Esto es lo que viene para el MÍO con la salida de Unimetro

Junio 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País

La primera opción de la operación de los buses la tienen los bancos y la aseguradora del operador saliente. En caso de que no les interese esta alternativa, será Metrocali la que deberá asumir el manejo del servicio.

[[nid:318940;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/07/paro-operador-unimetro.jpg;full;{Unimetro compró 164 buses para cumplir con el contrato de concesión. Uno de los vehículos se quemó en una toma contra el sistema. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Jorge Vélez usa diariamente el transporte masivo para desplazarse a su trabajo y estudio. Por ser el presidente de la Liga de Estudiantes Usuarios del MÍO, conoce que el sistema tiene cuatro operadores (las empresas GIT, Blanco y Negro, ETM y Unimetro) que se encargan de poner a rodar los buses del sistema. Lea también: Unimetro, la rueda que se le 'pinchó' al MÍO

También sabe que Unimetro no despacha desde hace 23 días  los 163 buses que tiene para prestar el servicio de transporte que fue contratado con Metrocali. Esta razón, además de haber sido evaluado con  estándares  bajos de calidad en el servicio durante 15 quincenas seguidas en el último año, fue la causa para que el ente gestor del transporte masivo caleño diera por terminado el jueves pasado el contrato de concesión con este operador, de manera unilateral.

“Esto definitivamente marca un precedente”, explica el líder estudiantil, a quien ahora le preocupa qué pasará con la prestación del servicio una vez Unimetro salga del sistema.

 “¿Cuál es el plan que tiene Metrocali con la salida de este operador?, porque lo que el usuario pide a gritos son más buses para que mejoren la frecuencia y la calidad del servicio. Si se va Unimetro, ¿qué pasará con esos buses?, ¿se los lleva Unimetro o quedan en  manos de Metrocali o de otro operador?”, reflexiona  Jorge en nombre de los casi 500.000 usuarios que tiene hoy el MÍO.

Hasta el 19 de junio seguirá  Unimetro haciendo uso de los patios de Puerto Mallarino y operando los 163 buses de su flota (en realidad ninguno rueda desde hace tres semanas). El 20 de junio, tanto el patio de Puerto Mallarino (donde funciona Unimetro) como la flota completa deberán pasar a ser operados por otra entidad.

Según Armando Garrido, presidente de Metrocali, la primera opción de toma de posesión del contrato de concesión y de sus bienes asociados (es decir, los 163 buses y el patio de Puerto Mallarino), la tienen los bancos (Colpatria y Bancolombia, con los que Unimetro tiene créditos) y la aseguradora Seguros del Estado. Es decir, son ellos los primeros llamados a poner a rodar los 163 buses que tiene Unimetro en su custodia. Eso implica contratar los conductores y el personal de mantenimiento  de los vehículos, más los empleados administrativos que hagan posible que los vehículos presten el servicio.   

“En este caso, los bancos tendrían que buscar una empresa que se encargue del tema, porque el negocio de ellos es financiero”, explica el Presidente de Metrocali.

La decisión de los bancos y de la aseguradora deberá ser comunicada a Metrocali antes del 20 de junio, según el ente gestor del MÍO.

 En caso de que a los bancos y la aseguradora no les interese hacerlo, será Metrocali la que deberá tomar posesión del contrato, es decir, la que debe poner a rodar los buses.

Garrido indica que Metrocali tendría que buscar un operador para que se encargue del rodamiento de los 163  vehículos. De ser este el escenario, Metrocali ha contemplado como posibilidad que los tres operadores que quedan (ETM, GIT y Blanco y Negro) sean los que se encarguen de administrar los buses, mientras se saca a licitación el operador que reemplace a Unimetro. Esa operación temporal sería por dos meses, dice el Presidente de Metrocali, mientras se hace el proceso de licitación.

Sin embargo, el gerente de Unimetro, Sebastián Nieto, dice que el 20 de junio no hará entrega de la flota ni del patio de Puerto Mallarino. La razón que aduce es que no ha sido comunicado del acto administrativo que dé por terminada la relación contractual entre el operador y Metrocali. 

  “Una carta enviada por correo electrónico no puede ser tomada como un acto administrativo que finalice por las causales técnicas que aducen, la terminación unilateral de un contrato. ¿Dónde está el derecho a los recursos que tiene la empresa para su legítima defensa?”, acota.

 Argumenta Nieto que además Metrocali conocía que un proveedor solicitó que a Unimetro se le aplicara la Ley 1116 (de Reorganización Empresarial, también conocida como Ley de Insolvencia Económica) y que con la decisión del ente gestor “están acabando con la única posibilidad que tiene el operador para cumplir con sus obligaciones financieras, laborales y demás deudas con proveedores”.

  El directivo de Unimetro asegura que solo entregarán el patio y los 163 buses cuando Metrocali cumpla con la entrega de la resolución donde les notifican la terminación unilateral del contrato y ellos hayan agotado los recursos de ley. 

Con respecto a la posibilidad de que los otros operadores puedan entrar a administrar los buses que Unimetro devuelva, ETM y Blanco y Negro manifiestan haber tenido acercamientos con Metrocali frente a este tema. GIT indica que no ha sido llamado a atender esta contingencia.

Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro, dice que en la eventualidad de que Unimetro haga la restitución de los buses, podrían operarlos. “Pero las reglas del juego deben estar claras porque no recibiremos ni un bus si existen dudas de carácter económico, jurídico o contractual”, afirma.

 También dijo que como la mayoría de los buses de Unimetro están varados (solo 45 están operativos, según el gerente Sebastián Nieto), deberá ser Metrocali el que se encargue de arreglarlos. “Si recibimos los vehículos de Unimetro, deberán estar en operativos”, puntualiza Bellini.

Frank Mosquera Rodríguez, directivo de ETM, afirma que de recibir los buses, “actuaríamos como subcontratistas, solo para sacarlos a prestar servicio, pero la responsabilidad de que los buses estén en buen estado será exclusiva de Metrocali”.

Enrique Wolf, directivo de GIT, manifiesta que así Metrocali les invite a operar esos buses, no recibirán ningún vehículo “hasta que esté resuelta, en su totalidad, la situación jurídica de Unimetro”.

 El País se comunicó con directivos de Colpatria para conocer si hará la toma de posesión del contrato de concesión de Unimetro e  indicaron que el  próximo miércoles le comunicarán a Metrocali  la decisión que tome la entidad bancaria.

En Bancolombia no quisieron dar información al respecto porque también está en revisión esta situación. 

Igualmente, la Superintendencia de Sociedades, donde se tramita la admisión de Unimetro a la Ley 1116, indicaron que este caso está en estudio.

Metrocali sostiene que lo sucedido con Unimetro es una situación circunstancial debido a que  no saca sus buses a rodar. “Estamos trabajando para tener una solución integral, para acabar con los problemas financieros de los operadores y con ello mejorar la calidad en el servicio. Esa solución deberá estar lista en diciembre”, asegura Garrido.

La Super Transporte El superintendente de Transporte,  Javier Jaramillo, explica que el pasado 26 de mayo le envió una comunicación al Presidente de Metrocali para que presentara un plan de contingencia y ordenara las medidas necesarias para exigir el cumplimiento de las obligaciones contractuales por parte de los operadores.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad