Hasta peleas a cuchillo y consumo de drogas se han presentado dentro de la Alcaldía de Cali

Hasta peleas a cuchillo y consumo de drogas se han presentado dentro de la Alcaldía de Cali

Septiembre 14, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Un total de 1.500 investigaciones cursan actualmente sobre funcionarios de la Administración Municipal por parte de la oficina de control interno de la Alcaldía. Se han registrado despidos por intimidar con armas de fuego, alcoholismo, corrupción y abuso de confianza, entre otros.

Procesos de investigación disciplinaria contra al menos 1.500 de los 10.000 funcionarios que tiene la Administración Municipal son llevados a cabo actualmente por la oficina de Control Interno de la Alcaldía.Dentro de este paquete de investigaciones hay casos tan sorprendentes como el de dos trabajadores de la Secretaría de Infraestructura Vial que se enfrentaron a puñal al interior de sus despachos.La información fue revelada por María Grace Figueroa, quien oficia como titular de las secretarías de Planeación Municipal y Control Disciplinario de la Alcaldía de Cali.Según la funcionaria, a lo largo de este año, 28 funcionarios estuvieron involucrados en fallos proferidos por Control Disciplinario. Diez fueron destituidos e inhabilitados, seis fueron suspendidos, cinco fueron multados y el resto, amonestados por escrito. “El número de sancionados se ha incrementado en un 50% en relación con el año anterior”, agregó Figueroa.La funcionaria dijo que las sanciones contemplan inhabilidades para ejercer la función pública entre 1 y 12 años, destituciones, suspensiones hasta por tres meses y multas de 15 días de salario.La Secretaria de Control Interno y Planeación explicó que los despidos se registraron por recibir dádivas, intimidar con armas de fuego dentro del CAM, alcoholismo, consumo de sustancias alucinógenas, ausencia laboral, esquizofrenia, corrupción, abuso de incapacidades, abandono del cargo, utilización indebida de documentos públicos y abuso de confianza. “Las secretarías más investigadas son, en su orden, Educación, Tránsito y Gobierno”, añadió.Muchos de estos delitos fueron remitidos a la Fiscalía. El mayor número de sanciones se dio por el abandono del cargo de algunos funcionarios, que a pesar de no laborar, cobraban salario. “Entre los destituidos está un funcionario de la Secretaría de Gobierno, quien acostumbraba engañar a la gente ofreciéndose para hacer trámites dentro de la Alcaldía y apoderarse del dinero de estas personas”, complementó.Por su parte, el presidente del Concejo, Orlando Chicango, manifestó que esta situación evidencia los errores que se cometen en el proceso de selección de los funcionarios, así como falta de capacitación e idoneidad de los mismos.Carlos Orlando Pinilla, también edil de la ciudad, manifestó que a estas investigaciones deben ser resueltas prontamente, para dar claridad sobre la actuación de estos 1.500 funcionarios. “A veces los funcionarios creen que por su investidura pueden estar por encima de la ley y eso no es así”, precisó. Casos en la PersoneríaPor otra parte, el personero de Cali, Manuel Torres, ratificó la suspensión por tres meses del presidente de Metrocali, Luis Eduardo Barrera, por haber cometido falta grave al no cumplir con los requisitos necesarios para ocupar el cargo.Según Torres, el manual de funciones determina que el Presidente de Metrocali debe ser profesional en derecho, arquitectura o afines, exigencia que llena Barrera. Pero la norma señala que debe contar con un posgrado o un equivalente a tres años de experiencia afín al cargo y este es uno de los aspectos que, según la investigación, incumple el funcionario.El personero de Cali, Manuel Torres, añadió que no abrió pliego de cargos contra el Alcalde por haber contratado al presidente de Metrocali. “El Alcalde no es un funcionario que éste bajo mi control, por lo tanto será la Procuraduría General de la Nación la que se refiera a ello”, dijo. Agregó que se abrió investigación contra el Secretario de Educación, Mario Colorado. “Todo parece indicar que contrató la cobertura educativa sin tener los recursos”, explicó. También se ratificó la suspensión de dos agentes de tránsito y de una funcionaria de la Secretaría de Tránsito por excederse en el uso de sus funciones. Cabe recordar que el guarda Jainover Supelano fue condenado a once años de prisión por haber pedido $50.000 a una pareja para no imponerle una multa por violar la restricción del ‘pico y placa’ y retenerle sus documentos. Asimismo, Mario Perlaza Sánchez fue inhabilitado para ejercer funciones públicas durante diez años. En un fallo de primera instancia, la Personería lo encontró responsable de falsedad ideológica, por alterar un comparendo que había impuesto otro guarda.Perlaza cambió la infracción de alcoholemia por otra menor para sacar el carro inmovilizado con el pago de una pequeña multa, sin que le fuera suspendida la licencia al conductor.Actualmente 200 funcionarios de la Alcaldía son investigados por Personería de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad