Habitantes denuncian abandono de las zonas verdes en Cali

Marzo 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Habitantes denuncian abandono de las zonas verdes en Cali

Separador de la Carrera 39 entre la Autopista Suroriental y Calle 9A. La maleza le llega hasta las rodillas a quienes transitan por este punto del Sur de la ciudad.

El Caney, La Flora, Terrón Colorado, El Refugio y Vipasa, son algunos de los barrios donde el pasto supera el metro de altura y crea escenarios de inseguridad. Caleños solicitan mayor celeridad en las podas.

La primera fase del mantenimiento de zonas verdes de este año parece avanzar a paso lento. Eso es lo que reflejan los separadores viales y parques de varias comunas de la ciudad, donde las guadañas aún no se ven.Aunque el Dagma anunció la semana pasada que los frentes de trabajo aumentarían y empezaría el mantenimiento de las zonas verdes de la Comuna 17, en el sur de Cali, habitantes de barrios como El Caney y Valle del Lili siguen reclamando con urgencia las podas.Roberto Micolta, presidente de la JAC del barrio El Caney, señaló que “todos los años el Dagma se demora para hacer el mantenimiento de las zonas verdes de este barrio. Ya estamos en marzo y ni siquiera hemos visto que se aparezcan por aquí a podar los separadores viales”.El líder comunal dijo que “aquí también se le debe hacer mantenimiento a los árboles, porque hay muchos que están tan tupidos que cubren las luminarias de los andenes y los parques, lo que genera inseguridad”.Para Carlos Jaramillo, habitante del barrio El Refugio, “es imperdonable que en enero y febrero no haya podas en la ciudad, eso es como si cerraran un hospital porque apenas inicia el año. Esto se está volviendo una costumbre y no es justificable”.Por su parte, José Fernando Bueno, presidente de la JAC de La Flora III, dijo que esta semana radicará un oficio para que el Dagma inicie las podas en el sector. “No debería pasar que para el mantenimiento de las zonas verdes se tenga que oficiar a los funcionarios para que nos tengan en cuenta. Nosotros pagamos impuestos y servicios altos y el Dagma tendría que tener esto en cuenta y actuar rápido”, reclamó Bueno.Por otra parte, Luz Calderón, habitante del barrio Terrón Colorado, mostró preocupación porque “el pastizal en algunas partes del barrio es tan alto, que algunos jóvenes se meten allí y asustan a la gente. No sé si han robado a alguien, pero la falta de poda sí se presta para la inseguridad”.El País intentó obtener una respuesta del Dagma respecto al mantenimiento de zonas verdes, pero la autoridad ambiental no entregó declaraciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad