Gerente de Ferrocarriles, en lío por vender bienes de la empresa

Junio 19, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El país 
Ferrocarriles

Esta fotografía, suministrada por Sintrafdp, muestra el momento en que la locomotora vendida es llevada desde el Valle del Cauca hasta la ciudad de Bogotá. Al parecer, el comprador sería el Tren Turístico de la Sabana.

Especial para El País

Por presuntamente vender una locomotora, un simulador de conducción de trenes y un buldócer; así como cuatro camionetas y 16 llantas de locomotora, la Superintendencia de Puertos y Transporte denunció ante la Fiscalía General de la Nación al gerente de Ferrocarriles del Pacífico, FDP, Gustavo Adolfo Giraldo Chavarría.

La acción del ente de control se da tras un informe de la interventoría del contrato ‘Consorcio Trenes del Pacífico’ y de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, que alertaron que FDP habría vendido estos bienes sin la debida autorización de la Supertransporte, entidad que tiene a la empresa concesionaria bajo la figura de sometimiento a control desde el pasado primero de junio de 2016.

Al parecer, algunos de estos activos de Ferrocarriles del Pacífico habrían sido vendidos a otro operador férreo.

Con la denuncia se busca que el implicado sea investigado por el presunto delito de alzamiento de bienes, con lo cual se exponen a prisión de 1 a 3 años y una multa de 10 a 200 salarios mínimos mensuales vigentes, es decir, entre $7 millones y $147 millones.

“La investigación de la Fiscalía deberá determinar si efectivamente se vendieron una locomotora, un buldócer, un simulador de conducción de locomotora donde se capacitaban los conductores, también algunas partes de maquinaria, repuestos y varias cosas más… estamos cuantificando cuál sería el valor de esos bienes, y en cuánto se vendieron. ¡No estamos hablando de tres pesos, sino de millones de dólares!”, manifestó Javier Jaramillo Ramírez, superintendente de Puertos y Transporte.

El diario El País también conoció que Gustavo Adolfo Giraldo Chavarría fue multado con $51 millones por no presentar a satisfacción el Plan de Recuperación y Mejoramiento ordenado por la Supertransporte desde que FDP fue sometida a control, luego de determinar que se encontraba en causal de disolución.

“Nuestro trabajo de supervisión nos lleva a exigirle a FDP un Plan de Recuperación y Mejoramiento bien estructurado y viable, que le permita cumplir con las obligaciones adquiridas con el Estado para la ejecución del contrato de concesión”, advirtió Jaramillo tras precisar que los dineros para el pago de dicha multa no deben salir de los recursos de la empresa.

 La Supertransporte también ordenó a la empresa presentar, nuevamente, el Plan de Recuperación y Mejoramiento, con el fin de realizar un acompañamiento oportuno y evitar que se continúe afectando la prestación del servicio. 

Si Gustavo Adolfo Giraldo Chavarría no entrega dicho Plan, la Supertransporte advirtió que se verá en la obligación de imponerle multas diarias hasta que cumpla la orden.

Además, la entidad de control está investigando un nuevo presunto incumplimiento por parte de FDP en cuanto a la suspensión en la prestación del servicio en la línea férrea desde abril de 2017.

Hay que recordar que en julio del año pasado, la Supertransporte ya había sancionado a FDP con una multa de $275 millones tras hallarla responsable de la suspensión o alteración parcial del servicio, al cesar de forma unilateral las operaciones.

A las denuncia instaurada por Supertransporte se le suma las del Sindicato de trabajadores de FDP, quienes sostienen que algunos de los rieles de la red férrea también estarían siendo comercializados.

“Habían unos rieles en mal estado en Yumbo que se cambiaron en el proyecto de renovación. Cuando el señor Gustavo Giraldo llega, los recoge, pero eran rieles que pertenecen al Estado, ¿qué pasó entonces?, vendió los rieles gastados, nosotros tenemos fotos de las tractomulas en Yumbo (ver foto) que los sacaron”, dijo Héctor Barándica, presidente de Sintrafdp.

El líder sindical complementó que esos rieles finalmente terminaron en la ‘esquina del remate’ en Cali, entre las calles 16 y 13. “Queremos mostrar nuestra preocupación por la empresa porque desde hace dos meses no nos cancelan los sueldos a los cien empleados. La situación se complica y es importante que la ANI, que es la entidad que otorgó la concesión, se pronuncie sobre esta situación por que los más afectados somos los trabajadores”, concluyó.

“Es un malentendido”

Ante los señalamientos de la Supertransporte y el Sindicato, el gerente de FDP, Gustavo Adolfo Giraldo Chavarría, manifestó que todas estas acusaciones obedecen a un malentendido.

“Existen unos bienes que son propiedad de la Nación que se llaman bienes revertibles, esos fueron entregados en concesión. Hay otros bienes que el concesionario o los socios del mismo adquirieron para ayudar en la operación, pero no son revertibles, son propiedad de los socios y los accionistas de la concesión, eso no es propiedad de la Nación”, aclaró Giraldo.

Agregó que el día en que termine la concesión se sentará con los funcionarios de la ANI y de la Supertransporte para hacer verificación de los bienes que son revertibles y devolverlos a la Nación.
“Si al concesionario le falta un bien, entonces se puede tomar uno de los propios bienes -adquiridos por lo socios- y compensarle a la Nación con ellos”, aseveró.

“Los bienes que menciona la Supertransporte son propiedad de los socios de la concesión, pero no hacen parte de los bienes revertibles”, reiteró Giraldo, quien agregó que en FDP hay 18 locomotoras funcionando, pero cerca de 7 u 8 pertenecen a la Nación y el resto a la compañía.

Cuando se le enumera a Giraldo los bienes que dice la Supertransporte fueron presuntamente vendidos refuta que “eso no es cierto. El simulador es propiedad de Impala (uno de los socios) y ellos lo tienen guardado (…); las camionetas no estaban dentro de la concesión, eso no es cierto. Igual el buldócer”, declaró.

Reiteró que existe una lista de bienes revertibles que es obligación devolverlos a la Nación el día que se acabe el contrato, “y los otros bienes son de mi propiedad, de los socios y de la compañía y pueden disponer de ellos como quieran, existen muchas cosas que no son propiedad de la concesión”.

Frente a la denuncia de la venta de rieles explicó que en los últimos dos años se remplazaron varios que estaban en mal estado. “Entonces el contrato de concesión estipula que cuando se cambian rieles viejos por nuevos, se pueden disponer de los rieles fuera de servicio. Cada tiempo recogemos la chatarra del desgaste de la operación y se vende. Existen las actas de reemplazo de esos rieles”, dijo.

En relación con la sanción que le impuso la Supertransporte de $51 millones por no presentar el plan de mejoramiento aseveró que ese plan lo enviaron y lo devolvieron con observaciones, “entonces lo estamos modificando para volvérselo a presentar”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad