Estas son las prioridades de Emcali para los próximos cuatro años

Junio 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Estas son las prioridades de Emcali para los próximos cuatro años

Edificio de las Empresas Municipales, ubicado en el centro de Cali.

Reducir las pérdidas de agua dos puntos por año, uno de los retos más grandes.

Emcali le apuntará a consolidar y cuidar lo que tiene antes de entrar en un afán por nuevos negocios.

Así lo aseguró la gerente de la compañía, Cristina Arango, quien ayer presentó ante los medios de comunicación los planes inmediatos de la empresa en cada uno de sus componentes.

Afirma que la renegociación de la deuda que se tiene con la nación (por un billón de pesos) y que dejó a Emcali con cuotas mucho más bajas por los siguientes ocho años, le dará un mejor margen de maniobra a la empresa. 

Esto, dice, le permitirá hacer inversiones y que cada componente: energía, acueducto y alcantarillado y telecomunicaciones, puedan ser sostenibles.

Lea también: Así quedan las finanzas de Emcali, tras acuerdo con la Nación

Acueducto: hay que bajar las pérdidas

La meta planteada en el Plan de Desarrollo dice que en cuatro años las pérdidas de agua tratada pasarán  de 57 % a 49 %, dos puntos porcentuales por año, algo que la misma gerencia de Emcali califica como un gran reto, pues las empresas que en Colombia han logrado reducciones lo han hecho un punto por año.

Cuentas de Emcali indican que con la estrategia de control de presiones en diez sectores (entre las 10:00 p.m. y las 4:00 a.m.) se  dejan de perder 163.000 metros cúbicos por mes. Analizarán si esta medida se puede extender a nuevos sectores y con horarios ampliados.  

Lea también: ¿Por qué los daños del acueducto tienen en jaque a Emcali?

Hugo Salazar, miembro de la Asociación de Ingenieros de Acodal y exgerente de Acueducto de esta empresa, dice que la meta de dos puntos porcentuales por año es “ridícula”. “Por ejemplo, entre 1972 y 1974 se logró bajar las pérdidas de 49 % a 22,3 %”. También cita los años 1992 y 1994, asegurando que se bajaron las pérdidas de 39,5 % a 26,4 %. “Esto necesita de inversiones y de un programa  de control a grandes consumidores, con grupos de trabajo especializados y enfocados en esta labor, cosa que la empresa más importante de los caleños no tiene”, dijo el ingeniero  Salazar.

Emcali asegura que otra de sus estrategias para lograr su meta de reducción de pérdidas será trabajar a los  grandes consumidores para el aseguramiento de la medición (1457 clientes).

En el mediano plazo Emcali también deberá definir cuál será la fuente de abastecimiento futuro de agua para la ciudad, en lo que está trabajando con la CVC para llevar todos los proyectos que están en el abanico posible a nivel de factibilidad.

Energía: preocupa compra a  largo plazo 

El reto en esta materia será tener una compra de energía eficiente. Como están hoy las cosas, Emcali adquirió para el este año el 50 % de la energía que necesita. El otro 50 % lo debe comprar en bolsa, lo que significa: a precios del mercado diario. En el 2015 esta situación (estar expuestos a comprar gran cantidad de energía en bolsa) afectó las tarifas al usuario, pues Emcali compró  energía a precios altos y los costos para el consumidor se encarecieron.

Lea también: “Si Emcali sigue como va, no va a ser viable": Cristina Arango

 Lo preocupante es que para el 2017 Emcali solo tiene garantizada el 44 % de la energía y para el 2018, únicamente el 11 %. Cristina Arango admite que serán años “no tan fáciles” y que la energía que hoy se negocia es la que se consumirá en el 2020.

“Hoy en día no podemos dar certidumbre frente al precio de la energía,  lo que  ofrecen las generadoras son precios supremamente altos. De qué me sirve garantizar un precio si es tan alto,  comprar energía por adelantado, pero muy cara, esa no es la opción”, dijo Cristina Arango.   Añadió que se está pidiendo al Gobierno Nacional que intervenga en la parte regulatoria frente a los generadores “para que no sea solo ellos beneficiándose a sí mismos”. 

La Gerente de Emcali dijo que “hoy no podemos decir si los precios de la energía en 2017 y 2018 van a estar altos o bajos”. Ángela Gutiérrez, gerente de Energía, dice que se espera que el eventual Fenómeno de La Niña, anunciado por  Ideam, influya en la reducción de  tarifas. En lo que respecta a este componente, también está entre las prioridades un plan de inversión por $146.000 millones para mejorar la distribución de la energía. Además, se plantea  apuntar a energías renovables.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad