Faltan regalos para los niños víctimas de la violencia, le decimos cómo donar uno

Diciembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Faltan regalos para los niños víctimas de la violencia, le decimos cómo donar uno

Más información sobre la campaña en el teléfono 6857000, extensiones 500, 515, 532 y 552. También puede llamar a la Cruz Roja Valle al teléfono 5184200.

A través de la campaña ‘Un regalo por la paz y la reconciliación’, caleños pueden dar un juguete a niños de escasos recursos.

Para alrededor de 3000 niños víctimas del conflicto armado en Cali el secreto de la felicidad es sencillo. Solo esperan encontrar en sus hogares un regalo en la noche de Navidad. 

Pero para llegar a esa felicidad es necesario el apoyo de los caleños. Actualmente el Diario El País, la Cruz Roja Colombiana seccional Valle, la Unidad para las Víctimas, la Secretaría de Cultura de Cali, Noticiero 90 Minutos y Blu Radio Cali adelantan la campaña ‘Un regalo por la paz y la reconciliación’, con la cual buscan que la ciudadanía done un regalo.

Los obsequios podrán ser entregados en la sede de la Cruz Roja, Carrera 38 bis #5-31 barrio San Fernando y el Diario El País, Carrera 2 #24-46 y en las oficinas de Versalles, Unicentro, Único, Chipichape, Cosmocentro, San Fernando y Plaza de Cayzedo. A las personas que desean participar en esta campaña se les recomienda no llevar juguetes usados o bélicos (armas, pistolas, etc). Los regalos serán recibidos hasta el 22 de diciembre, ya que al día siguiente se realizará el acto de entrega en  la Cruz Roja en Cali.

Desde ya muchos de los niños que recibirán estos regalos se preparan para tener sus nuevos juguetes. En el barrio Llano Verde, oriente de Cali, decenas de menores lo esperan con ilusión.

Britney Micolta: A sus 10 años, su principal anhelo es convertirse en veterinaria. Para ella los animales son “seres especiales que merecen todo el cariño y amor del mundo”. 

Aunque apenas cursa sexto grado, su pasión por los perros y gatos va más allá de un simple sueño. Todos los días asiste a animales de la calle que se encuentra de camino a su colegio en el barrio Llano Verde, oriente de Cali.  Su tiempo está copado por el estudio, juegos con sus amigos, dibujar  y estudiar matemáticas; los números y las bicicletas también atrapan su atención. 

Su pedido es una bicicleta poder pedalear por las calles de  su barrio ayudando a muchos animales que necesitan “del buen corazón de las personas”, afirma. 

Juan Andrés Cabrera: Sus sueños están orientados  en ser jugador de las grandes ligas del béisbol en Estados Unidos; por eso entrena muy fuerte este deporte, luego de salir del colegio en el barrio Llano Verde. “Yo hago muchas cosas, pero jugar béisbol es lo que más me gusta. Lastimosamente no tengo todo los implementos para practicarlo, siempre nos rotamos los uniformes”, dice Juan Andrés, quien acaba de pasar a quinto grado de primaria. 

Su pasión por el béisbol lo combina con su amor por el estudio, en especial por las matemáticas. “Cuando llego de la escuela lo primero que hago es hacer las tareas y después salgo corriendo a entrenar”, señala y agrega que “lo que más desea es seguir jugando el deporte de la ‘pelota caliente’.

Valery Quintero: Cuando se cansa de montar  bicicleta con sus amiguitas  por las cuadras de su barrio, cede su turno en el caballito de acero y acude a clases de baile. Según ella la salsa es su ritmo de música favorita.  “Cuando esté grande quiero seguir bailando y ser una bailarina de salsa profesional. Yo soy buena en eso”, dice entre risas Valery. 

Aunque tiene seis años, reconoce que el estudio es un factor fundamental para lograr sus sueños. Actualmente cursa segundo de primaria y su materia favorita son las matemáticas. “Me gusta mucho ir al colegio y llegar a ser las tareas porque así me dejan ir a bailar. Lo que más quisiera para esta Navidad es una tablet para ver mucho videos de salsa”, dice.

Holy Arboleda: Patinar. Esa es la respuesta tajante que entrega Holy cada vez que se le consulta sobre qué le gusta hacer. Para ella practicar este deporte “es una de las mejores cosas del mundo”. 

Las otras actividades que la apasionan son: baile, jugar con sus amigas y asistir a las clases de español en su colegio, donde acaba de pasar a sexto de bachillerato.  “No sé porqué me gusta esa clase, pero me siento bien, entiendo todo a la perfección”, agrega.  “Si me ponen a escoger yo prefiero patinar; claro que cuando esté grande me gustaría ser doctora para salvar muchas vidas”, afirma Holy, quien actualmente tiene 11 años. 

María José García: Para María José su futuro es claro: quiere ser profesora. Aunque le encanta bailar salsa y leer libros de aventuras, su principal deseo es poder ayudar a niños que, como ella, viven en sectores menos favorecidos de Cali. 

“Me gustaría ser profesora para enseñarle a muchos niños y, de esa manera, poder ayudarlos”, relata.

“En el colegio la materia que más me gusta es artística. Cuando salgo de clases y llego a  mi casa lo primero que hago es leer los libros de aventura que tengo; luego, en la noche, voy a las clases de salsa” agrega María José. Para ella su deseo más inmediato es una tablet para leer y aprender muchas cosas. 

Yulieth Samantha Quintero: Estudiar, bailar salsa y leer en grupo en una de las fundaciones de su barrio Llano Verde. Su diario vivir se sustenta en estas tres cosas. 

“Aunque me gusta leer mucho, cuando esté grande quisiera ser militar, pero de la Armada Nacional”, manifiesta y agrega que su materia preferida en el colegio es el español. 

“Los profesores me dicen que me va bien leyendo y escribiendo, por eso me gusta dedicarle mucho tiempo a eso. Casi no salgo a jugar mucho porque prefiero hacer otras cosas como bailar salsa para ejercitarme”. añade Samantha, quien acaba de pasar a séptimo grado.

Karen Dayana Vallejo:  Llegar a sexto grado de bachillerato es una alegría muy grande para Karen Dayana. “Cuando salgo del colegio me gusta hacer deporte, yo entrenaba fútbol pero por falta de implementos y por tiempo dejé de hacerlo”, afirma y además agrega que el Deportivo Cali es el equipo de sus amores. 

En sus tiempos libre acude a un grupo de lectura infantil  que tienen conformado en el barrio Llano Verde. “Venir a leer en las tardes o en las noches es muy bonito, acá nos divertimos mucho. El ambiente es magnífico” agrega. 

Para ella un regalo en esta Navidad “sería algo maravilloso sin importar qué sea. El hecho es el detalle”. 

Manuela García: Tiene 9 años, acaba de pasar a quinto de primaria y no tolera el maltrato contra los menores. “Cuando sea grande me gustaría ser policía para evitar que los adultos abusen de los niños”, expresa. 

Su tiempo lo distribuye entre el colegio y los juegos infantiles con sus amigos, esto último es algo que le encanta. “Todos los días nos inventamos un juego diferente y la pasamos muy bien”, dice. 

En el colegio su materia preferida es el inglés y su rol preferido es el de líder. “Me gusta ser la niña líder de mi colegio para ayudar a los demás”. 

Para esta Navidad su mayor deseo es que ningún niño sea maltratado y poder disfrutar de su regalo en compañía de sus amigas.

Miguel Ángel Rivera: Casi no habla mucho, pero cuando lo hace refleja una inocencia gigante. “A mí me gusta estar en mi colegio, allí comparto con mis amigos y luego cuando salimos nos vemos en la tarde y jugamos fútbol o montamos bicicleta”, afirma.  

 A este pequeño le encantan los zapatos que brillan y sentirse libre corriendo por las calles de su barrio Llano Verde, oriente de Cali. “Cuando esté grande quisiera ser policía para proteger a las personas de por aquí y a las de todo el mundo”, señala con la pasividad de su voz que lo caracteriza. 

“Yo tengo ocho amigos y con ellos jugamos muchas cosas. Me siento bien y me gusta. Yo corro muy rápido y nunca me pueden atrapar. Soy como un rayo”, dice. 

Camila Castro Paz: “Lo que más me gusta es practicar salto triple como Catherine Ibargüen”, señala Camila, pero según ella, cuando esté grande su mayor sueño es ser alcaldesa para trabajar por los niños.

“Quisiera ayudar mucha gente, pero en especial a los niños realizando actividades y otras cosas que los ayuden a crecer bien”, señala. 

Su tiempo libre es poco. Cuando llega del colegio alista sus cosas para acudir a los entrenamientos: “mi sueño es ir a unos Olímpicos”. En las noches juega con sus amigos del barrio y ayuda a planificar actividades en pro de la comunidad. “Cuando no estoy haciendo nada leo mucho historias como Cenicienta”, concluye.

Nathalia Aragón: Lo que más le gusta es montar bicicleta y patinar, aunque señala que “su fuerte es la tecnología. En el colegio soy la mejor en sistemas” indica. 

Actualmente cursa sexto de bachillerato y apenas sale del colegio corre a su casa a ‘cacharrear’ su computador. “Me gusta aprender cosas nuevas ahí, pero últimamente tiene la mitad de la pantallla dañada entonces solo veo por la mitad buena. Es un  poco maluco pero toca así”, agrega. 

Nathalia también afirma que cuando sea grande le gustaría estudiar diseño gráfico. 

 “Me considero buena con la tecnología y también me gusta dibujar; por eso, quiero estudia diseño gráfico que tiene esas dos cosas”, señala.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad