Fallo ordena al Municipio dar viviendas a desalojados del jarillón del río Cauca

Agosto 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El concejal Juan Carlos Olaya indicó que la Secretaría de Vivienda deberá pagar los subsidios. Emma Lucía Berón, titular de la dependencia, indicó que el acuerdo firmado por la Administración Ospina va en contra de las normas legales.

El Municipio deberá reanudar el pago del subsidio de arrendamiento a las casi 900 familias que fueron desalojadas de la invasión conocida como Brisas de un Nuevo Amanecer, en el jarillón del río Cauca, además de incluirlas en el proyecto habitacional Barrio Taller, que se desarrolla en Potrerogrande.Así lo ordenó el Juez 12 Penal Municipal de Cali, Óscar Marino Gil, en una sentencia firmada el pasado 17 de agosto, dada a conocer este jueves por el concejal Juan Carlos Olaya, quien le ha hecho control político al tema.En efecto, el fallo dicta que la Secretaría de Vivienda deberá, tras ser notificada, "contestar el derecho de petición en un término de 48 horas y proceder de manera inmediata a otorgar el subsidio de arrendamiento a las familias que hacían parte del asentamiento Brisas de un Nuevo Amanecer, prorrogable por el tiempo que dure la solución de su problema de vivienda, hogares que deben ser incluidos en el proyecto de vivienda del Barrio Taller”. El concejal Olaya indicó que el problema viene desde la administración pasada, la cual firmó el convenio y no tuvo la "voluntad política" para responder."La problemática es que estas personas no tienen dónde vivir. Son una población muy vulnerable; hay niños y ancianos. La Alcaldía no le ha dado cumplimiento a lo que se comprometió desde la administración pasada y los desalojados están completamente desamparados. Por eso, se interpuso la tutela y por eso el Gobierno tiene que responder ahora", dijo Olaya.El edil indicó que las familias de Brisas de un Nuevo Amanecer, desalojadas de las orillas del río Cauca en mayo del 2011 para evitar una catástrofe en la temporada invernal, no reciben los $200 mil que debieron recibir como subsidio desde el pasado mes de septiembre.Al respecto, la secretaria de Vivienda, Emma Lucía Berón, manifestó que aún no ha sido notificada del fallo pero que la Alcaldía lo apelará, toda vez que el Juzgado 12 Penal Municipal no tuvo en cuenta la normativa para asignación de subsidios a la hora de emitir el fallo."Es verdad que no se les han dado los subsidios. Pero lo que la opinión pública y el juez deben entender es que el convenio firmado por la administración pasada incumplió con varias normativas de la Secretaría de Vivienda. Por ejemplo, la Secretaría de Vivienda sólo puede dar subsidios de arrendamiento cuando hay opción de compra a futuro por parte de quienes lo reciben. Eso no se tuvo en cuenta. Además ha habido casos donde se han asignado dos subsidios a la misma familia, cuando debe ser sólo una vez", explicó Berón."Cualquier familia que sea beneficiaria de los subsidios debe demostrar una residencia de por lo menos dos años en la zona, apoyados en documentos como certificados de tradición censos del Clopad o del Dane, y la mayoría de ellos no pueden hacerlo", añadió la funcionaria.La Secretaría de Vivienda señaló que la Alcaldía pasada no informó en el empalme sobre el acuerdo de los subsidios con la gente de Brisas de un Nuevo Amanecer. "La mayor prueba de esto es que ni siquiera están asignados los recursos, cuando estamos ejecutando un presupuesto de la administración anterior", recalcó."Hicieron un acuerdo incumpliendo toda la normatividad legal. Sin embargo, si el juez dice que debemos seguir con el acuerdo, lo acataremos", dijo Berón. Cabe recordar que las familias de Brisas de un Nuevo Amanecer fueron desalojadas del jarillón del río Cauca en mayo del 2011, tras un 'jalón' de orejas que le dio el presidente Juan Manuel Santos al entonces alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.“Perdonen el regaño, pero no hay derecho que en Cali el jarillón no sólo esté invadido sino que tenga servicios públicos, a esa gente tenemos que reubicarla, ahí podemos tener una gran tragedia”, dijo el Presidente en su momento. En esa entonces, Juan Carlos Mosquera, líder comunal del sector, explicó que desalojaban porque “el Alcalde se comprometió a darnos subsidios de arrendamiento para meter nuestros corotos. Después dijo que nos daría un lote entre el ‘basuro’ de Navarro y el jardín infantil del Icbf para que construyamos nuestras casas. Para eso también hay subsidio”.Los antiguos habitantes del jarillón han realizado varias protestas exigiendo el cumplimiento de ese acuerdo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad