Habrá sanciones por mal estado de buses del MÍO

Febrero 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Habrá sanciones por mal estado de buses del MÍO

Una falla eléctrica habría ocasionado que este bus alimentador del MÍO se incendiara en la parada frente a la Universidad Libre de Cali.

Con el giro de menos recursos, penalizarán a operadores del MÍO, a partir del mes de abril.

A partir de abril, los concesionarios del MÍO comenzarán a recibir sanciones si los vehículos que prestan el servicio presentan problemas técnicos.La penalidad, que se verá reflejada en desincentivos financieros (es decir, que recibirán menos dinero debido a los incumplimientos) hace parte de los acuerdo logrados en las modificaciones a los contratos que se firmaron de mutuo acuerdo entre los operadores del MÍO y Metrocali en diciembre del 2014.El anuncio se hizo desde Metrocali, tras lo ocurrido el pasado jueves, cuando un bus alimentador del MÍO (de la empresa Unimetro) se incendió en el barrio Santa Isabel , al suroeste de Cali, al parecer, por una falla mecánica.“Ya estamos haciendo la investigación con los proveedores del vehículo, para determinar qué fue lo que pasó. Se trata de un hecho aislado en el que se reaccionó de forma adecuada”, indicó Juanita Concha, directora de Operaciones de Metrocali.No obstante, manifestó que “la responsabilidad del mantenimiento de los buses es responsabilidad exclusiva de los operadores. Nosotros hacemos inspecciones para determinar si el vehículo cumple con los requisitos para operar”.Voceros de los concesionarios manifestaron que gracias a los más de $4200 millones que entregó recientemente el Municipio (que hacen parte de los $30.000 millones que se les destinará este año) mejoraron las labores de mantenimiento que se veían interrumpidas por problemas de flujo de caja.“Que ocurran hechos como el del jueves no significa que hagamos mal el mantenimiento, las partes eléctricas de los carros, por ejemplo, pueden fallar de un momento a otro, así sean nuevas. Esperamos que al finalizar el primer trimestre de este año, los vehículos estén perfectos”, dijo Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro Masivo, operador que tiene rodando los 278 buses que le corresponden.Por su parte, Sebastián Nieto, gerente de Unimetro, indicó que “el 100 % de los recursos se están invirtiendo específicamente en temas de mantenimiento. La flota no salía porque no teníamos plata para comprar repuestos u otras situaciones. Ya tenemos 115 buses en la calle, hace algunos meses eran 50, por lo que se nota que estamos recuperando el estado de los vehículos”.Actualmente, el masivo está operando con 710 buses, “lo que significa un aumento en la flota gracias a la llegada de recursos. Antes, estábamos funcionando con 670, promedio”, dijo Juanita Concha.Preocupan otros dañosAunque los operadores trabajan en el mejoramiento de los aspectos mecánicos de los buses del MÍO, algunos usuarios muestran preocupación e inconformidad con el funcionamiento de aires acondicionados, puertas y validadores, así como el recalentamiento de los buses, que los obliga a detener su recorrido.“Me he subido en buses en los que la gente no se puede sentar porque las sillas están mojadas por agua que cae del aire acondicionado, esto es sumamente molesto”, dice una usuaria del MÍO que vive en el sur de Cali.A través de redes sociales, usuarios de El País también presentaron sus quejas. “Una vez, el torno (validador) se trabó y me tocó pagar doble porque el conductor me obligó a pasar la tarjeta de nuevo”, dijo la usuaria de Twitter @La_Nata. “Desde el 2012, hemos contado por lo menos ocho incendios de buses. Se dice que son fallas eléctricas, pero tememos que sean problemas de falta de mantenimiento”, indicó Jhonny Molano, vocero de la Liga de Usuarios del MÍO.Al respecto, William Giraldo, representante legal suplente del operador ETM, dijo que “las quejas de los usuarios son legítimas, pero se está trabajando fuertemente en los planes de mantenimiento. Además, tenemos garantías de que estos carros son finos y vamos a optimizar la vida útil de los vehículos (de 12 años). Jairo Lopera, profesor de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad del Valle, explica que “por el tipo de funcionamiento de estos carros, las fallas pueden ocurrir por mantenimiento no realizado, imprevistos, como cortos circuitos o sobrecarga de sus sistemas. Estos buses sí son más seguros que los de antes (colectivos), pero no están exentos a problemas”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad