Cali fue sede del primer clasificatorio de Disc Dog

Cali fue sede del primer clasificatorio de Disc Dog

Junio 19, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Por Harold Cortés, integrante del semillero de periodismo UAO - El País
Disc Dog

El Disc Dog es un deporte de alto rendimiento canino en donde se utiliza uno o varios frisbees para realizar diferentes ejercicios. El objetivo es lograr una coordinación perfecta entre amo y perro. La disciplina, de a poco, abre su camino en Colombia.

Bernadro Peña / El País

las afueras de Jamundí, entre árboles y senderos otoñales, hay un paraíso canino. Al ingresar, un campo verde se agita entre palmas, gritos y ladridos. Todo ocurrió el 10 y 11 de junio pasados, en el Club Lago Grande, ubicado en el corregimiento de Potrerito, en donde entrenadores, perros y amantes de caninos se dieron cita para disfrutar de un espectáculo dividido en tres categorías: Classic, DiscDogathon y Distancia Extrema.

De súper perros a artistas caninos

Son las 10:00 a.m. y al ingresar al Club se ven perros volar por los aires como Superman. Se trata de la categoría Classic en la competencia de distancia y precisión. El objetivo, según explica Aura Moreno, representante de la Liga SkyHoundz Colombia y juez principal de la competencia en el Valle del Cauca, es que el perro corra y atrape los discos en el aire en un área demarcada que se divide en cinco zonas.

Sebastián Zapata, dos veces primer puesto en anteriores clasificatorios, comenta que su pasión empezó en tiempos de esparcimiento con sus perros en los parques. “Mis perros son prácticamente mis hijos y tengo todo el tiempo y la disposición para jugar con ellos”. En esta competencia, este paisa de la ciudad de Medellín obtuvo el tercer puesto, con un cupo asegurado al mundial de Estados Unidos.

El primer puesto se ha quedado en las mandíbulas de ‘Kandela’, la Border Collie de Juan Carlos Ortiz, mascota procedente de Bogotá y quien sorprendió al público con sus potentes saltos. Su estrategia: “trabajo duro, disciplina y mucha conexión con mi perra”, explica Ortiz.
Por otra parte, el caleño Daniel Estupiñán obtuvo un fabuloso segundo puesto con ‘Maya’ y representará al Valle del Cauca en el mundial.

Durante estos cuatro años la evolución del deporte ha sido importante. Hace cinco años jugaban aproximadamente ocho personas. Hoy hay 34 perros compitiendo con sus guías y se calcula que alrededor de 150 compiten en toda Colombia.

Ahora, con un sol que muerde al mediodía, los artistas caninos se preparan para el espectáculo de Freestyle. La primera participante es Laura Ortega, de Manizales, y viene acompañada por ‘Brandy’, un Jack Russell Terrier. Tan pronto inicia el tiempo, bailes, discos al aire y trucos de agilidad, logran impactar a los asistentes. ¿Cómo es que un perro tan pequeño logra coordinar tantas maromas con su guía? Esta mujer de 30 años comenta que “lo importante es divertirse y hacer muchos amigos. Siempre trato de involucrar al público que está afuera”. Hoy ‘Brandy’, el único en la categoría Microdog, ha conseguido un cupo al mundial.

Sin embargo, a pesar de los gritos de ovación, los artistas del Freestyle de esta tarde son el bogotano Oscar Arévalo de 34 años y ‘Áfrika’, una joven Border Collie. “Llevo 6 años participando. Para mí lo más importante es que el perro aprenda a leer el cuerpo. Con eso el perro logra captar los frisbees de una manera increíble.” La clave de su éxito en esta categoría es su capacidad creativa, además de la pasión que imprime con su cuerpo en cada movimiento.

DiscDogathon: ¡a jugar con discos!

Es domingo. Los perros se preparan para una jornada de juegos con discos. Se trata de DiscDogathon, la segunda categoría de la Liga SkyHoundz dividida en cinco juegos rápidos. El primero, Spot Landing, una competencia que busca medir la precisión del perro al atrapar discos en zonas específicas. Su máximo exponente esta mañana ha sido Ferney Uribe, un bogotano de 32 años experto en Ultimate, quien viene acompañado de ‘Kraken’, un Border Collie. “Encontré en el discdog una bonita disciplina para compartir con mis perros”, dice Uribe, y añade que se siente orgulloso de ser el pionero del deporte en el país.

El segundo juego es TimeTrial, una competencia de velocidad extrema en donde el perro debe atrapar dos discos a más de 20 yardas en el menor tiempo posible. Daniel Estupiñán, segundo puesto en esta categoría, sorprende al público con ‘Molly’. Se trata de una Golden Retriever de complexión atlética color canela. “’Molly’, como todos los perros, lo dan todo por su guía y se esfuerza al máximo. Creo que lo más importante es divertirse con el perro.”

El Bullseye es el tercer juego en esta mañana calurosa en donde el entrenador, ubicado en el centro de un círculo, lanza discos para que su perro los atrape. El cuarto juego es una ronda de Freestyle y el quinto se denomina Distancia en Parejas, una competencia con un perro y dos guías lanzadores cuyo ganador esta tarde demuestra las virtudes de los pastores Belga Malinois, en este caso llamado ‘Ethan’, un ejemplar color cobre, fornido. Este subió los ánimos del público con una marcha militar en la categoría abierta de Freestyle, en el cual obtuvo un tercer puesto.

Su dueño, Raúl Lozano, es un bogotano de expresiones duras y corte militar quien afirma que “el discdog era un hobby y pasó a ser un estilo de vida. Para mí este clasificatorio es el desahogue; es venir a competir, saludar amigos de otras ciudades y jugar con ‘Ethan’, mi compañero, quien clasificó años pasados al mundial de distancia”.

¡Es tiempo de correr!

Luego de un chapuzón en el lago, los perros se preparan para la última competencia del día: Distancia Extrema, una categoría en la que el perro debe atrapar discos en el aire en la mayor distancia posible. Para ello, los guías se ubican en una zona del campo y hacen increíbles lanzamientos por los cielos. Esta categoría, en la que la fuerza de lanzamiento es crucial, está dividida entre hombres y mujeres. Además, los discos usados varían según su peso: el más liviano: Light, el estándar: Classic y el pesado: Unlimited.

El perro bala de la categoría Light y Classic es ‘Bali’, un Pastor Ganadero Autraliano cuya técnica ha dejado atónito al público. Su distancia máxima es de 47.87 metros. Pocos centímetros menos que ‘Maya’, 47, la Border Collie del caleño Daniel Estupiñán. La clave, según me cuenta Estupiñán, es “tener un perro que sepa jugar a devolver el disco, pues se trata de hacer varios lances en un tiempo estipulado, además de contar con una raza atlética”. Y es que los Border Collie no solo están de moda en Colombia, sino que son perros con una gran inteligencia, capacidad de obediencia y músculos fuertes, ideales para el pastoreo en campos abiertos.

Esta tarde, Sergio Andrés Gómez, un paisa nacido en la ciudad de Medellín y campeón en las categorías Light, Classic y Unlimited con ‘Bali’ y ‘Mambo’ es el rey de la Distancia Extrema y le depara, junto a otros 19 competidores, una vibrante competencia en el mundial.

Al preguntar a la representante de la Liga en Colombia, Aura Moreno, sobre las posibilidades del país en el mundial, manifiesta que “el país está en un buen nivel. En Estados Unidos hay grandes referentes para nosotros que nos llevan ventaja, pero el desarrollo del deporte aquí es notorio.”

Asimismo, abre la invitación a los dueños de perros para que sepan que el deporte es para todos: “Cualquier persona que tenga un perro que le guste atrapar un disco puede venir. Hasta ahora todas las competencias han sido en Bogotá y en Medellín. Al incluir a Cali se evidencia el crecimiento que ha tenido la disciplina en el país”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad