Este año ya van 533 bebés abandonados por sus padres en Cali

Este año ya van 533 bebés abandonados por sus padres en Cali

Noviembre 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Este año ya van 533 bebés abandonados por sus padres en Cali

Diez de los niños que han sido dejados por sus padres durante este año en Cali han sido encontrados en matorrales, ríos, basureros o caños.

Preocupan las razones por las que cada año unos mil niños son dejados por sus padres.

Quizá la reacción de quienes escuchan del caso de la mujer que este jueves dejó a su bebé abandonado en una bolsa plástica en un caño ha sido la misma, de total estupor.Pero tal vez lo más grave es que este no es el único caso: en la ciudad este año ya son 533 los pequeños que han sido abandonados por sus padres, en diferentes situaciones. Diez de ellos, en condiciones semejantes a los de la mujer del caño. Es decir, en ríos, matorrales o basureros. “Es un reflejo de la crisis de la familia como actor de la sociedad”, es el análisis que hace el sicólogo Fernando Acosta, quien trabaja en un programa para el mejoramiento de la salud mental. De acuerdo con su análisis, cada vez más los jóvenes crecen en las calles o con ausencia de sus padres. “La familia tradicional ya desapareció. Y la que la reemplazó no ha podido suplir los valores que necesita la gente para vivir en sociedad”, explicó.También cuestionó el valor que se le da a la vida en la ciudad. “Un municipio donde la tasa de homicidios es altísima. Es una ciudad en la que se ha perdido la importancia de la vida”, señaló, al explicar que en el caso del pequeño que acabó en un caño lo más impactante es el intento de homicidio.Otra de las situaciones que influyen en estas acciones son las condiciones de miseria que hay en el municipio. Así lo resalta el sociólogo Alberto Valencia, quien dice que la presión de lo que implica sostener un niño podría llevar a tomar decisiones extremas, como el abandono. “También hay muchas situaciones de niños no deseados o producto de una violación. Así como situaciones en las que el hombre rechaza el nacimiento y le dice a la mujer que con ese niño no se vaya a aparecer por la casa”, comenta Valencia. Además, afirma que la falta de apoyo para mujeres en situación de violencia intrafamiliar o miseria no es suficiente, lo que lleva a que terminen por actuar de forma desesperada. Mónica Lozada, sicóloga sexóloga, coincide en este aspecto y piensa que hay que pensar en qué condiciones le está brindando el Estado a la ciudadanía. “Esto muestra que hay un problema serio de salud mental en la ciudad. Es un problema de Estado, en el que se está fallando en brindarles una salud y una educación sexual adecuadas a las personas”, opina. “Hay problemas en la formación de valores, que son cada vez más frívolos”, argumenta, al tiempo que explica que esto está relacionado también con los embarazos adolescentes, pues cada vez más los jóvenes actúan sin pensar en las consecuencias y, cuando ya se ven con un niño en camino, sienten que su plan de vida se arruinó. Sobre las consecuencias que el abandono puede traer a estos niños, Ana Lucía Ortiz, coordinadora general de Hogares de Paz, afirma que son personas que crecen con temor y con cierta prevención hacia la sociedad. “Aunque esto depende de la edad. Es más fácil que un niño que fue dejado entre los cero y uno años pueda superar la situación, a que uno de 5 o 6 años lo haga”, comenta. “Es una huella que les queda para toda la vida”. No obstante, explica que la adopción logra darles un acompañamiento que les ayuda a seguir adelante. También requieren de un trabajo sicoterapéutico y del apoyo de una red emocional que los acompañe en el proceso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad