Festival Petronio Álvarez, un trampolín para los artistas del Pacífico

Festival Petronio Álvarez, un trampolín para los artistas del Pacífico

Septiembre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora Equipo de Domingo
Festival Petronio Álvarez, un trampolín para los artistas del Pacífico

Herencia de Timbiquí, fueron los triunfadores del Petronio Álvarez en 2006 en la modalidad Libre. Han grabado tres álbumes. El que más fruto les ha dado es Tambó.

El grupo Bahía; el conjunto Saboreo, del Chocó; Esteban Copete, nieto de Petronio y su grupo Ancestros; Chocquibtown y Herencia de Timbiquí, algunos de los hijos del Festival Petronio Álvarez.

Uno de los máximos logros del Festival Petronio Álvarez es servirles de plataforma a los grupos que participan en él para darse a conocer en toda la región pacífica y el país en general, e incluso, abrirse camino a escala internacional. Así lo reconoce Germán Patiño que destaca entre los hijos del festival al grupo Bahía, el primero en obtener proyección internacional; al conjunto Saboreo, del Chocó, que logró posicionar ‘La vamo a tumbᒠcomo tema favorito en una Feria de Cali; a Esteban Copete, nieto de Petronio y su grupo Ancestros; a Chocquibtown que se lució en el evento y su figuración internacional ha sido notoria y últimamente, agrupaciones como Canalón, ganador del Petronio en 2008 y único grupo colombiano invitado al festival World Music, en Salónica, Grecia, y Herencia de Timbiquí, que obtuvo la Gaviota de Plata del Festival de Viña del Mar este año.Vegner Vásquez, de Herencia de Timbiquí, recuerda que en el Petronio insistieron en concursar seis veces: en dos ocasiones, 2004 y 2005, quedaron en segundo lugar y finalmente ganaron en 2006 en la categoría de Versión Libre. Esa participación, reconoce Vásquez, significó crecimiento, madurez en el ámbito personal y grupal, pues el festival, asegura, nos ha brindado uno de los escenarios más grandes para irnos fogueando. La idea del grupo ahora es llevar su música, esa mezcla de aires del Pacífico con tendencias musicales como el reggae, rock, blues, jazz, la salsa, a todos los rincones de Colombia donde sea posible, “porque no solo hay que mirar afuera, ya que en el país no se conoce todo nuestro folclor. Y queremos dedicar el resto del año a esto y a nuestro próximo álbum que está por salir”. Por su parte Carlos Valencia, ‘Tostao’, integrante de Chocquibtown, comenta que la única vez que concursaron en el Petronio, en 2006, recibieron una mención de honor. Los otros años, 2009 y 2010 actuaron como artistas invitados. “El Petronio nos abrió muchas puertas, sobre todo para lo que es nuestra casa: de Cali para abajo, pues gracias a este evento mucha gente se dio cuenta de que Chocquibtown existía, a nivel nacional hubo ratificación y los extranjeros que llegaron también ayudaron para el voz a voz internacional”. La agrupación, con sede en Bogotá, se motivó a concursar esa primera vez porque, como asegura ‘Tostao’, “queríamos que nuestra propia gente del Pacífico viera lo que estábamos planteando desde la capital colombiana. Que nosotros, chocoanos, estábamos planteando un sonido alternativo, moderno, pero raizal al mismo tiempo; queríamos ver cuál era la reacción de la gente, teníamos incertidumbre, no sabíamos cómo nos iban a recibir en nuestra propia cuna del Pacífico y la reacción fue muy bonita”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad