“Evitamos nuevas invasiones”, Secretario de Gobierno de Cali

“Evitamos nuevas invasiones”, Secretario de Gobierno de Cali

Mayo 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Evitamos nuevas invasiones”, Secretario de Gobierno de Cali

El secretario de Gobierno de Cali, Carlos José Holguín.

Carlos José Holguín, Secretario de Gobierno, asegura que desde su despacho se intenta que el problema de los asentamientos ilegales no crezca. Pese a ello, las invasiones históricas de la ciudad son cada vez más extensas.

En Cali hay 92 invasiones, 19 mil familias por reubicar, según datos de 2010. ¿Qué se piensa hacer desde la Secretaría de Gobierno a corto y largo plazo con estas personas?Con respecto a las invasiones que existen y que están identificadas, entiendo que hay unos procesos de reubicación de estas personas y dentro de ellos está el programa de vivienda gratuita y social de la Secretaría de Vivienda. Ese tema de los asentamientos que históricamente han estado en la ciudad no es de la Secretaría de Gobierno en el sentido de que esas personas vayan a ser desalojadas. En la medida en que hayan alternativas de reubicación, esas personas se tendrán que reubicar en esos sitios. Lo que nosotros hemos venido haciendo básicamente es evitar que aparezcan nuevos asentamientos subnormales en la ciudad. En ese sentido hemos contrarrestado varios intentos de invasiones. Desde que estamos en esta Secretaría la idea es que el problema no crezca. Pero los asentamientos que han estado durante muchos años en la ciudad es un proceso que está llevando la Secretaría de Vivienda de la ciudad. Pero más allá de la reubicación y de quién sea el problema, esta es una problemática social de ciudad. ¿Existen una política social pensada en estas personas que viven en zonas de invasión? Sí claro. Todo lo que se hace en materia de inversión social en el municipio. Usted sabe que en los sitios donde se concentra la mayor inversión por parte del municipio está focalizado en el tema de TIO'S (Territorios de Inclusión y Oportunidad) que es precisamente identificar los sitios más vulnerables, más marginales, sitios de desarrollos incompletos y ahí es donde se focaliza la acción social del municipio. Sin embargo esa presencia del municipio no se nota en estas zonas. Aún, por ejemplo, persiste el tema del tráfico de tierras en las invasiones, gente que aunque fue reubicada vende o arrienda lotes de invasión. ¿Desde la Secretaría de Gobierno qué se está haciendo sobre este tema que como las invasiones, es histórico? No, de ese tema no tengo conocimiento. No he recibido ninguna denuncia. De otro lado, aunque el presidente Santos 'regañó' a Cali hace tres años por permitir que el jarillón del río Cauca estuviera invadido, hoy existen doce asentamientos identificados. Eso, también, es una evidencia de la no presencia del municipio en las zonas de invasión. ¿Usted qué piensa? Allí hay un proceso de recuperación total del Jarillón. Hay un aporte de cerca de un billón de pesos por parte del gobierno nacional y otro recurso que va a poner el municipio por el orden de 200 mil millones, para poder hacer la recuperación total del Jarillón. La gran extensión del jarillón no se ha recuperado porque forma parte de este proceso de reubicación de todas estas personas para lo cual existe esta cantidad de recursos. Esta, para terminar, parece entonces una problemática que se le salió de las manos a Cali. ¿Por qué? Pues nosotros, insisto, lo estamos controlando en el sentido de no permitir nuevos procesos invasores. Pero desde hace 40 años e incluso antes se vienen dando procesos de invasión de la ciudad y básicamente es porque Cali ha sido polo de desarrollo económico del suroccidente colombiano. Y luego vienen los problemas de violencia de otros departamentos cercanos a Cali y eso hace que muchas personas lleguen aquí. También está toda la problemática del Pacífico colombiano que hace que Cali se vuelva un atractivo migratorio. Entonces la ciudad viene teniendo permanentemente flujos migratorios muy grandes que hacen que la planificación de la ciudad no haya logrado adecuarse para recibirlos. De hecho muchos barrios como Siloé, el Distrito de Aguablanca, empezaron como procesos de invasión y después fueron legalizados por el municipio.A PROPÓSITOInquietud en el barrio PetecuyUn líder del barrio Petecuy, ubicado en la Comuna 6 de la ciudad, denunció en este diario que dos familias que viven en la invasión Cinta Larga del Jarillón del Río Cauca y que fueron beneficiadas con las 500 casas gratis del proyecto LLano Verde que entregó el presidente Juan Manuel Santos esta semana, habrían alquilado sus antiguos ranchos de invasión. “En el barrio, en Petecuy, se escucha el rumor de que los ranchos ya fueron arrendados. Aún, adentro, hay muebles. Vamos a denunciar el hecho este fin de semana, en el Consejo Comunal que tenemos con el Alcalde Rodrigo Guerrero, para que se revise el caso . Necesitamos que se controle esa situación. De lo contrario las invasiones, a pesar de que se reubique a la gente, continuarán”, dijo el líder, que pidió la reserva de su identidad. Precisamente, una de las dificultades para conjurar el tráfico de lotes de invasión, según las autoridades, es la falta de denuncias por parte de la ciudadanía y la falta de pistas para rastrear el delito. Durante 2012, por cierto, en la Fiscalía de la ciudad se registraron 30 denuncias por el delito de invasión de tierras o edificaciones. En lo que va del año ya se registran 22 denuncias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad