Exceso de ruido ya ha generado 18.584 quejas en Cali

Marzo 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Exceso de ruido ya ha generado 18.584 quejas en Cali

Ruido incesante. Áreas comerciales como el Centro y la galería de Santa Elena padecen problemas de contaminación auditiva.

Vecinos con equipos a todo volumen, bares, y el perifoneo no dejan descansar a los caleños.

¿Quién no ha tenido un vecino que cada fin de semana arma una rumba hasta la madrugada sin dejar dormir al resto de la cuadra? Según un sondeo realizado por El País en su Fan Page de Facebook, esta es la principal causa de malestar entre los caleños por problemas de ruido.Seguida a esta se encuentran los establecimientos comerciales (bares, restaurantes y discotecas), las iglesias, las ventas ambulantes, y el perifoneo, de acuerdo con los usuarios.“Hay vecinos que se enrrumban con frecuencia y no dejan conciliar el sueño los fines y entre semana. Este es un mal recurrente en algunos sectores de Cali, lastimosamente no se respeta la tranquilidad”, escribió Jose Fabio Hincapié en la red social. Mientras que Elssy Cárdenas señaló que “sacan sus torres del equipo de sonido al antejardín y lo tienen a todo volumen los fines de semana, no dejan dormir”.Y es que según el reporte de la Policía, en lo corrido del año en Cali la Línea 123 ha recibido 18.584 quejas por problemas relacionados con ruido (5850 en enero, 8950 en febrero, y 3784 en marzo).La usuaria Ruth Vélez comentó que en el barrio La Base los vecinos ruidosos son una problemática común pero a pesar de las denuncias el accionar de las autoridades no es efectivo. “Se llama a la Policía y le bajan volumen, pero apenas se van le suben el doble”, señaló desde su perfil.Para el comandante operativo de la Policía de Cali, coronel William Sánchez, el desgaste de los agentes atendiendo estos casos es muy alto debido a que tienen que atender cada uno de los numerosos requerimientos. “Por lo regular estas quejas son reiterativas y cada llamada no constituye un nuevo caso, debido a que por lo regular apenas la patrulla del cuadrante se retira, las personas por efectos del alcohol vuelven y suben el volumen”, explicó.Los sectores donde predominan los estratos 1, 2 y 3, fueron identificados como los puntos donde más se presenta esta falta. Sin embargo lo vecinos ‘bullosos’ no son los únicos que se roban la tranquilidad de los caleños.De acuerdo con el Dagma, entre enero y el 12 de marzo del 2015 se registraron 224 reclamos por contaminación auditiva (un promedio de 3 diarias). Asimismo, 8 establecimientos fueron sancionados en los 51 operativos realizados.El usuario Ricardo Cortés aseguró que en el barrio Alfonso López el ruido de una iglesia ubicada en un tercer piso no lo deja descansar. “Los sábados el problema es todo el día y a todo volumen. La Policía no hace nada, estamos cansados”, enfatizó. En cambio, para Amy De La Hoz, su ‘pesadilla’ son los establecimientos de la Carrera 66.Mónica Duque, del área de Impactos Ambientales Comunitarios del Dagma, indicó que las comunas 2, 3, 10, 17 y 19, en las cuales predominan las actividades de diversión nocturna siguen siendo las más impactadas. “Juanambú, la Carrera 66, Granada y el parque del Perro, es de donde provienen la mayoría de quejas”, precisó. En cuanto al control de las iglesias, Duque indicó que el procedimiento es igual al de un establecimiento comercial y podrían verse expuestas a decomisos y cierres temporales de incumplir las normas. “Hemos logrado un ejercicio importante con las grandes iglesias y estamos trabajando en un programa de concientización exclusivo para ellas”, indicó la funcionaria, quien agregó que en el 2014 se hicieron 40 capacitaciones con sus feligreses.Por último, el Dagma informó que se están programando operativos conjuntos con la secretaría de Gobierno para ejercer control a los vendedores ambulantes que usan el perifoneo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad