Evaluarán implementar la Ley Seca en otras fechas especiales en Cali

Evaluarán implementar la Ley Seca en otras fechas especiales en Cali 

Mayo 15, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Ley Seca

Este fue el panorama de la Ley Seca en las calles de Cali

Giancarlo Manzano / El País

Voces a favor y en contra se siguen escuchando por la Ley Seca decretada el fin de semana festivo de la Madre en Cali, en el que 16 personas fueron asesinadas.

Aunque este fue el segundo puente festivo de esta fecha especial con menos homicidios desde 1997, el balance es agridulce porque Cali fue la ciudad del país donde más asesinatos se presentaron durante estos días.

Según la Policía, entre el sábado y lunes, que estaba aún vigente la medida, hubo 15 asesinatos. El único día con un solo caso fue el viernes.

En uno de los reportes hubo un doble homicidio, en hechos ocurridos el lunes festivo en el barrio Comuneros I, oriente de la ciudad. Estos dos asesinatos fueron cometidos con arma de fuego, como también sucedió en otros trece reportes. En uno de los 16 reportes hubo presencia de arma blanca.


Para Alexánder Durán, secretario de Salud de Cali, del total de muertes violentas de este puente festivo, se estima de forma preliminar que en un par de casos hubo licor de por medio.

“Los otros casos habrían respondido a fenómenos que Cali trae desde 1993, como lo son el microtráfico y el narcotráfico. La ciudad cuenta con un Observatorio que hace imposible esconder los muertos. Solo por mencionar un caso, la víctima número 16 del ‘puente’ fue un señor que recibió un tiro en la frente, quien fue llevado a una institución de salud, donde salió de su condición crítica, pero falleció después”, afirmó el Secretario.

Desde otra orilla, Katherine Aguirre, experta en seguridad e investigadora del Instituto Igarapé, de Brasil, cree que la medida cumplió, en parte, su promesa de reducción de riñas, lesiones personales y violencia intrafamiliar.

“Aunque en esto la medida funcionó, no debemos olvidar que Cali tiene una historia de 25 años de violencias complejas relacionadas con el consumo de alcohol y el tráfico de armas ilegales. Fue en esta ciudad donde se empezó a generar la visión de que la violencia había que verla como un tema de salud pública”.

Lea también: Las dos caras de la Ley Seca este fin de semana en Cali

"Primero es la vida": Alcaldía

Rodrigo Zamorano, alcalde (e) de Cali, indicó ayer que aunque 16 muertes violentas en el fin de semana festivo del Día de la Madre “son una barbaridad, no debemos olvidar que la ciudad traía promedios de 24 asesinatos en esta fecha especial con lunes festivo. Por eso en la cultura ciudadana está la capacidad de negociar con el otro, porque primero es la vida y la responsabilidad de cada ciudadano”.

El funcionario indicó que será en una mesa de seguridad donde se hará un análisis de los resultados que dejó la medida para así pensar si a futuro la Ley Seca vuelve a ser implementada en otras fechas especiales este año o el próximo.

“No podemos perder de vista que desde 1993 viene en descenso la tasa de homicidios en Cali por cada cien mil habitantes, para ese año estaba en 122 asesinatos y, gracias a un trabajo constante, hoy la ciudad tiene una tasa de 51 homicidios por cada cien mil habitantes, que sigue siendo muy alta comparada con Bogotá que tiene 14 y el promedio nacional que es 24”, expresó el funcionario de la Alcaldía.

Por su parte, Alexánder Durán, secretario de Salud de Cali, complementó que una de las decisiones del alcalde Maurice Armitage para decretar la Ley Seca fue que en el 60 % de los asesinatos ocurridos para esta fecha especial, en años anteriores, había presencia de licor.

“A nosotros en el sector salud de Cali se nos volvió costumbre contar muertos, por eso lo que debe llamar la atención de la medida tomada por el Alcalde es que pusimos sobre el tapete la discusión de los asesinatos a partir del consumo de licor porque es el Día de la Madre la fecha más violenta de Cali”, afirmó el funcionario.

Estadísticas entregadas por la Alcaldía Municipal muestran que en los últimos 20 años (ver tabla anexa) se han celebrado en Cali seis días de la Madre con fines de semana con lunes festivo, siendo el 2002 el año más violento con 35 asesinatos, seguido de 1997 y 2013 con 26 casos.

“Medidas deben ser concertadas”

Aproximadamente $1000 millones fueron las pérdidas económicas para 120 establecimientos comerciales de Cali, afiliados a la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica de Valle, Acodres, durante la implementación de la Ley Seca el pasado fin de semana del Día de la Madre.

Así lo dio a conocer Brany Prado, director de la agremiación en la capital del Valle, quien dijo que estos comerciantes tuvieron que desistir de la contratación de personal ya programado y se vieron afectados por la cancelación de reservaciones, lo que nos les permitió recuperar la inversión de la compra de insumos y licor que estaban listos para la venta como parte de las celebraciones del Día de la Madre.

“El Alcalde debió poner en marcha un verdadero gobierno participativo en el que todos pudiéramos proponer ideas y construir una mejor normatividad. No se trataba de pedirnos permiso, solo bastaba con que nos informaran y nos dejaran dar nuestra opinión”, manifestó el vocero.

Prado explicó que de haberse anunciado la medida con anticipación, los comerciantes hubieran podido adoptar los preparativos para afrontar la medida y disminuir así las pérdidas económicas en esta fecha especial.

El líder gremial también señaló que se pudieron plantear otras posibilidades para que todas las partes se vieran beneficiadas, como que “la Ley Seca solo funcionara en la comunas que registran altos índices de homicidios y que las zonas gastronómicas y turísticas funcionaran bajo un horario establecido”. (El Alcalde había dicho que descartó esta posibilidad para no generar más inequidades en Cali).

Asimismo, Prado reiteró que la medida fue un golpe duro para los comerciantes que trabajan bajo la legalidad.

“Si seguimos aplicando normas de una manera tan imprevista vamos a seguir alimentando la desunión: los gremios seguirán por un lado y el Gobierno por otro”, concluyó Prado en declaraciones entregadas ayer.

Pérdidas en la ILV

Alrededor de $7200 millones dejó de percibir la Industria de Licores del Valle, ILV, por concepto de ventas de aguardiente Blanco del Valle, debido a la Ley Seca del pasado fin de semana, reportó la entidad.
José Moreno Barco, general de la ILV, indicó ayer que se dejaron de vender 350.000 botellas de este licor que se tenían listas comercializar con motivo de la celebración del Día de la Madre.

La restricción al consumo del fin de semana “nos tomó por sorpresa, porque con el propósito de recuperar la presencia de la ILV y el posicionamiento de nuestros productos habíamos planeado la financiación del concierto por el Día de las Madres en Cali, pero por la medida de último momento los resultados no fueron los esperados”, indicó Moreno.

Cali fue la ciudad con más homicidios en el país en la celebración fin de semana de la Madre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad