muere una persona. Que bloqueen 14 puntos de la ciudad y rompan más de 90 buses del sistema, claramente sólo perjudica a la ciudadanía. Tenemos que mejorar cobertura y frecuencias y lo estamos haciendo. Debíamos inyectar más recursos y también cumplimos, el año pasado entregamos $105.000 millones adicionales liberando ese 7 % de la tarifa que estaba destinado a cubrir las necesidades de infraestructura del sistema para que ese porcentaje se invierta en operación.Muchos caleños se quejan porque las rutas del MÍO no cubren los recorridos que el transporte tradicional ofrecía y que a muchos los dejaba muy cerca de sus casas o lugares de trabajo...Hacer entender la necesidad del cambio del sistema es muy complejo. El espacio en las ciudades se acabó, la congestión no permite que tengamos sistemas atomizados que manejen transporte individual puerta a puerta, estos no puede seguir funcionando porque sencillamente no dan abasto. Por eso las grandes ciudades del mundo tienen transporte masivo. En la mayoría de metros del mundo las personas deben caminar 600 o 800 metros para llegar a una estación. Debemos pensar en sistemas masivos que hagan más eficiente el uso del espacio en las ciudades. Hay que hacerle entender a la gente que no podemos pretender que tengamos en la esquina los servicios de buses que nos lleven al trabajo, a la oficina, al colegio, al hospital, sería inviable.Pero el masivo no está operando al 100 %...Estamos entregando un transporte más eficiente, más limpio y más seguro. Obviamente, como en toda transición, hay problemas. Le pedimos a la ciudadanía tener paciencia y que nos ayude a rechazar los actos vandálicos de ayer (miércoles).Ya se cumplen seis meses de seguimiento al MÍO por parte de la Superintendencia de Transporte y el Ministerio. ¿Qué tanto se ha avanzado en el salvamento que se planteó?En este momento le puedo decir que estamos en el punto más alto de pasajeros que hayamos tenido en toda la historia de Metrocali. Hace un mes, estábamos movilizando alrededor de 425.000 pasajeros, hoy estamos en 550.000. La Alcaldía está llevando el proceso por buena dirección. Todas las medidas que se están tomando están consignadas en un plan operacional. La meta de ese plan es tener en agosto 800.000 pasajeros y los 911 buses (la flota total del MÍO) van a estar operando. En la medida que vayamos progresando en la implementación del sistema, evaluaremos cuáles zonas todavía están sin cobertura. Tal como lo ha dicho el Alcalde (Rodrigo Guerrero), si hacen falta buses, entregaremos más buses.A este proceso se le han puesto muchas fechas que luego terminan aplazándose. ¿Cómo garantizar que esta vez sí se cumpla?Es importante explicar el por qué estos cronogramas no se han cumplido. El tema de la movilidad es dinámico, hoy estamos reconfigurando cronogramas, por hechos como estas protestas y situaciones que han ocurrido en el pasado. Nosotros hacemos unas proyecciones pero dígame cómo hacemos para cumplirlas si hoy, por ejemplo, tenemos más de 90 buses por fuera del sistema. En octubre del 2012 ocurrió aquí en Cali una situación similar. Por eso, cada que ocurren estos hechos, que reitero son promovidos por gente que está interesada en desestabilizar el sistema, pues debemos reprogramar cronogramas. Desde algunos sectores se ha cuestionado la efectividad en los controles al paralelismo (rutas del colectivo que transitan por vías servidas por el MÍO) y la piratería. ¿Cómo evalúa esta gestión? Hemos llamado la atención a la Secretaría de Tránsito, en la junta directiva del MÍO, para que sean más enfáticos y duros en combatir el paralelismo y los sistemas ilegales. Créame que este problema de la informalidad se ve en todas las ciudades del país. En esta ciudad ha evolucionado mucho el mototaxismo, sin duda es una actividad ilegal. Si podemos actuar con controles eficientes y entregarle a la ciudadanía una mejor alternativa de movilidad, lograremos acabar con esto.A la Secretaría de Tránsito se le ha criticado la demora en los cronogramas de salida definitiva del colectivo. Se decía que en septiembre del 2012 ya estaría por fuera el transporte tradicional...Esto es sujeto de atención pero también se plantean contradicciones. Se pide, por un lado, operativos para sacar todos los buses, por otro lado se pide que se garantice a la ciudadanía la cobertura. Nosotros no podemos permitir que las personas se quede sin transporte, por eso respaldamos totalmente la medida tomada por el Alcalde de no hacer operativos cuando no teníamos los recursos para inyectar a la fiducia que permitiera el pago de los buses chatarrizados. Yo no puedo presionar al Alcalde para que saque buses si las condiciones no están dadas. Ahora tenemos los dineros (el préstamo de $90.000 millones para los operadores del MÍO), y sí hay que cumplir con los operativos, tal como se ha hecho en los últimos días.Entonces se mantiene en firme la salida del transporte colectivo...Exacto, ya no hay excusa y por eso estamos enfrentando esta crisis, porque esa gente que le digo se gana muchísima plata con el negocio del colectivo y del informal y también dentro del masivo, entonces están interesadas en que la situación actual se mantenga.La Alcaldía anunció que realizará un estudio de movilidad con el que determinará si el MÍO necesita más flota. Se dejó abierta la posibilidad de que el transporte colectivo sirva al sistema. ¿No resulta esto contradictorio frente a los reiterados anuncios de la salida definitiva del transporte tradicional?En estos sistemas todo es dinámico, incluso las mismas decisiones de movilidad. El sistema MÍO está diseñado para cubrir el 97 % de la demanda. En la medida que vayamos expandiéndolo y que se necesiten buses los iremos incorporando. No sabemos si serán buses tradicionales o flota nueva que se le pida a los operadores, pero como dice el alcalde Guerrero, las puertas están abiertas para ver si necesitamos suplir las necesidades de cobertura.Con esta propuesta planteada ¿volvería a resurgir la idea del quinto operador para el MÍO?En este momento, no necesitamos un quinto operador, pero estamos haciendo análisis adicionales en los que veremos si necesitaremos más flota y cobertura adicional. Hay que estudiar todas las posibilidades.Pese al apoyo con recursos por parte de la Nación y la gestión de la Alcaldía y Metrocali, los operadores del MÍO (dueños de los buses) dicen que su crisis financiera se agudiza e incluso temen que quiebre el sistema...El MÍO no va a colapsar. Ustedes pueden tener la certeza y la garantía de que seguirá funcionando. Estamos, como Gobierno nacional, local y junta directiva de Metrocali, tomando todas las medidas para que esto siga en pie. Lo que tengamos que ajustar, lo ajustaremos, si hay que entregar más plata, lo haremos, pero el sistema tiene que funcionar porque, dentro de todos los análisis que se han hecho, no solo en Colombia sino también en el mundo, es necesario migrar de sistema. La guerra del centavo no puede seguir, tampoco el manejo de sistemas por parte de empresas afiliadoras que no tienen respaldo ni garantías para prestar el servicio, por eso hemos invertido en 14 ciudades de Colombia más de $14 billones en estos proyectos.Algunos critican lo que consideran una posición pasiva del Ministerio frente a la crisis del MÍO. Dicen que solo cuando hay situaciones graves como la del pasado miércoles hay algún pronunciamiento...Desde que entró, la Ministra de Transporte (Cecilia Álvarez) dio instrucciones para que nos metiéramos de lleno en todos los sistemas de transporte masivo del país. Aquí, yo participo de todas las juntas directivas del MÍO y de reuniones de seguimiento que hace la Supertransporte. Incluso, la Ministra ha estado presente en estas juntas. Le estamos poniendo la cara al sistema, poniéndole recursos y logrando acompañamiento de la Presidencia de la República. El seguimiento lo hacemos quincenal. No damos ruedas de prensa cada que venimos, pero estamos trabajando.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad