Este es el panorama de la Unilibre tras paro que lleva seis semanas

Este es el panorama de la Unilibre tras paro que lleva seis semanas

Octubre 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Aseguran que la universidad no ha firmado los convenios con las clínicas. Nadie recibe clases.

El cese de actividades de los estudiantes de medicina y enfermería de la Universidad Libre hoy completa seis semanas. Han sido 39 días desde la última vez que tocaron un paciente en la clínica Rafael Uribe Uribe o un cuaderno en sus aulas de clase. Lo uno llevó a lo otro, pues la liquidación de la clínica, que es propiedad de la universidad y se completó hace 22 días, implicó el cierre de su principal sitio de práctica profesional.  “Hoy estamos en el limbo más de 600 estudiantes que hacemos rotación en diferentes especialidades. No tenemos un sitio fijo en el que se garantice la calidad educativa y tengamos acceso directo a los pacientes”, expresó Juliana Marmolejo, quien cursa primer año de internado y antes de que se liquidara la clínica Rafael Uribe Uribe rotaba en cirugía general. El pasado lunes, más de cien estudiantes de medicina y enfermería decidieron tomarse las instalaciones de la universidad, en el barrio Santa Isabel, para exigir un centro de prácticas fijo. Desde entonces, allí solo se ven carpas en los pasillos de la facultad de Ciencias de la Salud y bancas y pupitres apilados  en las nueve entradas de la sede, para evitar la entrada de quienes no sean estudiantes de Medicina o Enfermería.  El bloqueo se dio al mismo tiempo que se anunciara la reapertura de la clínica como una IPS de Nivel III, que estará bajo la operación del grupo Idime y abrió sus puertas con 64 camas en los servicios de Urgencias, Cirugía, Cuidados Intensivos y Hospitalización. “La toma estaba planeada solo para hacerse el lunes, pero ahora es indefinida, porque las directivas de la universidad no han suscrito convenios oficiales con ninguna clínica  para que sigamos rotando hasta que podamos volver del todo a la Rafael Uribe Uribe. Se ha hablado de la Clínica de los Remedios, Saludcoop, Desa, Palma Real (Palmira) y los hospitales de Buga y Cartago, pero hasta el momento no se ha concretado nada”,  aseguró Carlos Vargas, representante del Internado de la Unilibre. Las directivas de la universidad expresaron a través de un comunicado que el 27 de octubre, estudiantes y miembros del programa de medicina se reunirán en la sede de Santa Isabel para elaborar el plan de rotaciones. “Es un deber conjunto la necesidad de agilizar las  actividades tendientes que conlleven al reinicio, lo más pronto posible, de la normalidad académica, pues de no reiniciar oportunamente las labores pueden sobrevenir serias situaciones gravosas para un importante número de estudiantes que financian sus estudios mediante créditos Icetex e igualmente puede resultar afectando oportunidades de becas que tienen un gran número de estudiantes”, informó la Universidad Libre. Otras carreras, en vilo  Frente a la universidad, bajo un parasol en el que se venden ensaladas de frutas, un grupo de quince estudiantes de décimo semestre de derecho entrega el parcial final de finanzas públicas a su profesor, Ramiro Jurado. “Este trabajo lo teníamos que exponer, pero eso no lo podemos hacer en la calle, sino en un salón de clases. A esta universidad le hace falta infraestructura, tecnología, reinversión; por eso entendemos que en Medicina estén luchando por lo suyo y apoyamos su causa”, manifestó Camilo Cruz, estudiante de derecho. Para Laura Tabares, estudiante de derecho que tiene una hermana en décimo semestre de medicina, “ellos tienen la obligación de luchar por su futuro y por tener un sitio en el que puedan interactuar con los pacientes como lo hacían en la Uribe Uribe. Yo tengo que presentar tres exámenes la próxima semana, pero si la toma continúa no sé cómo va a solucionar la universidad”, dijo Tabares. La ocupación del edificio afecta también a aquellos estudiantes que no viven en Cali y deben alquilar habitaciones mientras estudian. Ese es el caso de Yubely Perea, quien es de Tadó (Chocó) y está ad portas de convertirse en abogada.  “Yo programé los parciales para acabarlos rápido y entregar el apartamento la próxima semana, pero como están las cosas tocará quedarme más tiempo y empezar a pagar por días”, dijo Perea.Sin embargo, a través de redes sociales hay opiniones que muestran rechazo a la toma de la universidad.  Juan, por ejemplo, propuso en un grupo de Facebook de estudiantes de Unilibre “que nos reunamos este sábado a las afueras de la universidad, para evaluar con los estudiantes de derecho la viabilidad de entrar por la fuerza la otra semana si el bloqueo ilegal y grosero sigue. Está visto que no se puede razonar con quienes solo velan y protegen sus facultades e intereses”. Por su parte, Nataly expresó que “el derecho tiene unos límites. ¿Por qué todas las facultades no nos unimos y paramos esa bobada de que 10 pelagatos de Medicina se paren a cerrar la puerta? Que pidan justicia de otra manera”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad