Familias del jarillón del río Cauca no desalojarán Altos de Santa Elena

Marzo 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

El secretario de Vivienda municipal, Alberto Reyes, explicó porqué razón no se les han entregado los apartamentos que le fueron asignadas a esas familias en este proyecto de vivienda de interés social.

60 miembros de familias de la invasión Nueva Ilusión, ubicada en el jarillón del río Cauca, dijeron que no desalojarán los predios de Altos de Santa Elena que se tomaron en la madrugada de este miércoles.

De ese proyecto de vivienda social, que en su segunda etapa está compuesto por 600 unidades habitacionales, hacen parte los 88 apartamentos en los que serán reubicadas estas familias que habitan en áreas no mitigables de zonas de alto riesgo en la ladera, afectadas por la ola invernal 2010-2011.

Yeisson Largacha, vocero de las familias, aseguró que tomaron esta medida porque “estamos cansados de que nos incumplan. Primero nos dijeron que nos iban a entregar 25 apartamentos el 5 de septiembre de 2015 y el 5 de diciembre los restantes. Un año y medio antes de esas fechas nos los iban a entregar y nada, por eso tomamos la decisión de venirnos para acá".

En el lugar hizo presencia el secretario de Vivienda de Cali, Alberto Reyes, en compañía de delegados de la Personería y de la Oficina de Derechos Humanos, para atender la situación.

De acuerdo con Reyes, “aunque ellos son los beneficiarios de este proyecto, aún no se pueden acceder a estos apartamentos porque todavía están en proceso de construcción”.

Precisamente en febrero, El País conoció que este proyecto no había sido terminado ni entregado porque, según las firmas constructoras Integrar Constructores y Sidecol, presentó sobrecostos que no fueron cancelados a tiempo.

En octubre de 2015, la firma Integrar Constructores convocó a un tribunal de arbitramento, argumentando incumplimientos del Gobierno Nacional a sus reclamaciones por sobrecostos en la obra. 

El viceministro de Vivienda, Guillermo Herrera Castaño, le dijo a El País que dicho tribunal se encuentra suspendido mientras se resuelve una recusación entablada por la Nación.

"Para nosotros no hay lugar a este tribunal de arbitramento porque el Gobierno Nacional cumplió con el desembolso de los recursos que se habían pactado para la terminación de 560 unidades habitacionales del macroproyecto". 

Lea también: 600 viviendas sociales de Altos de Santa Elena están en el limbo

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad