Estos son los 30 'retadores' que se le midieron a hacerlo bien por Cali

default: Estos son los 30 'retadores' que se le midieron a hacerlo bien por Cali

El Reto fue una de las mayores apuestas de la campaña de ciudad: una propuesta de participación para motivar a que los caleños pasaran del dicho al hecho.

Estos son los 30 'retadores' que se le midieron a hacerlo bien por Cali

Julio 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Estos son los 30 'retadores' que se le midieron a hacerlo bien por Cali

El Reto fue una de las mayores apuestas de la campaña de ciudad: una propuesta de participación para motivar a que los caleños pasaran del dicho al hecho.

El Reto fue una de las mayores apuestas de la campaña de ciudad: una propuesta de participación para motivar a que los caleños pasaran del dicho al hecho.

El Reto fue una de las mayores apuestas de esta campaña. En consonancia con su espíritu: mostrar la importancia que para la ciudad representa que las buenas intenciones de su gente pasen del dicho al hecho, les propusimos a los caleños que lo hicieran en serio. Y así fue: 1364 personas  a través de sus redes sociales, inscribieron en la, web de El País iniciativas de distinto orden, para llevar buenas acciones a distintas orillas de la ciudad. Después de la deliberación de un jurado que estudió las iniciativas, 30 de ellas fueron elegidas para recibir un estímulo económico que a sus creadores les diera pie para desarrollarlas, o para empezarlas a llevar a cabo. Los primeros quince beneficiados de El Reto fueron seleccionados el 15 de junio y los demás el 22 de julio: el primer grupo, en su totalidad, ya desarrolló la propuesta que inscribió para hacerlo bien por Cali. El segundo, se encuentra en la fase preparativa. Estas entonces son las caras de esas buenas acciones. Y la historia de las razones que las motivaron. Sin importar el tamaño del propósito, todas tienen un fin común: hacer de esta una mejor ciudad. Para lograrlo se necesita, en gran medida, justo lo que los ‘retadores’ hicieron: un primer paso en el camino correcto. 

Fabio Ruales

br

 

El reto de este caleño consiste en ayudar a los niños más necesitados de la comuna 16. Fabio desde hace diez años es una persona que tiene discapacidad auditiva y motora, sin embargo, esto no ha sido impedimento para salir adelante con su academia de música. Allí, él da clases de baile gratis. Su gran sueño es poder llegar a más chicos con su academia y así convertirlos en jóvenes promesas de la cultura.

br

 

Esta  estudiante de sicología desea brindar un momento de diversión  a la mayor cantidad de personas, especialmente niños, que trabajaban en los semáforos de Cali. Su idea, tal como la inscribió en El Reto: que disfruten una tarde en el Zoológico. “Esto logrará que salgan de esa rutina en la que permanecen. La salud mental también es diversión”,  no duda en asegurar Lina.

br

 

Este estudiante de educación física sueña con dotar a la escuela de fútbol en la que trabaja en el barrio Alfonso Bonilla Aragón. Balones, uniformes, conos y estacas son algunos de los implementos con los que Yolian sueña para la escuela y dibujar así una sonrisa en el rostros de los chicos a los que les enseña el arte del balompié.

Héctor Fabio Gómez

Héctor Fabio Gómezbr

Héctor Fabio Gómez

En Brisas de los Álamos hay un gimnasio al aire libre dotado con barras, discos en cemento y poleas, el cual disfrutan más de 300 personas que viven en el sector. Este caleño aceptó El Reto de la instalación de canecas para la basura en el parque, como también mejorar los anuncios para que sus vecinos recojan los excrementos de su mascota, así Héctor quiere hacerlo bien por Cali.

br

 

Una jornada de meditación al aire libre y gratuita es El Reto al que se le medirá Lina para hacer de Cali una ciudad con mayor bienestar mental. De acuerdo con esta caleña así lo hará bien por Cali porque esta es “una idea para respirar, sentir el cuerpo y las emociones y cultivar armonía interior”.

br

 

Que la mayor cantidad de niños y niñas que viven en el  Distrito de Aguablanca conozcan el Museo La Tertulia, ese es El Reto que aceptó Daniel. Así él lo quiere hacer bien por Cali.

br

 

Ayudar a un ancianato en Montebello, es en El Reto que aceptó Johan. Pañales, colchones, medicamentos, servicio de enfermería y recreación son algunas de las cosas con las que este caleño anhela para los adultos mayores que viven allí. Así él sueña hacerlo bien por nuestra ciudad.

br

 

Llevar alegría a los pequeños que son atentidos en algunas fundaciones de la ciudad,  esa es la labor que desde hace varios meses realiza Paola junto a sus amigos. El Reto al que se le medirá es llevar más momentos de alegría a la niñez de nuestra ciudad.

br

 

Una ciudad más saludable y amable con el medio ambiente es el anhelo de Michael. Su reto es, en la Estación de Unidad Deportiva del MÍO, regalar una porción de fruta a la mayor cantidad de usuarios del sistema.

br

 

Este caleño aceptó El Reto de contagiar con la magia de la lectura a los pasajeros del MÍO. Su idea es que se lean fragmentos de obras literarias de autores colombianos en las estaciones y articulados del sistema de transporte masivo.

br

 

Desde los 17 años Carolina rescata a animales de las calles de Cali. Uno de sus mayores anhelos es poder ayudar a la mayor cantidad de perros y gatos. Aceptó El Reto para poder esterilizarlos y encontrarles un hogar en donde les brinden amor y compañía.

br

 

Recuperar el Cerro de las Tres Cruces es la labor a la que se dedica Mauricio cuando sube allí a hacer ejercicio con sus amigos. Uno de sus  sueños es lograr sembrar la mayor cantidad de árboles en ese lugar. Para esto él aceptó El Reto y sembrará árboles que sobrepasen los dos metros de altura, también eliminará cuanta maleza se encuentre a su paso por el cerro.

br

 

Que las personas que habitan las calles de nuestra ciudad tengan un día en el que puedan disfrutar de un baño y un plato de comida, ese es El Reto que aceptó Isabel. “Sé que a ellos les sorprendería y darían todo por estar aseados y verse diferentes, incluso poder comer algo los haría muy felices”, dice Isabel.

br

 

[[nid:560891;http://www.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/07/sara-vargas.jpg;full;{}]]

Calmar el hambre de los habitantes de calle del barrio Sucre. Esa es la labor que desde el año pasado  realiza esta caleña con algunos de sus amigos. “En abril llevamos 500 sándwichs y no fue fácil conseguir ayudas, sacamos muchas veces de nuestros bolsillos para realizar esta tarea” dice Sara. Ella no quiere desistir con esta iniciativa y ese es su mayor reto.

 

br

 

 

Esta caleña aceptó El Reto de Por Cali lo hago bien y llevará talleres terapéuticos a todas las comunas de la ciudad, “teniendo en cuenta las cuatro palabras sanadoras: lo siento, perdón, gracias y te amo. Las cuales ayudan a cambiar el inconsciente colectivo, Así la ciudad tendrá una transformación”, asegura.

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

br

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad