Fuente de los Niños lleva tres meses en el olvido

Febrero 21, 2017 - 12:26 a.m. Por:
Redacción de El País

[[nid:614471;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2017/01/fuenteninos.jpg;full;{A pesar de las constantes denuncias sobre el mal estado de la Fuente de los Niños, en el norte de Cali, las autoridades no han iniciado su recuperación. Alcaldía anunció que en los próximos días iniciarán los trabajos de reestructuración. Reportería: Valentina Echeverry - Cámara: Oswaldo Paez - Edición: Álvaro Pío Fernández}]]

Tres meses han pasado desde la denuncia que hicieron los caleños por la destrucción del Monumento de la Infancia, ubicado en la Fuente de los Niños, más conocida  como ‘Parque de Las Tortugas’. Hasta el momento, este lugar emblemático sigue en el abandono. Lea también: "Autoridades no hicieron nada para evitar destrucción de escultura en la Avenida Sexta"

“Llevo dos años viviendo aquí y desde hace un año aproximadamente he venido notando cambios en el parque. Ahora todo el tiempo ves personas consumiendo drogas y habitantes de la calle que vienen a hacer sus necesidades”, dice Jefferson Hernández, residente del lugar. 

 Por su parte,  la habitante Helena López agrega que “la Policía solo viene cuando nosotros los ciudadanos lo solicitamos. Se acercan, requisan a las personas  y se van”.

“Va de mal en peor”, dicen los residentes cuando se refieren a la Fuente de los Niños. 

Para los comerciantes, ya no se le puede llamar  ‘Parque de Las Tortugas’ al Monumento, como siempre se le ha conocido, porque según ellos “ya ni las  tortugas quedan”.

“La fuente funcionaba antes con agua y se veía muy linda. Luego la quitaron por el racionamiento y desde ahí empezó el deterioro. El lugar lo descuidaron y empezaron a llegar indigentes a bañarse, dormir e inclusive a defecar. El olor es horrible”.

Los moradores del sector denuncian que desde octubre del año pasado vándalos empezaron noche por noche a darle martillo a la escultura hasta que se robaron todo el hierro.

Otra queja que se presentó fue la de un comerciante,  quien le comentó a El País que “hasta las vendedoras ambulantes traían a sus hijos a bañar a la fuente, como si esto fuera un club público”. 

La queja más común entre los caleños que transitan por el sitio es que la falta de atención  por parte de las autoridades afecta al turismo en la ciudad, pues este lugar se consideraba como uno de los más llamativos, en donde los visitantes podían sentarse un rato y disfrutar del clima.

Luis Antonio Cuéllar, presidente de la Academia de Historia del Valle, dice que “apoyaría cualquier memorando que los vecinos del lugar hicieran. La Academia lo avalaría con el mayor de los gustos”.

 Además le pidió a la juventud vallecaucana que tome conciencia de lo que está pasando y se convierta en vigilante permanente de su ciudad y de sus monumentos históricos: “Es una obligación moral hacer respetar a los monumentos que adordan a Cali”.¿Qué dicen las autoridades?

[[nid:614477;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2017/01/ninosfuente_0.jpg;full;{Desde octubre del año pasado los vecinos del sector denunciaron el mal estado del monumento el cual fue destruido por habitantes de la Calle. Comunidad continúa a la espera de su reparación. Fotos: Oswaldo Paéz y Giancarlo Manzano | El País}]]

Aunque finalizando octubre, María de las Mercedes Romero Agudelo, directora de Planeación Municipal, indicó que ya estaba en trámite la contratación para restaurar la obra, hasta hoy esta no ha sido reconstruída. 

Al respecto, la funcionaria indicó que "esta semana la aseguradora debe reconocer la indemnización. Se obtuvieron tres cotizaciones y con eso se dio trámite a la reclamación. Una vez reconocido ese pago, se empiezan las obras de reconstrucción en febrero".

Hoy, la Secretaría de Cultura está a cargo del proceso que se siga con este bien público. Sin embargo,  El País se comunicó con la jefe de esa dependencia, Luz Adriana Betancurt, quien  dijo que la reconstrucción de la obra estaba en trámite pero no entregó más detalles.¿Qué debe de saber? Los vecinos de esta zona emblemática de la ciudad dicen que desde octubre del año pasado llamaron de manera insistente a la Policía para alertar sobre los ataques que le estaban realizado al Monumento de la Infancia, escultura que adornaba hace 20 años a Cali. Varios residentes intentaron guardar algunas tortugas que se estaban deteriorando para entregárselas a las personas que iban a restaurar el lugar pero, hasta hoy, según ellos, no se han hecho presentes. El Monumento de la Infancia se construyó en 1996 en honor al día de los niños  el 31 de octubre. Se les realizó un homenaje construyendo una escultura  que constaba de un niño, una sombrilla y algunas tortugas.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad