Este es el plan que estudia Emcali para evitar más cortes de agua

Octubre 02, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Este es el plan que estudia Emcali para evitar más cortes de agua

En las últimas semanas, según voceros de Emcali, el río Cauca ha presentado una altura entre los 3,20 y 3,40 metros, lo que permite captar el agua. Desde Salvajina, se aportan 50 metros cúbicos por segundo para regular el cauce.

El panorama es crítico: déficit de lluvias en septiembre llegó al 47%, según la CVC. Pese a lluvias ríos siguen secos y se necesita un Río Cauca con mayor caudal para abastecer la ciudad.

En el mes septiembre el déficit de lluvias en el departamento fue de 47 %, según informó la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC. 

Aunque en los últimos días se presentaron precipitaciones  en Cali y otros municipios, el agua que cayó  no fue suficiente para que los caudales de los ríos se recuperaran. De ahí que afluentes como el Cali y Meléndez continúen disminuidos.

“Los modelos climáticos dicen que en los meses de noviembre y diciembre se alcanzará la mayor intensidad de El Niño y en la segunda temporada de precipitaciones podría haber una reducción del 40 % de las lluvias”, indicó Harold González, coordinador de la Red Hidroclimatológica de la CVC.

En lo corrido del 2015, ocho de los nueve meses han presentado déficit de lluvias. Los meses de junio y agosto fueron los más críticos, con disminución en las precipitaciones del 76 % y 71 %, respectivamente, explica el vocero de la entidad.

Indican, además, que el embalse de Salvajina, que regula el caudal del río Cauca, se encuentra en un 27 % de su capacidad y que el déficit de lluvias de este mes no permitió mejorar los niveles de almacenamiento de agua.

“Esperamos que con las lluvias que caigan en los próximos meses podamos aumentar la cantidad de líquido almacenado para afrontar los primeros meses del 2016, cuando se prevé que se agudicen los efectos del Fenómeno del Niño”, dijo Rubén Darío Materón, director general de la CVC.

En septiembre, por cuenta del inclemente verano, el río Cauca ha presentado bajas en su nivel. 

Este mes, la altura del afluente llegó a marcar 2,80 metros, una medida que no se veía  desde agosto de 1998, cuando un intenso verano también afectó  la ciudad.

La situación ya causa preocupación entre las directivas de las Empresas Municipales de Cali, Emcali, toda vez que para poder abastecer al 75 % de la ciudad, la altura del río Cauca  debe mantenerse en tres metros o más.

A ese nivel, las bocatomas de las plantas Puerto Mallarino y Río Cauca pueden captar el agua suficiente para potabilizarla y luego distribuirla por la red baja del acueducto.

Ante la posibilidad de que el río Cauca pierda más nivel conforme se agudicen los efectos del Fenómeno del Niño,  la compañía  estudia medidas de choque para evitar afectaciones por cortes para los usuarios.

Una de ellas es la instalación de dos bombas flotantes sobre el río Cauca, que captarían agua de la superficie del afluente. 

El líquido que se capte pasaría por conexión de tuberías a las bocatomas de Puerto Mallarino.

“Esto nos permitiría tener el caudal necesario para continuar con la operación de la planta, en caso de que tengamos baja del caudal. Lo máximo que podríamos aguantar es que el Cauca esté en 2,50 metros, pero no es lo ideal. Esta es una idea que apenas estamos construyendo, aún nos encontramos en el trabajo de diseño”, explicó Héctor Fabio Bonilla, jefe de operación de la planta Puerto Mallarino.

Javier Pachón, gerente (e) de Emcali, añadió que la otra alternativa es la instalación de espolones en el río, a la altura de la planta de Puerto Mallarino, que permitan estrechar el cauce hacia las bocatomas para que llegue cantidad de agua suficiente para captar y potabilizar.

 “Esos espolones tendría que instalarlos la CVC. Estamos muy preocupados por lo que pueda pasar con el río Cauca, hay situaciones que desbordan la capacidad de respuesta, estamos ante niveles más bajos que los promedios históricos, pero estamos haciendo lo posible para garantizar el servicio de agua a los caleños, que es la prioridad”, dijo Pachón.

Sobre esta medida, Rubén Darío Materón dijo que aún no hay nada definido. “Esperaremos a ver el comportamiento de las lluvias durante las primeras tres semanas de octubre y ahí decidiremos si debemos colocar los espolones. Esperamos seguir regulando con Salvajina, pero hay que decir que estamos en una situación crítica, que también requiere compromiso de la gente con el ahorro de agua”.

Voceros de Emcali aseguraron que entre noviembre y diciembre estarán listas las dos soluciones de abastecimiento de agua con las que se espera disminuir los cortes de agua para la red baja del acueducto.

Se trata del segundo reservorio, que almacenará 100.000 metros cúbicos de agua y garantizará el abastecimiento durante ocho horas, cuando se presenten eventos por falta de oxígeno o turbiedad en el río Cauca que impidan potabilizar.

También se dará la habilitación de cuatro pozos profundos en Aguablanca, que reforzarán la distribución de agua en la red baja, aportando 150 litros por segundo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad