Habla el nuevo Secretario de Seguridad de Armitage

Habla el nuevo Secretario de Seguridad de Armitage

Mayo 02, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Elpais.com.co
secretario de Seguridad de Cali

Juan Pablo Paredes, especialista en administración de la seguridad y que ha trabajado con diferentes multinacionales, tiene como reto en la Secretaría de Seguridad combatir el atraco callejero.

Especial para El País

Con la mano sobre la biblia, Juan Pablo Paredes Campo asumió ayer como nuevo secretario de Seguridad y Justicia de Cali. Ante el Alcalde de Cali se comprometió a mejorar la seguridad en la ciudad.

El mandatario, Maurice Armitage, le dijo que su reto era continuar la tendencia a la baja en los homicidios y llevarlos hasta la tasa del promedio nacional. Además, mejorar la percepción de los caleños frente a los atracos callejeros y el robo de celulares.

El alcalde le aseguró que llega con una mayor inversión y un apoyo de 340 policías nuevos y un helicóptero con equipos especiales.

El nuevo secretario, por su parte, expresó que seguirá con el trabajo interdisciplinario y con la estrategia que se ha estado desarrollando, pero al mismo tiempo, revisará lo que se debe mejorar.

“La seguridad, como lo dijo el Vicepresidente, es una suma entre realidad y percepción. Esta secretaría va a despachar desde la calle, escuchando al ciudadano, abriendo canales de comunicación con él para mejorar esa percepción”.

El País dialogó con el nuevo secretario sobre su llegada al cargo y las estrategias que va a desarrollar.

Usted viene del sector privado, de trabajar en multinacionales y asume la Secretaría de Seguridad y Justicia en una de las ciudades más complejas en ese tema en el mundo. Uno se pregunta ¿cómo acepta este ‘chicharrón’?
Desde que empecé, hace 20 años a trabajar en seguridad, siempre dije que si algún día yo tuviera la oportunidad de tomar decisiones en el tema de la seguridad y aportar en ello, lo haría. Siempre fui un crítico constructivo y aunque viví fuera del país varios años, estuve pendiente de mi ciudad. Las cosas se alinearon y dije esta es la oportunidad de pasar de la crítica constructiva a la acción. Me siento afortunado porque tengo la oportunidad de tomar acciones. Por eso asumí este reto. Estoy dejando mi área de confort en el sector privado para apostarle este reto.

¿Cómo llegó al cargo, quién lo recomendó?
Yo no tengo ningún vínculo político con nadie. Vengo de manera independiente a mostrar mi compromiso con la ciudad. He sido una persona que ha estado en los últimos 20 años en el tema de riesgo y seguridad y me he ganado una reputación en este gremio como una persona técnicamente competente. Entonces, hay muchas personas del sector privado que me conocen, saben de mi trabajo, pienso que ellos propusieron mi nombre. Un día recibo una llamada con una oferta de empezar a discutir temas de seguridad.

He sido director de seguridad de varias compañías que operan aquí en Cali. He trabajado con las autoridades, conozco la Policía, el Ejército y la Fiscalía por mis funciones en esas empresas.

Pero una cosa es ser el jefe de seguridad de una empresa, así sea una multinacional, y otra ser el jefe de la seguridad de una ciudad con más de dos millones de habitantes y los problemas de crimen organizado que tiene Cali.

El reto es gigante y espero no ser inferior a él. Vengo de manejar la seguridad de una compañía de 80.000 empleados en 58 países. He estado enfrentado a situaciones de alta complejidad en seguridad, aunque admito que este es el reto más importante que he enfrentado en mi carrera. Y vengo a hacer parte de un equipo de trabajo que lo está haciendo bien.

El Alcalde le acaba de encomendar la tarea de bajar los homicidios hasta la media nacional. Sería pasar de una tasa por cada 100.000 habitantes de 54 a una de 25. ¿Cree que se pueda lograr?
Siendo optimistas quisiera eso. Pero hay que ser realistas hace 25 años teníamos una tasa de más de 130 homicidios por cada 100.000 habitantes. Entonces, el trabajo que se ha venido haciendo es titánico. Bajar un punto en la tasa es un logro. Y la hemos reducido a menos de la mitad, eso es una muestra que las cosas están funcionando.
Pero no quiero comprometerme con una cifra en este momento.

Pero lo que sí se espera es continuar la tendencia a la baja, ¿cuál es la estrategia que va a seguir?
Muchos de los homicidios están relacionados con el tema de pandillas, que ya no lo vamos a llamar así, pero tiene que ver con las fronteras invisibles en los barrios. Es un tema de inclusión social, de oportunidades y en la estrategia que se está desarrollando se ha visto reducciones en las comunas intervenidas. Eso se va a continuar.
Por supuesto tenemos que seguir con un trabajo de administración y otro policivo. Un trabajo interagencial fortalecido entre todas las policías judiciales con la desarticulación del crimen organizado.

En el primer análisis que ha alcanzado a hacer sobre los problemas de Cali, para usted ¿qué es lo que debe enfrentar?
Hay dos frentes. Veo la seguridad como un servicio público, como un producto que tiene que ser de calidad pero también es para mostrar. Eso tiene que ver con el tema de percepción. Hay cosas que mostrar, la ciudad va por buen camino en los delitos que afectan a la vida.

Vamos a revisar la estrategia de comunicación para que la gente sepa lo que está pasando. Y así llenar un vacío que puede haber, que se llena con temor, con incidentes, con lo que dicen las redes sociales. Vamos a explicarle con total transparencia al ciudadano lo que pasa.
La gente quiere que la escuche y enterarse por nosotros de lo qué está pasando.

Hay una tendencia de reducción de los homicidios desde 2015, pero la disminución nunca ha sido sostenida.

Cali no es ajena a la realidad del país, cuando sucede un hecho importante la ciudad lo ha reflejado. Venimos con un lastre que nos dejó la época del narcotráfico y grandes problemas sociales. Entonces, cuando se modifican las prioridades y se deja a un lado lo social o se relaja el fortalecimiento de las acciones contra el crimen organizado vemos esos picos de los homicidios que suben.

Uno de los esfuerzos que se va a hacer es que surja una política de seguridad, que se mantenga en el tiempo.

Hay un aumento en el hurto callejero, de celulares y de motocicletas.
En las últimas cifras logramos bajar el hurto a motos en un 4 %. Es leve pero es un cambio en la tendencia.

En los otros hurtos estamos trabajando con las autoridades. Vamos a revisar la estrategia. Uno de los grandes problemas que tenemos es que la credibilidad todavía está impactada, pero con esa relación que vamos a establecer con los caleños, estoy seguro de que vamos a lograr que nos ayuden a reducir esos delitos.

Es imposible tener un policía para cada persona. Cuando el alcalde dice coloquialmente que no dar papaya, se trata que la gente entienda que la seguridad es de todos. Tu eres la primera responsable de tu seguridad y el Estado está allí para apoyarte.

¿A qué cree usted que se deba el aumento del robo de celulares y atraco callejero?
Hay varias realidades, hay más celulares que habitantes en el mundo, eso genera, aparte del mercado legal otro ilegal paralelo. Mientras haya demanda, habrá oferta.

Hay otro tema, a más celulares en la calle más probabilidad de hurto. Además en este momento hay más denuncias porque se ha facilitado que la persona ponga más denuncias.

Aunque con esto no quiero decir que el robo de celulares no es un problema. Lo es y lo vamos a atacar.

Perfil

Estudios: Ingeniero Industrial de la Universidad Javeriana, especialista en administración de la seguridad de la Universidad Nueva Granada y de altos estudios de gestión de seguridad de la Universidad Georgetown, Washington D.C.

Experiencia profesional: Ha trabajado cargos en empresas multinacionales como ingeniero de campo, planeador de logística y desde hace quince años como jefe de seguridad.

Su trabajo
ha sido en Cisco Systems, Kraft Foods, Pfizer y Schlumberger.

Ha trabajado como líder de la función de seguridad y gestión de riesgo corporativoa operaciones en América, Europa, Medio Oriente y África. Su trayectoria lo ha llevado a radicarse en Estados Unidos, México, Indonesia, Venezuela y Curazao.

Actualmente, forma parte del comité técnico para el desarrollo del estándar “Seguridad y Resiliencia en las Organizaciones y su Cadena de Abastecimiento” de ASIS International.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad