Fallo de la Procuraduría absuelve a funcionarios de la CVC

Fallo de la Procuraduría absuelve a funcionarios de la CVC

Junio 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Fallo de la Procuraduría absuelve a funcionarios de la CVC

Los empleados fueron investigados por hechos relacionados con la contratación de la vigilancia, producto de una declaratoria de una urgencia manifiesta en mayo de ese año.

Procuraduría General de la Nación absolvió de responsabilidad disciplinaria a cuatro servidores de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC,  que laboraban en esa entidad para el año 2013.

Los empleados  fueron investigados por hechos relacionados con la contratación de la vigilancia, producto de una declaratoria de una urgencia manifiesta en mayo de ese año.

Los beneficiados con la decisión disciplinaria son: Óscar Libardo Campo Velasco, entonces director general del la CVC y Diana Lorena Vanegas Cajiao, exjefe de la Oficina Jurídica. También favoreció a los actuales empleados de la CVC Paula Andrea Rendón Ocampo, quien es esa época era coordinadora del grupo de Recursos Físicos y Óscar Marino Gómez García, quien fue director administrativo. Esos dos funcionarios desempeñan hoy otros cargos en la Corporación.

La investigación disciplinaria estuvo relacionada con la urgencia manifiesta para darle continuidad al servicio de vigilancia y seguridad privada, en mayo de 2013, ante la imposibilidad de pactar nuevas prórrogas para el contrato existente y luego de ser declarada desierta  una licitación pública que se había adelantado para la prestación del servicio.

Debido a la urgencia manifiesta, la CVC contrató directamente el servicio de vigilancia y seguridad privada por 60 días, adicionado por 30 días más hasta la adjudicación del siguiente proceso de selección.

El Ministerio Público concluyó que “al contratar directamente la vigilancia durante 60 días, la CVC procedió con coherencia frente a la determinación de la alta gerencia de contratar el servicio por más de una vigencia para generar un ahorro del presupuesto”.

Según la Procuraduría, no se evadió el adecuado proceso de selección del contratista. La contratación de la vigilancia se hizo por lo que restaba de 2013 y las vigencias 2014 y 2015.

Sobre la licitación

La licitación de esa época se declaró desierta  tras evidenciar que el proponente habilitado presentó una oferta con tarifas que no se ajustaban a lo reglamentado por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. La Procuraduría advirtió en este proceso una débil verificación de parte de  la CVC, que no adjudicó la licitación por las observaciones de un tercero durante una de las audiencias.

Actualmente está en licitación el servicio de vigilancia. Al proceso se le puso una tutela, la cual fue fallada en primera instancia a favor de la Corporación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad