Frecuencia del MÍO, punto más crítico que deberá reforzar Metrocali para los usuarios

Frecuencia del MÍO, punto más crítico que deberá reforzar Metrocali para los usuarios

Agosto 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Frecuencia del MÍO, punto más crítico que deberá reforzar Metrocali para los usuarios

Según las denuncias de los usuarios en la redes sociales, algunas rutas del MÍO pueden tardarse hasta 40 minutos en circular.

Mejorar la frecuencia de las rutas y la información en las estaciones, son las peticiones más reiterativas de los usuarios del MÍO al nuevo presidente de Metrocali. Conozca las quejas más frecuentes.

Mejorar el tiempo de circulación de las rutas y tener información oportuna en las estaciones, son para los ciudadanos que hacen uso del MÍO diariamente los principales problemas que deberá resolver el nuevo presidente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval, para mejorar el servicio. Así quedó evidenciado en la consulta que Elpaís.com.co realizó a sus usuarios vía redes sociales y a demás ciudadanos que clasificaron la frecuencia de los buses, como el aspecto más débil del servicio.Esperas de media hora, cuarenta minutos y hasta una hora por una ruta pretroncal o alimentadora, sigue siendo la denuncia repetitiva de los caleños que usan el MÍO."La espera es hasta de una hora, el tablero dice E31 a 5 minutos y cuando va a llegar a 0, que se espera que llegue el bus, el tablero suma a 15 minutos ¿por qué? y cuando llega no caben los que están esperando y toca esperar otra hora para el próximo", opinó Gusfemo F. Morales a través de un foro en nuestro Fan Page de Facebook.Denuncias de este tipo recibe entre 50 y 60 veces Mauricio Vente, jefe de comunicaciones de la Liga de Usuarios del MÍO, diariamente en Twitter y Facebook, quien explica que estos comentarios ocupan el primer lugar de todas las demás quejas.Según explicó Vente, el resto de las alertas están relacionadas con el exceso de velocidad, los malos comportamientos de los conductores, entre otras.El reto del presidente Sandoval será entonces tener en cuenta las quejas puntuales del usuario, enfatiza Johny Molano, director de la Liga de Usuarios MÍO, "ya que son quienes usan el sistema diariamente los que pueden poner en alto el nivel de aceptación del servicio".Entre las recomendaciones que la Liga de Usuarios propone está la disposición de un buzón de sugerencias en todas la estaciones del MÍO que le permitan a los usuarios evaluar lo que pasa con el sistema de transporte, pues "los medios de quejas no son confiables y no hay un balance real del por qué se queja la gente".Molano no es el único que propone alternativas de mejora. La ciudadana Elizabeth Tovar Castellanos dice desde su experiencia que ella "aumentaría la frecuencia de la ruta T42, ya que desde la estación Villacolombia es la única que va directo hasta la Avenida de las Américas, y por eso cada vez que pasa por esta estación pasa full. También aumentaría la frecuencia de la ruta P40A, la única ruta que entra al barrio la Base por la Carrera 12, pero pasa casi casa media hora".La falta de información pertinente para organizar una bitácora de viaje, es otra de las piedras en el zapato de los usuarios: los mapas están desactualizados, los vagones indican el paso de rutas que ya tienen otro nombre y otras estaciones ni siquiera tienen tablero electrónico."Es necesario mejorar la cultura MÍO. Los mapas no son claros, las personas se suben al sistema sin saber qué ruta los lleva para su destino", señala Andrés Martínez, integrante del Colectivo Generación, que promueve el uso de la bicicleta como opción de movilidad.En muchos casos ni los funcionarios que están en las estaciones pueden orientar a los usuarios en su viaje. Martínez narró que en una ocasión estaba en la estación Unidad Deportiva esperando su ruta; le preguntó al personal del MÍO si siendo las 10:00 p.m. aún pasaba el bus que lo llevaba a su casa, pues tenía retraso de más de media hora. El bus nunca llegó y nadie supo darle explicación."Ese día me comuniqué con la Personería hasta que uno de sus delegados me ayudó con la denuncia. Terminé esperando hasta las 2:00 a.m. en la estación por que la ruta nunca pasó y ninguno de los empleados daba respuesta", narró Martínez.Que el MÍO cubra toda la ciudadSegún Metrocali, usando el sistema los caleños pueden recorrer cerca del 90% del área urbana, pero eso no es lo que viven todos los usuarios.En la comuna 6, por ejemplo, solo la ruta P43 atiende a las 189 mil personas que la habitan. En ella no hay rutas alimentadoras, ni siquiera buses salmones de los incorporados del antiguo sistema de transporte.Gustavo Gutiérrez, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Petecuy I, explicó que han enviado varias solicitudes a Metrocali para incluir rutas pero no han obtenido respuestas."Las personas de este barrio solo tienen un punto de recarga de la tarjeta MÍO, la estación más cercana es Chiminangos y está en otra comuna y las demás rutas pasan bordeando los barrios de la comuna", señaló Gutiérrez. Ante esa situación, los habitantes del sector debe recurrir a usar las rutas Alameda 3, Alameda 6, Río Cali y la Ermita, las únicas que quedan de las 12 rutas de servicio de buses tradicionales que habían."Escuchar a los usuarios, que somos los que finalmente viajamos en el MÍO", es lo que piden usuarios del sistema como Diana Lorena González Agudelo al nuevo presidente de Metrocali, quien desde este agosto deberá ponerle la cara a la infraestructura, recaudo, salida del colectivo tradicional y gestión de recursos para garantizar el funcionamiento del MÍO.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad