Habitantes del barrio Primero de Mayo en Cali piden justicia por sus mascotas

Agosto 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Habitantes del barrio Primero de Mayo en Cali piden justicia por sus mascotas

Al menos catorce mascotas han fallecido en el barrio Primero de Mayo.

Esto, a raíz de una visita que realizó el Centro de Zoonosis al parque donde las mascotas se intoxicaron, en busca de la sustancia venenosa. El informe de la entidad fue negativo.

Los residentes del barrio Primero de Mayo piden que haya “un mayor compromiso” por parte de las autoridades para resolver el enigma de quién envenenó a al menos once perros y tres gatos al menos once perros y tres gatos que fallecieron esta semana en el sector. Esto, a raíz de una visita que realizó el Centro de Zoonosis al parque donde las mascotas se intoxicaron, en busca de la sustancia venenosa. El informe de la entidad fue negativo. “Es negativo, porque las autoridades vienen cuando ya no hay nada. No encontraron rastros de venenoporque el pasado martes la gente del barrio hizo una brigada de limpieza, para evitar que más mascotas murieran e incluso, que algún niño pudiera intoxicarse”, señaló Carlos Pantoja, veterinario y dueño de uno de los perros fallecidos. En dicha brigada, los residentes encontraron restos de carne, salchichas y pan, con una sustancia tóxica. De acuerdo con el diagnóstico del veterinario, se trataría de estrictina, una sustancia utilizada para controlar plagas como las ratas.La visita fue solicitada por la Personería de Cali, mediante oficio radicado el 28 de agosto, y pedía que el parque fuera “visitado e inspeccionado con el ánimo de garantizar un espacio seguro y saludable para la comunidad del sector, que permanece alerta después de la muerte de varias mascotas en extrañas circunstancias”.En un comunicado, el ente de control señaló que “es preponderante que se tomen las medidas que sean necesarias para atender la situación y descartar posibles riesgos en la salud de quienes frecuentan el parque, principalmente niños, niñas y adolescentes, además de las mascotas, para que los residentes del sector gocen plenamente de un espacio seguro y saludable”.“Lo que pretendemos es que la alerta generada por las muertes de los caninos no se vea reflejada en la disminución de la asistencia de la comunidad a estos parques que son de sano esparcimiento. Con esta acción propendemos a que se aclare qué fue lo que sucedió con las mascotas y vuelva la tranquilidad a los habitantes del sector”, dijo Ana Ruth Toro, Personera Delegada en la comuna 17 de Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad