Falsificación de entradas y uso de espuma, los lunares del primer día de Feria

Falsificación de entradas y uso de espuma, los lunares del primer día de Feria

Diciembre 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Falsificación de entradas y uso de espuma, los lunares del primer día de Feria

Estas son las acreditaciones falsas que supuestos periodistas usaron el primer día de la Feria para ingresar a camerinos y eventos.

Problemas con la boletería y el uso indiscriminado de agua, espuma y harina, entre los detalles que empañaron el primer día de la Feria de Cali.

Pese al buen comportamiento del público y de los artistas durante los eventos del primer día de la 56 Feria de Cali, según el balance ofrecido por la gerente de Corfecali Luz Adriana Latorre, dos hechos intentaron opacar el brillo de la celebración.El primero de ellos fue el uso de sustancias como la espuma, la harina y el agua, que según la gerente "no hacen parte de la cultura festiva de Cali y son un acto de agresividad". Varias personas lanzaron espuma y agua a otros ciudadanos y a vehículos a las afueras de los palcos del Salsódromo y en calles aledañas al epicentro de la Feria.Debido a ello la gerente de Corfecali, hizo un llamado a la comunidad de abstenerse de hacer uso de estos y disfrutar los eventos que restan en estos días de festividades de forma responsable y respetuosa. El segundo, se presentó por parte de supuestos representantes de medios, que se presentaron en los eventos con una escarapela falsa de color negro, que dice otorgar acceso a todos los eventos y sectores de los recintos donde se realizan, como graderías, zonas VIP y camerinos. La certificación prestada por Corfecali a los medios reconocidos para el cubrimiento de estas fechas es de color amarillo, es un documento intransferible, tiene en la parte trasera toda la programación oficial de la feria y no reemplaza las boletas de los diferentes eventos. Además de estas denuncias precisas de Corfecali, periodistas de El País identificaron otros inconvenientes durante la realización del Salsódromo.La boletería fue uno de ellos, pues pese a que este año se logró un mayor control contra la reventa porque no habían boletas gratuitas, esto no dejó de ocurrir. El precio oficial de la boletería para este evento era de $80.000 y se agotó completamente una semana antes de la Feria. Pero a las afueras de los palcos se ofrecían entradas por $100.000, $120.000 y hasta por $70.000. De hecho, una mujer que estuvo dentro uno de los palcos, denunció que compró tres boletas por $130.000 y que no la dejaron ingresar porque ya no cabían más personas. La mujer logró entrar en un tumulto que derribó una de las barandas de seguridad.Cuando esto ocurrió, un gran número de personas lograron ingresar a los palcos, pero como estos ya estaban llenos, se instalaron en el corredor adecuado para periodistas y reporteros gráficos, lo cual afectó la realización del trabajo de la prensa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad