Expectativa por plan con el que Metrocali busca la sostenibilidad del MÍO

Expectativa por plan con el que Metrocali busca la sostenibilidad del MÍO

Noviembre 15, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
MÍO a gas, propuesta

Al finalizar el 2018, Metrocali espera que el MÍO pueda movilizar por lo menos 550.000 pasajeros. La meta es llegar a 680.000 y pasar de 94 a 135 rutas.

Archivo de El País

A finales de este mes, Metrocali espera tener lista la firma de la renegociación de los contratos con los operadores del MÍO, que hace parte del plan de salvamento para garantizar la sostenibilidad del sistema de transporte masivo de Cali.

El anuncio se hizo este miércoles, en una reunión que estuvo liderada por el Alcalde Maurice Armitage, quien afirmó que el Municipio lleva dos años trabajando en la ruta para sacar el MÍO adelante, lo cual ha implicado, según el mandatario, reuniones con la Presidencia de la República, los ministerios de Transporte y Hacienda y la Superintendencia de Puertos y Transporte, entre otros.

“Hoy les puedo decir que tenemos el sistema de transporte masivo organizado y con viabilidad para el futuro de Cali y esto no es un engaño, llevamos dos años yendo a Bogotá, con bancos, de todo, trabajando duro. No hemos hecho sino luchar porque el sistema de transporte masivo no colapse, salga adelante”, dijo Armitage.

Vea también: 'Video: Entienda aquí la nueva ruta de la Alcaldía para recuperar al MÍO'.

De acuerdo con la ruta de salvamento prevista, Metrocali señaló que luego de firmar la renegociación de los contratos, estos se llevarán a tribunales de arbitramento para que se les dé viabilidad legal. Nicolás Orejuela, presidente del ente gestor del MÍO, indicó que actualmente están suspendidos dos tribunales de arbitramento con los operadores Blanco y Negro Masivo y GIT Masivo, quienes tienen demandas con pretensiones que alcanzan los $600.000 millones.

Movilizar a un usuario del MÍO cuesta cerca de $3100 y hoy se cobra $1900. El Municipio, a través de las herramientas que le da la Ley 1753 del 2015, asumiría esa diferencia.

“Hoy tenemos un contrato legal pero lo que necesitamos es un contrato ejecutable, es decir, elementos para poder sancionar y declarar incumplimientos en la medida que los operadores no se enfoquen a la razón de ser del sistema (el servicio)”, señaló.

Tres meses después de la firma del acuerdo se proyecta poner en operación los 884 buses que están vinculados al MÍO (hoy operan 758) y ocho meses después se estima que circulen los 911 vehículos pactados inicialmente. Asimismo, Orejuela reiteró que se espera que en el primer semestre del 2018 esté definida la forma como se vincularán 400 nuevos buses al sistema y en el segundo semestre los vehículos entrarían a operar.

En el primer trimestre del 2018, mientras se da el aval a la renegociación de los contratos, el Fondo de Estabilización y Subsidio a la Demanda, Fesde, seguiría ayudando al MÍO. Según Orejuela, no hay ‘plan b’ a la ruta de salvamento planteada.

Además: 'Autorizan a Metrocali tomar posesión de lotes para patios del MÍO'.

“Si no hay ‘plan b’ la declaratoria y la responsabilidad que tenemos es decir que estas entidades (operadores del MÍO) que se encuentran en estado de disolución, pasen a liquidación y el sistema tendrá que tomar diferentes medidas pero será decretar la crisis y que nos terminemos encontrando en los tribunales de arbitramento, afectando a 12 millones de usuarios que mensualmente aprovechan el sistema”, expresó Orejuela.

Frank Mosquera, miembro de la junta directiva de ETM, uno de los operadores, aseguró que están en la mejor disposición de llegar a un acuerdo. “Tenemos firmado un documento de confidencialidad para no divulgar nuestras discrepancias en esta etapa de negociación. Tendremos que ceder en muchas cosas y muy seguramente Metrocali entrará en razón en otras”, indicó Mosquera.

En el presupuesto que se debate en el Concejo, la Alcaldía está pidiendo una partida de $78.000 millones que irán al sostenimiento del MÍO.

A su vez, Enrique Wolf, gerente general de GIT Masivo añadió que seguirán con sus reclamaciones económicas “hasta que realmente se llegue a un acuerdo que garantice la sostenibilidad. Lo que pedimos es que nos paguen por kilómetro recorrido las tarifas que se licitaron, históricamente solo se ha pagado entre el 55 % y 60 %, y para que el sistema sea sostenible se requiere que se pague el 100 %”.

Entre tanto, Mauricio Venté, vocero del Comité Usuarios MÍO, señaló que “no se ve un compromiso claro de Metrocali con respecto al plan de salvamento”. “La gran falencia que tiene el sistema es la operación. Si un área de operaciones no saben qué rutas tienen alta demanda y necesita el usuario, va a ser muy difícil llevar a cabo ese plan de salvamento”.

Otros ‘salvadidas’

Buses naranja
En 2013, Metrocali puso en operación 12 buses naranja (foto), que pertenecían a la antigua flota del colectivo, para apoyar las rutas complementarias. En junio de 2014 se suspendió la operación de estos porque no dieron los resultados. esperados.

Crédito
A través de un documento Conpes firmado con la Nación, en septiembre de 2013 se ‘inyectaron’ $90.000 millones al MÍO, que se entregaron en calidad de crédito blando a los operadores, para que estos se destinaran a chatarrización.

Fondo Fresa
En el 2014, Metrocali giró $40.000 millones al Fondo Fresa del MÍO, a través del cual se compensa a los transportadores tradicionales por chatarrizar los buses que debieron salir de operación para darle paso al MÍO.

Fesde
A finales del 2016 se creó el Fondo de Estabilización y Subsidio a la Demanda, Fesde, y en él se aprobaron recursos por $25.000 millones para que fueran entregados paulatinamente a los operadores del MÍO, para aliviar la crisis.

Nuevo cobro
El año pasado, el Concejo de Cali dio aval a implementación del cobro por congestión, que permite a propietarios de vehículos pagar por circular en pico y placa. Se proyectaba recaudar $38.164 pero no se han superado los $2000.

Otras fuentes
Cerca de $10.000 millones, provenientes de recaudo de multas, se ‘inyectaron’ este año a la operación del MÍO. El Municipio también busca apropiar recursos del cobro de plusvalía y del estacionamiento en vía pública, para girarlos al MÍO.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad