Habría pico y placa todo el día cuando se inicien las megaobras

Agosto 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Habría pico y placa todo el día cuando se inicien las megaobras

Dudas. Los efectos que causarán trece frentes de trabajo en los próximos meses tienen en incertidumbre a los caleños. Las autoridades piden paciencia y anuncian que están trabajando en los planes de movilidad.

El inminente endurecimiento del ‘Pico y Placa’, la necesidad de fortalecer al MÍO y las preocupaciones de los comerciantes por el impacto de las obras fueron algunos de los temas centrales de la mesa redonda convocada por El País y el programa Cali Cómo Vamos.

Qué pasará con Cali y su movilidad cuando estén en marcha las megaobras? ¿La ciudad será un infierno o hay un plan lo suficientemente efectivo para hacer de esta etapa de la ‘remodelación del cielo’ una espera tolerable? Estas inquietudes fueron el eje de una mesa redonda convocada esta semana por El País y el programa Cali Cómo Vamos, a la cual asistieron los secretarios de Tránsito, Valorización, Planeación, el presidente de Metrocali, líderes gremiales, consultores de movilidad y expertos de las universidades de la región. Entre los resultados más importantes de este diálogo estuvo el anuncio de la inminencia del endurecimiento del Pico y Placa para particulares, como una de las medidas fundamentales para intentar mermar el impacto de los trancones una vez la ciudad se transforme en un gran frente de obra.Además, se plantearon reflexiones entorno al papel que jugará el sistema de transporte masivo, MIO, de cara al revolcón del Cali, y la necesidad de que este método de transporte de fortalezca cada vez más. La cultura ciudadana y la capacidad operativa de la Secretaría de Transporte fueron otros de los tópicos.Avanzan planes de manejo vialEl 15 de septiembre estará listo el Plan de Manejo de Tráfico que buscará reducir los impactos de las obras que se ejecutarán en Cali.Juan Diego Flórez, secretario de Infraestructura y Valorización, explicó que las megaobras se dividieron en tres bloques (Norte, Sur y Centro Oriente) para evitar grandes congestiones viales y hacer un manejo del tráfico por sectores. Dijo que muchos de los trabajos no tendrán incidencia en el flujo vehicular porque se ejecutarán en zonas periféricas o donde hoy ni siquiera existen vías.Sin embargo, Mauricio Carvajal, experto en movilidad, señaló que cualquier intervención, por pequeña que sea, altera la ciudad.El Secretario de Infraestructura y Valorización indicó que los frentes de obra no se harán de manera simultánea y dijo que se está estudiando la posibilidad de un simulacro de desvíos correspondiente al hundimiento de la Avenida Colombia, entre calles 7 y 13.“Este plan sólo se ejecutará cuando se haya hecho todo el proceso de socialización”, puntualizó.Pero Mauricio Carvajal advirtió que un simulacro de desvíos sería fatal para la ciudad porque ello “anticiparía los impactos que pueden causar las obras. Si se hace una actividad previa para cambiar el flujo vehicular de un sector y no funciona, la situación generará críticas y ocasionará conflictos en otros sectores”.Luis Ernesto Diaz, técnico de la Secretaría de Tránsito, aclaró los simulacros no se harán, pero dijo que sí se están estudiando propuestas de desvíos para vehículos del servicio particular y de servicio público.Precisó que los planes de Manejo de Tráfico, PMT, los hacen los contratistas de obra para evitar que tengan excusas y luego se retrasen en la entrega de los trabajos. Fabio Cardozo agregó que los concesionarios (encargados de ejecutar las obras) están siendo acompañados por la Secretaría de Tránsito en la realización de los planes de manejo de tráfico para evitar contratiempos que pongan en riesgo el inicio y desarrollo de las megaobras.El inspector Sierra, consultor para proyectos de tránsito, enfatizó en la necesidad de que en los planes de manejo se vincule a personal especializado.“Durante la ejecución del MÍO conocí casos en los que los planes de movilidad los hicieron personas que venían de otras ciudades y no conocen Cali”, dijo.Recursos para la operatividad Las secretarías municipales de Tránsito e Infraestructura y Valorización harán inversiones importantes para reducir impactos durante las megaobras.Fabio Cardozo, titular de Tránsito y Transporte, comentó que a la ciudad ingresarán 80 agentes que trabajarán en la regulación del tráfico en las zonas donde se acometerán las obras.Para ello, la dependencia invertirá $1.800 millones. Cardozo también dijo que para el 2011 se tiene estimado el ingreso de otros cien guardas de Tránsito que entrarán a reforzar el escuadrón.Por su parte, Juan Diego Flórez, secretario de Infraestructura y Valorización Municipal, informó que la dependencia adquirirá unas 25 cámaras que servirán para monitorear las intervenciones.“Lo que haremos es poner las cámaras en sitios estratégicos. Así tanto los funcionarios como la comunidad que esté interesada, podrán verificar el avance real de las obras y también si suceden accidentes o inconvenientes con el flujo vial, para informar a Tránsito”, explicó Flórez. El funcionario precisó que cada equipo tendrá un valor cercano a los US$1.500.Ante el anuncio, Mauricio Carvajal, experto en movilidad, cuestionó la inversión para el uso de esas cámaras.Dijo que éstas tiene un valor especial, pero únicamente cuando los planes de manejo de tráfico están articulados y hay un plan de monitoreo estructurado de manera juiciosa y con indicadores precisos.“¿Ya está definido qué es lo que se va a monitorear? porque esa es la única manera para tomar acciones que permitan mejorar e ir controlando lo que se planificó”, insistió Carvajal.También fue objeto de preocupación durante la reunión la capacidad técnica y humana (en cuanto a cantidad de personal) de la Secretaría de Tránsito Municipal para enfrentar el desafío de las megaobras. Arabella Rodríguez, coordinadora de Cali Cómo Vamos, indicó que este es justo el momento para que dicha dependencia se modernice y vaya más allá de los “computadores viejos”, que, como lo dijo el mismo Fabio Cardozo, componen su equipamento.Más cultura ciudadanaEl ciudadano jugará un papel determinante durante el periodo de construcción de las megaobras, por lo que se hace necesario no sólo que la gente tenga “paciencia”, como lo señaló el secretario de Infraestructura, sino que se refuercen los mecanismos de información para que el habitante de la ciudad sepa lo que debe hacer y cómo ayudar a que este sea un proceso mucho más llevadero. En ese sentido, los expertos en movilidad coincidieron en plantearle a la Administración local que los planes de manejo de tránsito no son suficientes sino se hace un trabajo intenso para que los caleños se enteren y entiendan cada uno de los cambios planteados. Diego F. Aguilar, subgerente técnico de la Cámara Colombiana de la Infraestructura capítulo Valle, añadió que “la información debe ir acompañada de pedagogía para que la gente que no usa el MÍO empiece a hacerlo y deje su vehículo en casa. Además, se debe hacer un control al ingreso de taxis y motos”.El Secretario de Tránsito respondió que sí se está haciendo control al ingreso de vehículos tipo taxi, pero que con las motos no se puede aplicar esta mecánica.Por su parte, Luis Eduardo Barrera, presidente de Metrocali, dijo que el Municipio empezará a estimular el uso compartido del vehículo particular.A su vez, María Grace Figueroa, directora de Planeación, comentó que aunque ya se hace, habrá que intensificar los programas de cultura ciudadana porque “hoy tenemos gente menos comprometida con la ciudad. Las personas son indisciplinadas, no quieren oír y cuando lo hacen es para aplicar las normas a su conveniencia”.La Alcaldía anunció que invertirá $624 millones en un plan masivo de comunicaciones, que empezará a ejecutarse de forma contundente un mes antes de que comiencen las obras.El ‘Pico y placa’ todo el día es inminenteLa decisión de aplicar la medida del ‘Pico y placa’ durante todo el día en la capital del Valle del Cauca es inminente.Así lo reveló el secretario de Tránsito, Fabio Cardozo, quien explicó que la medida regirá en el momento en que se desarrollen varios frentes de trabajo relacionados con las megaobras.“Será una política que construiremos en favor de las vías y la movilidad de los caleños”, comentó Cardozo.El funcionario explicó que el horario de restricción a la circulación en vehículo particular sería entre las 6:00 a.m. y las 8:00 p.m., de lunes a viernes.“Nosotros sabemos que este tipo de decisiones molestan e incomodan a muchos, pero será necesario para disminuir la oferta de carros circulando por vías más reducidas”, añadió el Secretario de Tránsito.Arabella Rodríguez, coordinadora del Programa Cali Cómo Vamos, planteó que la restricción de vehículos también puede hacerse por zonas.“El Centro, por ejemplo, será uno de los sectores más impactados por las obras. Únicamente pensemos en el hundimiento de la Avenida Colombia —será en la Carrera 1, entre calles 7 y 13—”, dijo.Al respecto, Juan Diego Flórez, secretario de Infraestructura y Valorización, manifestó que por zonas sería más difícil hacer el control por parte de las autoridades, por lo que se mostró de acuerdo con la medida del ‘Pico y placa’ todo el día.Otra medida que contempla la Secretaría de Tránsito es la prohibición del cargue y descargue de mercancía en el Centro durante el día. Estas actividades solamente se permitirían después de las 8:00 p.m. y también regiría en zonas aledañas a las plazas de mercado.Desde la Administración Municipal se estudiará la posibilidad de cambiar horarios en el ingreso a los colegios oficiales y manejar los horarios extendidos en las entidades públicas para evitar los altos flujos de personas en los horarios pico.Preocupación por el impacto en los sectores comercialesUna de las grandes preocupaciones que para los líderes gremiales está lejos de desaparecer es el impacto que tendrá el desarrollo de las obras en los sectores comerciales, los cuales, incluso podrían “quebrar” sino se establecen medidas concretas y efectivas de mitigación. La inquietud fue formulada por Rodrigo Salazar, presidente de la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Industrias, Acopi, quien recordó que durante la construcción de la troncal del MÍO en la Avenida Tercera Norte hubo un retraso de dos años y que aún no se sabe cuántos comerciantes debieron acabar con sus negocios por esta causa. “Cuando se hizo el MÍO no hubo planificación y un negocio pequeño no puede estar cerrado más de siete meses”, comentó Salazar.El líder gremial añadió que sectores como el barrio Granada pueden estar al borde de una crisis tras la intervención, porque se requieren zonas de parqueo que no han sido contempladas. Esto sin tener en cuenta que el Proyecto Granada, de renovación urbana, (que será financiado por la Gobernación), está pendiente de aprobación y podría arrancar junto con las megaobras. María G. Figueroa, directora (e) de Planeación, enfatizó que el Plan de Ordenamiento Territorial tiene diez años de vigencia y deja claro que no se pueden hacer parqueaderos en ese sector.Sin embargo, anunció que habrá una revisión extraordinaria del POT.“Las megaobras no son un acto de irresponsabilidad. Esta Administración hizo planes y estudios que sustentan la necesidad de hacerlas“, agregó.Por su parte, Rodrigo Salazar dijo que los pequeños comerciantes han atacado las megaobras porque “consideramos que sin una agenda seria, con el tiempo este proyecto puede convertir a Cali en un mausoleo del comercio”.Un momento clave para el MÍOEl ingreso de nuevas rutas del MÍO y la cancelación efectiva de otras del sistema colectivo tradicional son algunos de los retos de la Secretaría de Tránsito y de Metrocali de cara a hacer de la ciudad un escenario más fluido cuando las megaobras estén en plena ejecución.Por lo menos así lo plantearon los asistentes a la mesa redonda, quienes indicaron que justo este periodo será la gran prueba de fuego para el sistema.Elí Martínez, consultor de tránsito, dijo que para esta nueva etapa en movilidad de la ciudad será necesario fortalecer el MÍO, tanto en flota de buses, como rutas y con la culminación de sus troncales y estaciones de cabecera.José María Zambrano, asesor en temas de tránsito, agregó que también tendrá que realizarse un arduo trabajo de educación porque el Sistema de Transporte Masivo lleva más de un año funcionando y todavía hay personas que no conocen las rutas.Al respecto, Luis Eduardo Barrera, presidente de Metrocali, advirtió que todavía no es posible eliminar todas las rutas de buses del servicio colectivo tradicional porque el MÍO aún no llega a todos los rincones de la ciudad.Explicó que la implementación del masivo es paulatina y hay unos contratos que así lo determinan. “Tenemos la flota adicional para mejorar la reestructuración del tráfico, pero nunca vamos a igualar la frecuencia del transporte colectivo público. Hay empresas que envían una buseta cada minuto y eso lo que genera es la guerra del centavo”.Por su parte, Fabio Cardozo, secretario de Tránsito, dijo que aunque ya se declaró la operación regular del MÍO, que permite la eliminación de más rutas del servicio de transporte urbano, ésta medida solamente se puede aplicar hasta el 22 de octubre. Para esa fecha ya habrán transcurrido los 90 días calendario que permiten la eliminación de rutas.En pocas palabras "Vamos a tener un grupo operativo encargado de penalizar a quienes incumplan las normas de tránsito establecidas”.Fabio Cardozo, secretario de Tránsito. "Para que el plan de manejo vial funcione hay que tener una base de datos del origen y destino de viajes de los caleños".Mauricio Carvajal, experto en movilidad. "Los comerciantes siempre se van a ver afectados si no hay cumplimiento en los cronogramas de entrega de obras”.Rodrigo Salazar, presidente de Acopi.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad