“Este año, el MÍO funciona bien o fracasa el sistema”: alcalde de Cali en balance de gobierno

“Este año, el MÍO funciona bien o fracasa el sistema”: alcalde de Cali en balance de gobierno

Enero 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre y Zulma Cuervo | Periodistas de El País
“Este año, el MÍO funciona bien o fracasa  el sistema”: alcalde de Cali en balance de gobierno

El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero.

El alcalde Rodrigo Guerrero dice que las condiciones están dadas para que el Masivo se estabilice.

El 2014 es un año crucial para el MÍO. Así lo entiende el alcalde Rodrigo Guerrero, quien asegura que están dadas todas las condiciones para que en el primer trimestre de este año se haya terminado la compra de los buses tradicionales y, con ello, se dé la implementación total del sistema masivo.Guerrero, en el balance de sus dos años de gobierno anunció que hará cambios en el gabinete. Aseguró que saldrá la segunda fase de megaobras y que iniciará la construcción del Corredor Verde, su principal apuesta de recuperación del espacio público.Usted anunció que el 2 de enero habría operativos contra los buses tradicionales que le hacen paralelismo al Masivo, pero se llegó ese día y no pasó nada. ¿Por qué?Yo les había dicho que saldría personalmente a hacer los operativos, pero en la última reunión (27 de diciembre) con ministra (de Transporte) y Superintendente (de Transporte) les dije que no saldría el 2 de enero hasta que no pusieran a funcionar el fondo fiduciario y empezaran a comprar los buses (hay $90.000 millones del Conpes para la chatarrización de 1370 vehículos del transporte tradicional). ¿Por qué los operadores no negocian la compra los buses?Negocian, pero no los han pagado. Se hizo un fondo fiduciario porque los dueños de los buses tradicionales dicen que los operadores les han comprado los vehículos y dos años después no les han pagado. Para facilitar el proceso se creó el fondo, para evitar que los transportadores tradicionales no negocien porque tienen dudas de que les paguen, pero el fondo fiduciario no se ha constituido por culpa de los operadores y se los dije: mientras eso no se haga, yo no muevo un dedo más. La obligación mía es que la gente de Cali tenga cómo movilizarse. Si es con el MÍO, perfecto; pero si al MÍO no lo pueden poner a funcionar, pues dejamos esto así. ¿Qué tal que los operadores terminen cumpliendo su amenaza de parar la operación del sistema? Eso sería peor para el millón de caleños que usan transporte público... Yo no creo que los operadores vayan a hacerlo. En la última reunión, que fue con Superintendente y Ministra, entendieron que tienen que constituir el fondo. La Ministra les dijo que el Gobierno Nacional ha hecho un esfuerzo muy grande y que ellos están en la obligación de constituir el fondo y usar la plata en la compra de los buses. Es que no han entregado los papeles para constituir el fondo fiduciario y la plata ya está en los bancos. Para mí eso es injustificable e inaceptable. El problema es que ellos querían que yo hiciera los operativos, sin ellos cumplir su parte. No se justifica que nosotros estemos haciendo nuestra parte y los operadores no. Pero ellos no van a hacer huelga, no van a perder su inversión para que el Gobierno venga y los intervenga. Claro que tampoco me interesa que se perjudiquen, lo que quiero es que cumplan y por eso hemos hecho todo lo humanamente posible para que puedan operar.La diferencia es enorme entre lo que piden los transportadores tradicionales por la compra de los buses ($120 millones sin Fondo Fresa) y lo que ofrecen los operadores ($80 millones, incluido el Fondo Fresa, compensación que se paga con la tarifa por la salida de los buses). ¿Será posible zanjar diferencias? Es que un bus nuevo no vale más de $120 millones. Ellos pueden pedir $600 millones, pero las reglas del mercado están ahí, no se les puede pagar lo que piden por un bus que ya tiene diez años de servicio. Le hago una analogía, si necesito expropiar una propiedad para hacer una calle y en esa propiedad hay una tienda, yo no le puedo pagar sobre la expectativa de ingresos de ese negocio. Con los buses pasa lo mismo, aquí prima el bien común, no se puede pagar por la expectativa o por el cariño que un dueño de un bus le tiene a su negocio. Pero les aseguro que con los $80 millones, oferta que los operadores ya hicieron pública, va a haber un número importantísimo de personas interesadas en venderles su bus.¿Con cuántos buses arrancan los operativos contra los colectivos?Es que no hay ni uno solo. Pero su Secretario de Tránsito (Alberto Hadad) dijo que hay 397 buses ya negociados...¿Qué es negociar? Negociar no es decir yo te compro el bus, negociar es hacer los papeles, pasarlos al Tránsito y a Metrocali, solicitar la plata de la fiducia para pagarlo. Eso sí es negociar, así les creo. Decir que han hablado con los dueños de los buses no es negociar. Ese cuento yo me lo comí una vez, ya no me lo como de nuevo.Alcalde, dicen que la falta de operativos contra los colectivos se debe a que usted se ha dejado presionar de los transportadores tradicionales, pues cada que se sienten amenazados le hacen paro frente al CAM...No, no es cierto. Incluso cuando han parado, como en la primera ocasión donde 500 buses dejaron de trabajar (2 y 3 de octubre de 2012), se dio orden al MÍO de transportar a la gente gratis y la aceptación fue total, 850.000 caleños usaron el masivo. Pero si acaso yo me he inclinado más hacia el lado de los colectivos es porque hay personas para las cuales todo su capital son $80 millones representados en una buseta, es gente que sufre más y hay que protegerla. En cambio, para los operadores $80 millones son la propina.¿Qué pasará entonces con los pequeños transportadores que le apostaron al MÍO? ¿Están viendo pérdida su inversión?Con ellos también hay acciones intrépidas. 140 pequeños transportadores que metieron su bus como aporte de capital a los operadores están preocupados porque se vienen las capitalizaciones de los operadores, pero el presidente de Metrocali les consiguió créditos para que puedan capitalizar y no ver diluída su inversión, para que no pierdan la plata y que puedan ver utilidades cuando el sistema masivo despegue. Nos hemos preocupado para que los pequeños transportadores, los más vulnerables en este proceso, no salgan lesionados.¿Qué van a hacer para mejorar la calidad en el servicio del MÍO?La solución es que los operadores saquen los 850 buses que tienen vinculados. Es que dejar de sacar un bus, cien o doscientos, descuadra todo. Les hemos dicho a los operadores que cumplan con la programación. Yo creo que sacando toda la flota tiene que mejorar el servicio. Esto es cuestión de frecuencias y de tener mejores rutas, pero en eso Metrocali ha hecho cambios, incluso asesorados por los transportadores del colectivo que están como socios de los operadores. Es que hemos hecho todo, conseguimos $90.000 millones para la compra de buses, hablamos con los bancos para que les refinancien la deuda a los operadores y que todos los ingresos vayan a operación. Están dadas las condiciones para que ellos hagan el esfuerzo de su parte.¿2014 será el año crucial para estabilizar el sistema masivo? Sin duda, en este año funciona bien el MÍO o fracasa el sistema y así no seguimos desgastándonos más. La meta de este año es poner a funcionar los 850 buses, no 650 como hoy, que se compren los 1370 buses del colectivo. Con eso, sin duda, se estabiliza el sistema. ¿Y cuál es el plazo para estabilizar el sistema?Yo he dado tantos plazos que ya me da pena dar otros. Es que hay factores que no dependen de mí. Yo esperaría que en el primer trimestre pase eso, porque están dadas las condiciones.¿Será que en el 2014 sí sale la segunda fase de las megaobras?Sí. Sale el puente de la Carrera 1 con Calle 70 integrada con la construcción de la terminal Calima del MÍO. Salen la ampliación de la Vía a Pance, el Parque del Río Cali, el puente de Chipichape y la recuperación vial. Y en el Contrato Plan con la Gobernación, metimos la construcción de la doble calzada al kilómetro 18 y el mejoramiento de la glorieta de la Portada al Mar, con un proyecto mejor al que había en las megaobras.¿En qué va el Corredor Verde?Estamos avanzando, ya pasamos de la etapa del Power Point a comenzar a hacer los proyectos. Esa es mi mayor apuesta de recuperación de espacio público porque si hemos disfrutado 900 metros de espacio en la Avenida Colombia, imagínese cómo serán 12 kilómetros de zona peatonal, ciclorrutas y un sistema de transporte no contaminante. Estamos gestionando el Conpes para que la Nación ponga 70 % de los recursos y 30 % sean del Municipio. Yo le aseguro que este año arrancamos con el tramo más fácil para dejarlo en un estado que sea irreversible y futuros gobiernos lo tengan que continuar.¿En qué van las iniciativas público-privadas: anillo perimetral y las vías del Sur?Van andando bien.¿Cómo ve sus relaciones con el Concejo? En las pasadas sesiones extraordinarias no le aprobaron la vinculación al G11 (grupo de municipios vecinos con los cuales Cali hace alianzas para conseguir recursos).Salió lo más importante: el presupuesto y algunas vigencias futuras. Yo creo que lo que pasó con el G11 es que los concejales no han entendido bien como funcionará esa alianza y cómo se van a administrar los recursos que llegarían. Pero no aprobarlo es un error y este año estamos en época de elecciones y el 70 % de los votos del Valle están en el G11, de modo que ellos están pateando la cuchara.Al finalizar el 2013, usted le pidió la renuncia a todo su gabinete. ¿Habrá cambios y cuándo se darán?Estamos en la entrada del segundo tiempo, yo quiero conocer sus proyectos personales y políticos, para que no me cojan de sorpresa con que van a renunciar para no inhabilitarse. También quiero dinamizar algunas áreas. En los primeros días de enero me dedicaré a eso, no serán muchos cambios pero sí los habrá.En esta primera mitad de Gobierno, ¿qué cree que le faltó para sentirse satisfecho?El MÍO funcionando bien y la tasa de homicidios más baja, definitivamente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad