¿Hacia dónde va el dinero destinado para la inversión en Cali?

Junio 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Hacia dónde va el dinero destinado para la inversión en Cali?

Las dificultades de movilización que tienen miles de caleños en el sistema de transporte masivo, MÍO, llevó a la administracion municipal a ofrecer una ayuda económica a los operadores para que mejoren el servicio.

El anunciado apoyo a operadores del MÍO ha despertado inquietud sobre la inversión social en Cali. Sólo hay $190.000 millones de dineros propios para atender las necesidades.

¿En qué invierte la plata el Municipio de Cali? Esa es la pregunta que muchos se hacen luego de conocer la decisión de la Alcaldía, de sacar $10.000 millones de sus escasos recursos de libre destinación para ayudarles a apagar incendios financieros a los cuatro operadores privados del MÍO.Mientras el Municipio aún no formaliza la entrega de $11.000 millones para financiar el mínimo vital de agua y energía para los estratos 1 y 2 de población como prometió hacerlo para este año, por otro lado ya está haciendo movidas económicas para arrojarles un nuevo ‘salvavidas’ a los dueños de la operación del sistema de transporte masivo de Cali, que se metieron en el negocio sin el suficiente músculo financiero.De su limitada inversión, la semana pasada la Alcaldía se comprometió a darles de nuevo la mano a los cuatro operadores del MÍO para que saquen los buses que tienen guardados, los cuales no salen a trabajar por falta de plata para comprar combustible y mantenimiento. El objetivo es mejorar el servicio de transporte para los ciudadanos.Sin embargo, como dijo el concejal Harvy Mosquera, eso es solo un ‘pañito’ de agua tibia, que no soluciona el problema y sí afecta la inversión social, por cuanto cada uno de los operadores tiene un déficit mensual promedio de $1700 millones, lo que quiere decir que los $10.000 millones ofrecidos no alcanzarían ni para financiar dos meses de operación del MÍO.La inquietud es, entonces, ¿a qué parte de la inversión pública se le va a recortar para financiar el salvavidas de los operadores del MÍO?La Administración Municipal ha dicho que saldrían de los $190.000 millones de recursos de libre destinación aforados para el presente año, pero no se sabe bien qué inversión se va a recortar. Aparte del eventual ‘tijeretazo’ a la inversión para cumplir con ese apoyo, al Municipio le quedaría una segunda opción y es que el recaudo del impuesto predial sea tan bueno este año que 'sobren' recursos como para otorgar la ayuda a los privados si lo aprueba el Concejo.Para el alcalde Rodrigo Guerrero esta decisión está en la línea de inversión social porque se trata de redireccionar una pequeña parte de los recursos de libre destinación para garantizar la movilidad de cerca de un millón de caleños. Con la ventaja de que los recursos serían devueltos por los inversionistas del MÍO.Para los críticos es tan baja la capacidad de inversión social que tiene el Municipio que no se justifica quitarle plata a la educación, la cultura o el bienestar social para financiar a empresarios privados que debería responder por el negocio de transporte que decidieron asumir.Un bajo presupuesto El presupuesto de inversión en Cali es muy bajo frente a las necesidades sociales. Y es muy mucho menor en comparación con Bogotá, que es ocho veces mayor ($14,7 billones) y Medellín que casi que triplica al de Cali ($5,5 billones). La razón es que como lo anotó el ex director de Planeación Nacional y presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahíta, en esas ciudades tienen otra poderosa fuente de financiación que son sus empresas públicas de servicios (ETB y EPM) mientras que aquí Emcali dejó de aportarle al Municipio hace muchos años tras su intervención por parte de la Nación Sin embargo, este año los recursos locales de libre destinación crecieron un 16 % frente al 2013 (En Bogotá fue 20 % y en Medellín 38 %). Aunque toda la inversión del Municipio de Cali suma un billón 675.000 millones de pesos, la verdad es que el 88 % de ese presupuesto son recursos de transferencias nacionales con destinación específica para salud, educación y saneamiento básico.Es decir, tan sólo 12 de cada 100 pesos son recursos propios del municipio, de libre destinación que suman $190.000 millones. De esa plata, $21.900 millones van para educación, $12.200 millones para bienestar social, $14.300 millones para cultura y turismo, $11.000 millones para convivencia y seguridad y $37.815 millones para Planeación, entre otras inversiones. Dentro de este último rubro de Planeación se incluyeron los $11.000 millones para pagar el mínimo vital de agua y energía para los más pobres de Cali.En otras palabras, el margen de inversión del Municipio es tan estrecho que recortar algo de esa inversión para otros propósitos afectaría la atención de necesidades sociales urgentes, coincidieron en señalar varios concejales.Es el caso, según el contralor de Cali, Gilberto Hernán Zapata, del sector ambiental, donde el Municipio sólo destinó el año pasado el 2,2 % del presupuesto de inversión, uno de los más bajos de los últimos seis años y no todo se alcanzó a ejecutar. La recuperación de las cuencas de los ríos y las obras de mitigación de inundaciones aún están por ejecutar.De igual manera, la recuperación de escuelas y colegios públicos, la atención a la infancia y al adulto mayor, la atención primaria en salud, el apoyo a la cultura, la recreación y el deporte son otras áreas que no cuentan con recursos suficientes, señaló. Entre tanto, el margen de inversión que tiene el Municipio de Cali con recursos propios seguirá siendo tan limitado como el MÍO en su operación.Limitada financiaciónAlgunos expertos, como el economista de la Icesi, Julio César Alonso, tratan de explicar la baja capacidad presupuestal del Municipio para hacer inversión. El analista sostiene que ello obedece al bajo recaudo tributario, el limitado margen de capacidad de endeudamiento y la inexistencia de aportes o transferencia de utilidades de Emcali al Municipio, como se hacía hace más de 15 años.Sin embargo, el secretario de Hacienda Andrés Uribe advierte que los ingresos van mejorando, por cuanto el recaudo del impuesto predial en el 2013 creció 45 % y sigue a buen ritmo con la inclusión de diez mil nuevos predios a la base catastral y tributaria. De hecho, de ese mayor recaudo podría salir el 'salvavidas' a los operadores del MÍO.El funcionario destacó que la inversión con recursos propios creció 20 % en 2014 y hacia adelante el panorama es esperanzador si, como ocurre en Bogotá y Medellín con sus empresas públicas, Emcali logra aportarle a la ciudad una vez pague la deuda de un billón de pesos que tiene la Nación por el crédito de la Ptar, dineros que la Nación se comprometió a devolver a la ciudad para ser usados en inversión social para Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad