Expertos alertan para que la vida rosa de las pasarelas no se tiña de rojo

Expertos alertan para que la vida rosa de las pasarelas no se tiña de rojo

Febrero 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera, periodista de El País.
Expertos alertan para que la vida rosa de las pasarelas no se tiña de rojo

Aunque son muchas más las modelos que hacen una buena carrera, triunfan y logran un buen posicionamiento de su nombre, unos pocos casos de modelos involucradas en hechos turbios tienden a dañar la imagen de esta profesión cuya esencia, paradójicamente, es proyectar una visión rosa de la realidad.

Aunque son muchas más las modelos que hacen una buena carrera, triunfan y logran un buen posicionamiento de su nombre, unos pocos casos de modelos involucradas en hechos turbios tienden a dañar la imagen de esta profesión cuya esencia, paradójicamente, es proyectar una visión rosa de la realidad.

Con relación a la influencia de los mafiosos que deliran por las chicas jóvenes y bellas, los agentes dicen que esas historias ya no son tan comunes. “Ya no es como en los años 80, cuando ciertos asistentes a los desfiles mandaban botellas de whisky o de champaña, rosas o regalos lujosos a los camerinos con tarjeticas de invitación a las modelos”, dice uno de ellos. Pero el acoso no deja de existir. Fabio Arias, gerente de la Agencia El Molino, dice que difícilmente puede salir a rumbear o a tomar algo sin que lo aborden desconocidos con el pretexto: “Presentame a tu amiga, la modelo tal, o conseguime el teléfono de fulanita, es que yo soy amigo del papá, o del tío o fui su vecino”. La respuesta es igual: “Primero, no soy amigo de ella, trabajamos con ella que es otra cosa; y si usted es amigo del papá, del tío o vecino, ¿no le queda más fácil conseguir su número con ellos?”, dice.Un profesional del mercadeo relata que una vez “me propusieron crear una agencia de modelaje y a mí me pareció chévere, pero luego me enteré que el socio era un peligroso narcotraficante del Valle. “Supongo que era con la idea de acceder a niñas bonitas y conquistarlas con su dinero”, recuerda y anota que solo le mandó a contestar que ‘gracias, no estoy interesado’”.También existe el riesgo de caer en una falsa agencia. Esas que manejan un perfil y solo hacen desfiles privados para fiestas y/o acompañamientos a fincas. Así como en la medicina cualquiera abre una clínica de garaje y hace cirugías sin saber, en el modelaje también hay quienes abren agencias o escuelas donde el modelaje es una mera pose y las niñas quedan a un solo paso de ser damas de compañía (prepagos).Diana Arbeláez confiesa que sí ha visto casos de propuestas indecentes para poder presentar un programa o estar en el ‘fashion show’ importante. Otra modelo de 18 años cuenta que con una amiga suya el falso cazatalento fue al grano: “Si quería progresar, tendría que someterse a otras cosas”. La chica nunca volvió. “Hay que tener cuidado porque si te ven las ganas, se aprovechan de eso”, dice.Ese es el caso de un hecho ocurrido en Cali. Un falso mánager abrió una agencia, enganchó a varias niñas y les programó un viaje a Bogotá, supuestamente para “abrir puertas”. Y ellas, ingenuas, fueron. Las acomodó de a dos por habitación en el hotel y luego pasaba por cada cuarto a tomarles fotos juntas en poses sugestivas “para promocionarlas”. “Eso se descubrió y el tipo tiene toda clase de demandas, pero cerró la agencia y abrió otra con distinto nombre e identidad”, dice una fuente que conoce casos de niñas víctimas de violación y/o chantaje que “por el afán de obtener un contrato, acceden a dar favores sexuales”. Las agencias consultadas coinciden en que lo correcto es trabajar con marcas reconocidas, en horarios que no pasen de la medianoche y jamás en eventos de discotecas, bares o grilles. Allí es donde surgen los personajes oscuros. “Siempre les pedimos a las niñas que nos mantengan informadas de las propuestas que reciban; así nosotros verificamos si son convenientes o no”, dice Mariluz. “Nuestra responsabilidad es muy grande porque trabajamos en su mayoría con menores de edad y lo importante es que no sean manipulables”, dice Alejandro Prado, director de la Agencia El Molino, con 15 años en el mercado. “No es lo usual, pero puede suceder que recibimos una niña y todo parece normal, hasta que de pronto aparece un tipo raro que viene a cobrar los honorarios a su nombre. Entonces, si vemos que está mal relacionada, no volvemos a trabajar con ella”.También se da el caso de aquel que les lleva su novia, con la voluptuosidad típica de quirófano, para que ‘me la hagan modelo’. “Le decimos, ‘lo sentimos mucho, no tiene el perfil de las jóvenes de nuestra agencia, que son talla 6’, ”, dice Prado.Con los riesgos a los que están expuestas las modelos, la clave en el mundo de las pasarelas es mantener el equilibrio. Los consultados comparten el concepto de que la mejor manera de blindar a las niñas contra las propuestas indecentes, es la formación y los valores que traen desde la familia, de no dejarse deslumbrar porque todo lo que brilla no es oro. Así evitarán terminar como aquella linda modelo de los 90, de proyección internacional y buen registro en televisión, pero que por medio de un peluquero conoció a un empresario, se enamoró y a los 17 años abandonó su carrera para casarse. Hoy, el flamante empresario está detenido por narcotráfico en los Estados Unidos y ella quedó solo con una hija, porque todas los bienes se los expropió el Estado.“Las niñas que están bien relacionadas, que se van para su casa apenas acaba el evento y que tienen su personalidad y sus valores bien puestos, no les pasa nada”, afirma Chachi Ledesma, gerente de Model Management by Chachi Ledesma.“El modelaje no es el causante de los riesgos, sino que hay niñas con una ambición desaforada que utilizan este oficio para suplir sus caprichos”, concluye Andrés Villegas, director de la Agencia de Modelaje Ángeles TV.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad