Gracias a sus investigaciones con patos, esta caleña estudiará en Estados Unidos

Agosto 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Alejandro Ramírez | Integrante del Semillero El País-UAO.
Gracias a sus investigaciones con patos, esta caleña estudiará en Estados Unidos

Ghislaine Cárdenas siempre quiere estar rodeada de verde y vida, ese es su entorno natural.

Ghislaine Cárdenas, bióloga egresada de la Universidad del Valle, ya estudia su doctorado en Estados Unidos, con la beca Fulbright y Colciencias.

Gracias a los patos, la bióloga Ghislaine Cárdenas ya se encuentra  estudiando su doctorado en  Estados Unidos. Y no son cualquier  pato, son  ‘Anas cyanoptera tropicus’, una subespecie de estos palmípedos  endémica en Colombia, pero que está  amenazada de extinción.

 Justo el hecho de que esté a punto de desaparecer, pero que se encuentre en el territorio del Valle del Cauca, llamaron la atención de esta profesional para convertir a  ‘Anas cyanoptera tropicus’ en  el tema de su  tesis de grado.  

Después de concursar en 2015 por una de las 58 becas que la Organización Internacional Fulbright entrega para Colombia,  con el apoyo de Colciencias,  Ghislaine logró ganar una de ellas para realizar su doctorado en Biología Evolutiva en la Universidad de Wake Forest, en  Carolina del Norte.

 Para lograr este mérito calificó, además de su sobresaliente tesis  sobre el pato colorado, como se le conoce en el medio común, su nivel de inglés y su excelente promedio  académico.

A sus 29 años de edad, Cárdenas ya tiene un título en Biología de la Universidad del Valle y una Maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad de los Andes, en Bogotá. Es que siempre le ha apasionado el estudio de la diversidad, el comportamiento y la evolución de las aves.

Desde niña a esta caleña la cautivaba la genética y el estudio de los genes. Ahora, gracias a su pregrado en biología le llama la atención la investigación y el cuidado del medio ambiente. “La protección de la biodiversidad es fundamental dentro de cualquier sociedad”, comenta Ghislaine.

La joven encontró también su inspiración para la defensa y preservación de los ecosistemas y los animales,  en Jane Goodall, debido a las investigaciones que esta científica londinense ha realizado sobre las poblaciones de chimpancés alrededor del mundo, lo que ha permitido que los humanos conozcan y comprendan mejor el comportamiento de estos animales.

 Desde marzo de 2015, ella colabora en el área de investigación del Instituto Humboldt en Cali,  grupo que coordina y promueve las investigaciones que ayuden al conocimiento y conservación de los ecosistemas como un factor de desarrollo y bienestar dentro de la población colombiana.

El pato colorado o  ‘Anas cyanoptera tropicus’  es una subespecie migrante, lo que lo hace difícil de observar y de asignarle un área específica de habitat. Solo  se le encuentra  en zonas que van hasta 1000 msn, como en las tierras bajas, por ejemplo,  los valles del río Magdalena y del río Cauca, habitando pantanos, lagos de agua dulce, arroyos de corriente lenta, humedales de agua dulce o salobre y ciénagas.

Se caracteriza por tener un tamaño pequeño entre 38-43 cm, su alimentación se basa principalmente en  semillas y vegetación acuática, insectos acuáticos semiterrestres (caracoles). Una hembra en época de apareamiento puede colocar de 4 a 16 huevos. Toda esta caracterización molecular y morfológica fue lo que hizo Ghislaine y que le mereció su beca para ser Ph. D. 

A través de este estudio se pudo analizar, identificar y censar a las aves que pertenecen a esta subespecie y así encontrar las características más sobresalientes y que tiene varias poblaciones que se distribuyen por todo el continente, especialmente en Norte América, Perú y Ecuador.

Gracias a la ubicación geográfica de Cali y al hecho de que posee sectores diversos como zonas verdes en su área urbana, bosques y zonas húmedas,  la Sultana del Valle tiene  lugares ideales para su hábitat, cuidado y preservación de ésta y más de 300 especies diferentes de aves. Razón por la cual es  el epicentro de la Feria Internacional de Aves, que ya lleva su segunda edición.

A finales del mes de julio, Ghislaine viajó a Carolina del Norte, en Estados Unidos y vivirá allá por cinco años hasta terminar su Doctorado en Biología Evolutiva en la Universidad de Wake Forest.

Al regresar, ella piensa crear un grupo de investigación dentro de la ciudad para seguir aprendiendo más acerca del comportamiento, evolución y preservación de las sociedades de aves. “Tú no vas a proteger algo que no conoces, por eso es importante crear conciencia sobre la diversidad de los recursos de Colombia, para que la sociedad ayude a cuidarla”, explica Ghislaine.

La recomendación que esta amante de la naturaleza hace a todos los caleños para conservar la riqueza en biodiversidad que hay en Cali y en Colombia, son reciclar, reusar y reducir el consumo de materiales que puedan causar un impacto negativo sobre el medio ambiente para así garantizar el bienestar de todos. Incluidos los patos que la llevaron a estudiar becada su doctorado en Estados Unidos.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad