Habitantes de barrios del Sur, Norte y Oriente, piden poda de zonas verdes

Habitantes de barrios del Sur, Norte y Oriente, piden poda de zonas verdes

Marzo 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Habitantes de barrios del Sur, Norte y Oriente, piden poda de zonas verdes

Los caleños afirman que los pastizales afectan la salubridad porque facilitan la proliferación de roedores e insectos.

Separadores viales, parques y zonas verdes de algunos barrios tienen líos de inseguridad y salubridad por pasto muy crecido. También hay árboles frondosos.

Un año se demoraron en podar las zonas verdes, separadores y parques de barrios como El Caney. Sitios que  lejos de ser de esparcimiento, se convirtieron en foco de insectos, roedores, basuras y viciosos.

La aseveración la hace Augusto García, un ciudadano que denuncia que las hojas secas de las palmas que no han podado sirven de refugio a ratas y ratones que merodean por el sector.

“Por mi casa ya pasaron podando esta semana, pero nos preocupa es la frecuencia de la poda, porque se demoraron un año y por eso el parque se llenó de viciosos, ladrones y basureros porque la gente comienza a botar la basura cuando ve enmontado”, se quejó el vecino de El Caney.

Sin embargo, dice que ahora falta la poda de los árboles para que la luz del alumbrado público penetre y no quede tan oscuro. Este ciudadano dijo que  en todo El Caney hacia el Sur, podaron las vías principales, pero que las vías internas residenciales no. “Esas son las peligrosas porque por ahí transita la gente que se baja del MÍO, los estudiantes, todos. Igual pasa con los parques internos del barrio, no tienen mantenimiento”, advirtió.

Armando Bonilla, vecino del  parque que separa Multicentro de Unicentro, comentó que su   estado de conservación  “es pésimo: el poco pasto que tiene se mantiene largo y mal cuidado, tiene muy mala iluminación y se ha perdido todo su amoblamiento. ¡Qué tristeza! Pero el impuesto predial de estos apartamentos sí  sube cada año”.

Al otro extremo de la ciudad, Tom Forbes, presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio Prados del Norte, se refirió al Parque de las Raíces, situado frente a la Iglesia María Madre de la Iglesia. “Desde antes de diciembre no cortan  y el pasto está bastante alto; además de que se ve feo, uno no se puede sentar ahí por la tarde porque está lleno de  zancudos, mosquitos y otros animales”, dijo.

Si por el Sur y el Norte abunda la maleza, en el Oriente prolifera. José Fernando Londoño  Roldán, presidente de la JAC del barrio Maracaibo, se mostró inconforme con los contratos que para esta tarea hace el  Dagma. “Hace varios días que no podan y eso nos trae mucha inseguridad. Nos reunimos con la Policía y vimos que la cámara de seguridad está cubierta por las ramas de los árboles muy frondosos”, explicó.   El líder comunal criticó que “el Dagma contrata unas fundaciones  que no están preparadas para podar árboles de gran altura. Ellos mandan  unos muchachos que se amarran de unos lazos y hacen lo que pueden, cortan donde alcanzan, pero no logran llegar a la copa de árboles con  más de 6 u  8 metros de altura”.

Londoño Roldán se refirió  al separador vial de la Calle 27 entre Carreras 39 y 40 B y su prolongación hasta el cruce con la Autopista Simón Bolívar (Puerto Rellena), vía de un sector muy comercial.

“Esos contratos con esas fundaciones son onerosos, pero no se justifica por una poda muy superficial que hacen y deja mucho qué desear. Y uno tiene que aceptar eso porque nunca buscan a un representante de la comunidad ni hay a quién decirle nada ni protestar”, se quejó.

José Arlés Ortiz, presidente de la JAC de Mojica II, dijo que los parques,  zonas verdes y el humedal de la zona son “un completo desastre porque nos tienen muy abandonados”.

“Desde octubre no podan en el parque de la Carrera 28D4, entre  calles 85 y 86 el monte tiene un metro de alto. Y la Troncal de Oriente, por la Calle 96 y en La Colonia Nariñense, es aterrador. La gente está tapando el rastrojo con escombros, pero así nos está perjudicando más”.

Responde el Dagma

A estas y otras inquietudes, la ingeniera Ana Carolina Castro, líder del grupo de arborización de zonas verdes del Departamento  Administrativo de  Gestión del Medio Ambiente, Dagma, respondió que ya el 20 abril se concreta  la licitación para definir los contratatistas que se encargarán de las podas hasta el mes de junio.

A la par,  la entidad trabaja en la entrega de sectorización de las podas y mantenimiento de zonas verdes y parques a los operadores de aseo de la ciudad, tal como lo estipula la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico, CRA. Esta normatividad no se aplicaba   porque  aún no estaba terminado el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos, PGRS, de acuerdo con el decreto 1077 de 2015 emitido por el Ministerio de Vivienda.

“Hemos hecho varias reuniones con los operadores de aseo y se está haciendo un inventario de zonas verdes y de árboles para entregarles y ellos están interesados en iniciar este proceso, que les corresponde por ley. La idea es que los operadores inicien el mantenimiento de zonas verdes y árboles en junio, cuando estén terminando los de la licitación”, dijo la funcionaria.

Mientras tanto, el Dagma sigue atendiendo las podas  donde la comunidad lo  reporta, con su propia cuadrilla de 18 personas. Así se han podado 3 millones 400 metros cuadrados  sobre vías principales,  de los 13 millones de metros cuadrados que son de  la ciudad, dándole prioridad  a las zonas donde los contratistas no alcanzaron a podar en diciembre pasado y que sumaba 1.300.000 mts2.

“Hemos atendido las comunas 2, 17, 21 y 14 y así hemos ido evacuando lo que estaba pendiente. Y ya preparamos otro cronograma (ver anexo) para continuar en las zonas más impactadas y donde la ciudadanía nos reclama atención”, dijo la funcionaria y añadió que se  trabajó durante toda la Semana Santa.

A las reclamaciones por contratistas sin equipos adecuados, aclaró que siempre se ha exigido como requisito a los proponentes de la licitación poseer el carro canasta para podar los árboles de mayor altura.

El contrato para la licitación que está en proceso es de  $1300 millones para atender  los 13 millones de metros cuadrados de zonas verdes de  la ciudad.

Las que siguen

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad