Grietas y derrumbes también amenazan a los habitantes de la ladera de Cali

Mayo 23, 2017 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País 
derrumbe

Recientemente en Alto Aguacatal, habitantes de la zona denunciaron la aparición de una grieta de 60 metros en una montaña. Las autoridades visitaron la zona y reubicaron seis familias.

Archivo El País

A orillas del río Cauca no solo se vive la zozobra cada que llueve. En la zona rural de Cali y la ladera ya se comienzan a registrar denuncias de la comunidad por la aparición de grietas y movimientos de tierra, causando temor.

Entre los puntos de la zona rural de Cali donde se presentan estas situaciones se encuentran: Los Andes (sectores: Sindiunión, La Carolina y Atenas), corregimiento La Castilla (después de la granja Los Limones), vía a Pichindé (sector de El Faro), Villacarmelo (sector La Candelaria), La Buitrera (sector camino del minero), Pance (sector San Francisco).

La zona más crítica, según líderes de la zona rural, es el corregimiento Los Andes. “Allí hay un hundimiento que podría afectar seis viviendas y la cancha. En el mismo Andes, hay un deslizamiento en la vía principal, es una masa de tierra grande. También en ese corregimiento hay un muro que amenaza con caer sobre 10 viviendas”, informó Rigoberto Lazo, profesional del CALI Rural.

Asimismo, en La Leonera, notificaron sobre la presencia de una grieta de al menos 100 metros. “Es como un rayo que cuartea el suelo y se va largo. A eso hay que ponerle cuidado porque se pueden presentar emergencias. Hasta el sector llegaron funcionarios de la Alcaldía, dieron algunas recomendaciones pero uno no siente que se den soluciones de fondo”, aseveró un vecino de la zona.

“Hay unas grietas que son producto de fallas geológicas pero otras por mal manejo de aguas, de procesos erosivos que no se han corregido. Esto está afectando vías y sectores habitados”, manifestó David Navarrete, miembro del Consejo Municipal de Desarrollo Rural.

Agregó que ante esta situación falta más compromiso de Parques Nacionales, “que está trabando las soluciones y está impidiendo que el Municipio pueda intervenir adecuadamente en el tema de reparación y mantenimiento de estas infraestructuras. Están obligando que hagan un trámite ante la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales). En este caso la autoridad ambiental solo está interviniendo de manera coercitiva y no propositiva”.

Según Navarrete, esta situación está poniendo en riesgo vidas humanas. “Hay un puente en mal estado en Quebrada Honda (corregimiento de Los Andes) que no ha podido ser restaurado porque está en Parques Nacionales, fue construido por el mismo Municipio. Esta situación la vamos a llevar a una audiencia pública al Senado de la República, ya fue aprobada”.

Juan Iván Sánchez, director Territorial Pacífico de Parques Nacionales, explicó que la zona rural de Cali tiene dos connotaciones que restringen muchas cosas, “la primera que hay un parque nacional natural y la segunda que hay una reserva forestal. son dos figuras de protección estrictas con un marco constitucional que las protege. Por eso cualquier obra requiere el trámite de una licencia ambiental y eso no los damos nosotros sino la ANLA. Cuando pasa eso, ellos (La ANLA) piden un concepto a Parques Nacionales, pero el que adelanta el trámite de licencia tiene que ser el Municipio de Cali”, manifestó.

Sánchez reitera que no es un trámite que imponga Parques Nacionales. “Muchos de esas obras requieren licencias ambientales que tiene que gestionar el Municipio, así como lo ha hecho en el pasado”.

Visitas a la zona

Óscar Orejuela, subsecretario para el Conocimiento y la Reducción del Riesgo, informó que esta semana tienen programado visitar entre 10 y 15 sectores donde habrían problemas, según la comunidad.

“Son situaciones en las que la gente ha visto condiciones irregulares en el terreno. En La Leonera ya fuimos y es un problema de manejo de agua, estamos realizando el informe”.

Se mantiene la alerta roja

Pese a que el fin de semana los niveles del río Cauca disminuyeron, ayer se registró un nuevo incremento. Ante las fluctuaciones, los organismos de socorro no levantaron la alerta roja.

“Si bien el caudal del río ha descendido, en igual sentido recuperó los 100 metros cúbicos que había bajado”, dijo Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo.

De otro lado, en Buga, se rompió un dique del río Cauca dejando trece familias afectadas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad