Estos son los trece ganadores de los premios Rodrigo Lloreda Caicedo

Abril 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estos son los trece ganadores de los premios Rodrigo Lloreda Caicedo

Zulma Lucía Cuervo Plazas actualmente es reportera de la sección Entorno, que maneja los temas de ciudad. Lleva 10 años trabajando en el diario El País.

La periodista de El País, Zulma Lucía Cuervo Plazas, fue reconocida como reportera del año en los premios de la casa editorial El País.

"Este es el día más feliz de mi vida”. Con estas palabras, Zulma Lucía Cuervo Plazas logró sacarles las lágrimas a muchos de sus compañeros del periódico El País. Tras diez años de trabajo, fue sorprendida con el galardón de Reportera del Año en los premios Rodrigo Lloreda Caicedo, en los que se reconoce el trabajo de periodistas, fotógrafos y diseñadores de esta casa periodística. La razón por la cual fue escogida es clara para sus compañeros: es una reportera de raza, que trabaja con el corazón, con pasión, con vocación, como la describió Diego Martínez Lloreda, director de Información, al entregarle el premio. “Zulma, como todo reportero de raza, es escéptica por naturaleza. Desconfía de todo y de todos. Hasta de sí misma. Como reportera de raza que es, nunca está conforme con el resultado de su trabajo. Siempre quiere consultar una fuente más. Un documento más”, aseguró.Nacida en Zipaquirá y criada en Buga, Zulma admite que mientras otras niñas soñaban con ser reinas, ella se imaginaba descubriendo verdades ocultas y presenciando eventos que los demás debían ver tras la pantalla del televisor o en fotografías de periódicos. Mientras sus compañeros se divertían leyendo cuentos para niños o tiras cómicas, ella gozaba viendo las revistas de periodismo investigativo de su papá, o leyendo a Germán Castro Caicedo. Nunca dudó de lo que quería y realizó su carrera en Bogotá, en la Universidad Central. Luego de hacer prácticas en la capital, regresó a Buga con su familia. Porque si algo la caracteriza es la entrega a sus familiares. Su hermana Yanira dice que es especialmente generosa y una enamorada de su sobrino José David. Ya en la ‘Ciudad señora’, comenzó en la televisión, pero no tardó en llegar al medio impreso, haciendo reemplazos al corresponsal de El País en esa ciudad. Una vez hubo vacante, en el periódico no dudaron en contratarla, cuenta Judith Gómez, hoy editora de la sección Poder y en ese entonces jefe de Regionales. Recuerda a la Zulma de ese entonces como un diamante en bruto que se fue puliendo. Que aunque al principio tuvo dificultades al redactar sus notas, terminó por superarlas. Destaca su afán por aprender, que se evidenció cuando realizó en Cali la carrera en Administración Pública, para la cual viajaba desde Buga todos los fines de semana. De ahí, explica su exjefe, su virtud de ‘no tragar entero’ cuando investiga a algún funcionario, y de conocer al dedillo cómo funciona el sector público. Esto le ha permitido hacer denuncias con las cuales se ha ganado más de una enemistad. Sus amigos admiten que el decir las cosas tal y como son, a veces con mucha dureza, es una de sus características, admirada por unos, rechazada por otros. Al cabo de cuatro años, entró a la sección de Económicas, una de las más complejas por su nivel de tecnicidad. La periodista hoy recuerda entre risas que en su primer cubrimiento, en el Congreso Nacional Cafetero, no entendía la jerga especializada del sector. Eso no la detuvo, por el contrario, no tardó en destacarse en la sección. Ossiel Villada, hoy jefe de redacción Online de El País y quien fue su jefe en esa etapa, asegura que la historia de Zulma es la prueba de cómo alguien puede superarse comenzando desde cero. La reputación que ganó hizo que ‘se la llevaran’ para el sector privado. Lourdes Salamanca, directora del Observatorio de Infraestructura de Cali, fue su jefe durante esos diez meses y asegura que su mayor habilidad es la de interpretar lo que hay detrás de lo que la gente dice. Sin embargo la pasión de Zulma terminó por retornarla a sus orígenes. Regresó al periódico y hoy se destaca en Entorno, cubriendo noticias locales. Allí se ha convertido en un referente para sus compañeras de área y para la redacción, que admira su tenacidad y su actitud frente a la vida.Los otros ganadoresInvestigación o reportaje: "Así se estafó a los alumnos pobres de Buenaventura" , por Hugo Mario Cárdenas“Esta investigación, que devela cómo se robaron el dinero de la educación inventando alumnos fantasmas, muestra la magnitud del delito cometido con nombres propios, imágenes reales, ausente de especulaciones. Gran investigación con un trabajo de reportería serio, que se ocupa de un tema tan sensible”, señaló el jurado.Cubrimiento de una noticia: Entrada en vigencia del TLC, equipo de Activos, Alfredo García, Henry Delgado y Francy Elena Chagüendo.El jurado destacó que “este trabajo refleja un ejercicio de planeación serio y contiene todos los elementos de una noticia contemporánea: agenda propia, análisis, visiones desde la región, los desafíos del tratado, las cifras, voces e invitados de peso y con visiones a favor y en contra”.Entrevista: “No soy un sicópata ni un monstruo”, por Hugo Mario Cárdenas.El jurado destacó el valor de conseguir la primera entrevista para prensa escrita con el ex diputado Sigifredo López, en momentos en que se encontraba preso en el búnker de la Fiscalía y cuando todo un país no salía del asombro frente a la imputación hecha al político vallecaucano. También se ponderó la seriedad con que se abordó el diálogo.Perfil: El escritor que nos arrebató la muerte, Lucy Lorena Libreros, reportera.El jurado destacó la manera como la reportera logró traer a valor presente a Álvaro Cepeda Zamudio, un personaje que murió hace 30 años.“El perfil logra encontrar ángulos nuevos, lo que representaba todo un desafío. En el texto final, además de la buena escritura, se refleja una labor grande de reportería”.Fotoreportaje: Doble calzada al puerto va en un 30 %, Jorge Orozco, reportero gráfico.“Un trabajo planeado, con ambición y con una excelente puesta en página, que le da una visión grande a los lectores de cómo va la obra de la ruta exportadora a Buenaventura. Se destacan sus excelentes fotografías, los aportes gráficos y el tratamiento periodístico a un tema de importancia neurálgica para la región”.Fotografía: En el cairo la vida pende de un hilo, Oswaldo Páez.La fotografía de primera página muestra cómo mes y medio después de un derrumbe la comunidad sigue afectada. El jurado destacó la profundidad de la imagen, “que habla por sí sola y que refleja el drama del invierno de manera contundente”.Título: Gringos en Inglés, Isabel Peláez, reportera.“El título es perfectamente usado para ilustrar un artículo que denota la deficiencia de los estudiantes colombianos en el manejo del inglés”, dijeron los jurados. “Se destaca la creatividad para resolver de una manera atractiva, creativa, novedosa y sobre todo clara, un titular que pudo irse escueto y sin gracia”.Columna: Hombría, Melba Escobar, columnista.“Aborda el tema de la hombría de manera seria, para desvertebrar la que considera una masculinidad mal entendida, a propósito de las críticas a quienes no toleran la unión de personas del mismo sexo. Se apoya en argumentos contundentes, para desvertebrar el que considera un concepto de hombría que no evolucionó”.Página mejor diseñada: El pintor secreto, Mónica Naranjo, diseñadora.Los jurados escogieron esta página como la mejor, por considerarla “bella y original, con un diseño que tiene movimiento”. Los jurados agregaron que ”la creadora logra involucrar la pintura de una manera creativa, dejando que sea la obra la que hable gráficamente de su autor. Con el diseño nos está contando lo que es el artista”.Concepto gráfico: Un adulto responsable, Johanna Chamorro, diseñadora.Esta página fue catalogada por el jurado como “un bello concepto, creativo, para contarles a los lectores cómo el Festival de Música Mono Núñez llega a sus 38 años”.El jurado también resaltó el uso excelente de la figura de la guitarra y la originalidad para ponerle corazón a un hito del Valle del Cauca. Crónica: ¿Y dónde está la guitarra de Gustavo Niño?, Ricardo Moncada, reportero.Un relato original, excepcional y de una agudeza periodística admirable. El autor cuenta cómo el perder su instrumento se convierte en una tragedia para el músico. La historia logra darle vida al instrumento y cuenta el romance entre el músico y la guitarra, de forma nostálgica y bella”. “Nuestro primer error puede ser el último” Laura Hincapié, reportera.En esta crónica, en la que un técnico antiexplosivos relata por qué a diario elige enfrentarse a la muerte, la reportera “logra que el lector sienta el riesgo, la amenaza permanente, y que se meta en la escafandra y sienta la experiencia de ese hombre que desactiva bombas”. Los jurados añadieron que “es un relato que tiene ritmo y música, atrapa. Y al final, uno queda convencido de que el protagonista de ese trabajo lo hace con amor”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad