Giponti, el músico que venció tres veces a la muerte

Noviembre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Karen Daniela Ferrin / Reportera de Vivir Limonar
Giponti, el músico que venció tres veces a la muerte

En su nuevo trabajo discográfico, Giponti incluirá un dueto con una de sus estudiantes, Lina, quien, según él, es una promesa de la música.

Cantante, compositor, conferencista y profesor, Andrés Felipe Aponte, más conocido como Giponti, es un luchador que superó una afección en su corazón para dedicarse al arte.

El cuarto de hospital lucía como una máquina para viajar al espacio o quizá para trasladarse al futuro. Estaba atestada de aparatos que no hacían otra cosa que producir colores fluorescentes y pitar, como si se tratara de un episodio de los Supersónicos.En una de las esquinas se recuperaba Andrés Felipe Aponte, un joven que desde pequeño se había sumergido en el profundo mar de las notas musicales, del que ahora estaba a punto de ser arrojado por cuenta de un soplo en el corazón.La tercera tenía que ser la vencida, pero esta máxima palidecía junto al muchacho, que seguía intentando deshacerse de esa afección cardiaca.En los dos primeros intentos la muerte lo había desafiado y dejado vulnerable en el ‘ring’ de la medicina: el primer doctor falleció en Cali, y, años más tarde, el segundo perdió la vida en un accidente en Miami. Los padres de Andrés tomaron eso como un presagio y decidieron no insistir. El joven continuó su vida, como todos los demás.Para entonces ya tenía un piano y se había aprendido la primera estrofa de ‘For Elise’, de Ludwig van Beethoven, entre otras canciones. Su aspecto era delgado, muy delgado y bastante pálido, pero cantaba, componía, producía y así se fue haciendo hombre. Su vida parecía normal. Sin embargo, sabía que tendría que volver a intentarlo, volver a una sala de operaciones.Cuando así lo hizo, Andrés tuvo que iniciar otra batalla y esta vez el de la guadaña no le daba tregua. Tras la cirugía a corazón abierto, “que duró siete horas y fue practicada por cuatro doctores”, un líquido invadía el órgano de la vida del muchacho y solo habían dos opciones: “esperar que el corazón drenara o intervenir, operación que me daba menos del 0,10% de probabilidades de vida”, recuerda el músico.“Estuve en casa unos días y, gracias a los cuidados de mi madre y a sus oraciones, me recuperé”, recuerda quien estuvo un año alejado de los escenarios. Él, que desde los 7 años de edad supo lo que era sentir a plenitud la magia que se esconde detrás de una escala musical y un pentagrama, retomó los viajes que tanto le gustaba hacer y se dedicó a conocer personas, a enamorarse y a escribirle, precisamente, al amor.Podría decirse que en la radio local se le escucha más que a Marc Anthony y al mismo Gilberto Santarrosa, pero el público no sabe de quién se trata. Él, que por honor a su padre Gilberto Aponti, se hace llamar Giponti, es el autor, productor e intérprete de los jingles de la Red Sonora, el programa Tardes del Sol y la Fundación Centro de Estudios Profesionales, Ceced, entre otros. “Se los aseguro, me escuchan todo el día”.Así mismo, en Youtube y en el portal www.reverbnation.com/giponti se puede escuchar la versión que hizo de ‘Hay algo en ti’, de Marcos Llunas, así como sus temas ‘Te necesito’, ‘No permitamos’ y ‘Llegaste tu’.Actualmente está viviendo un proceso de exploración musical. Su nuevo trabajo discográfico incluye una salsa compuesta por Pedro Azael, autor de canciones como ‘Por ejemplo’, ‘Mi libertad’, ‘Cómo te hago entender’ y ‘Sin querer queriendo’.Giponti se encontró con el artista panameño una tarde, por casualidades de la vida, en el aeropuerto internacional de Panamá. El caleño, con guitarra en mano se puso a cantar y Pedro se detuvo a escucharlo. Sin saber de quién se trabata, mucho menos sospechar que su vida estaba a punto de dar un giro que lo llevarían a incursionar en la salsa, Giponti intercambió datos de contacto con Azael y meses depués, inició el proceso de grabación de un tema que en cuestión de semanas saldrá a la luz pública. “Él me propuso hacerlo, y cuando escuchó la canción en mi voz, solo dijo que le había encantado”, un triunfo más de un ‘luchador’ que también le canta al cáncer.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad