Excelente balance dejó el XV Festival de Arte de Cali

Excelente balance dejó el XV Festival de Arte de Cali

Noviembre 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Excelente balance dejó el XV Festival de Arte de Cali

El Ballet Folclórico de Antioquia ofreció un espectáculo inspirado en algunos de los ritmos autóctonos colombianos, de todas las regiones, reelaborados y combinados con elementos de ballet y de danza contemporánea.

Aunque no aún no hay cifras oficiales, cerca de 30 mil personas asistieron a las veladas del XV Festival Internacional de Arte de Cali.

Anoche cayó el telón del XV Festival Internacional de Arte, después de siete obras de teatro, doce grupos musicales, dos de danza, doce encuentros de escritores y poetas, seis presentaciones de libros, cuatro talleres de letras, 39 proyecciones de cine y 17 exposiciones de artes visuales, con artistas venidos de México, España, Israel, Venezuela, Brasil, Argentina, Irlanda y Colombia, en sólo diez días.Un maratón impresionante para exaltar las culturas populares, que organizó un equipo de trabajo encabezado por Amparo Sinisterra de Carvajal y Beatriz Barros en Casa Proartes: “Fueron 65 eventos que tuvieron muy buena respuesta del público”, dijo ésta última.Y añadió Amparo: “La diversidad que ofrece la cultura popular le gustó mucho a la gente y eso se reflejó en la asistencia”.“A pesar de que la gente está acostumbrada a lo gratuito, la respuesta en taquilla fue aceptablemente buena, con el 70% del aforo”, siguió Beatriz.“Pero no se puede esperar que todo sea gratuita. La gente debe entender que traer grupos buenos cuesta mucho dinero”, complementó la señora Sinisterra.En lo que hubo amplia satisfacción fue en la juventud de la mayor parte de los asistentes: “La experiencia con los jóvenes fue maravillosa. Hay que pensar en irles entregando el festival, porque tienen ideas muy buenas”, prosiguió ella.La presidenta de Proartes también quedó feliz con la programación infantil, porque “este año, por primera vez, la hicimos en nueve lugares, como Aguablanca, Nuevo Latir, Siloé, los corregimientos. Eso no habíamos podido hacerlo”. Beatriz Barros añade que asistieron unos 2.500 niños.Es tanta la satisfacción, que “estamos seguros de llevar la experiencia a todos los barrios. Es muy fácil organizarla, porque es de participación espontánea e invita a los niños a recuperar su memoria”, explicó Amparo Sinisterra.Además, más de 600 niños participaron en los talleres de adivinanzas: “Los escritores mexicanos y argentinos quedaron asombrados de la creatividad de estos niños. Marco Antonio Campos repetía que eso no podía ser”, añadió la dirigente cultural, quien considera que “el tema de las culturas populares nos permitió esa respuesta masiva”.Por otro lado, como sucede cada dos años, cuando termina cada Festival de Arte, se reaviva el debate sobre si el certamen debe ser uni o multidisciplinario.Amparo Sinisterra, quien está curada con el tema, dice: “Eso siempre se cuestiona, pero la variedad nos permite hacer una oferta muy amplia, sin tener que limitarse. Sería más fácil hacer un festival de un solo arte, pero ese no es el caso”.Sobre la terminación del premio de novela La Otra Orilla, que se entregó hasta esta edición, se limitó a responder: “Esa fue una decisión de Editorial Norma. Todo en la vida tiene su momento”. Pero aclaró que “ya llevamos tres becas de teatro, que también dan plata. Hay que pensar en hacer procesos, no entregar ‘los millones de Arlequín’, sino diversificar”.Sobre lo que viene para el Festival de Arte de Cali, doña Amparo dijo: “Una vez terminamos se hace una evaluación, para saber qué funcionó y qué no, y allí comienzan a surgir ideas para el próximo festival. Se podría pensar en seguir trabajando lo de las culturas populares”.Y contó que Icesi y Universidad del Valle harán un estudio de preferencias en materia de cultura, para orientar el festival en ese sentido: “Ya hemos llegado a la mayoría de edad y hay que precisar aspectos. Con el trabajo cultural uno no se puede cansar”, terminó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad