Estas son las campañas políticas 'ocultas' que molestan al alcalde Armitage

Julio 16, 2017 - 07:45 a.m. Por:
Judith Gómez Colley / Editora de Poder
CAM funcionarios en campaña

Algunos miembros del gabinete, según se afirma en el CAM, tendrían agenda política. Otros impulsarían a amigos.

Fotomontaje / El País

El llamado de atención público y también en privado que hizo el alcalde de Cali, Maurice Armitage, a los miembros de su gabinete que tienen agenda política para que dejen la Administración y se vayan a hacer campaña no es gratuito.

El jalón de orejas del Mandatario fue realizado a través de una entrevista concedida a El País y publicada el pasado domingo.

En esa misma semana, concretamente el martes, también lo hizo en un consejo de Gobierno luego que este analizara en privado lo que está pasando en su equipo donde, según fuentes cercanas a Armitage, se manejan divisiones y ‘celos’. A eso se suma que no hay unidad a la hora de mostrar los logros de la Administración y se individualizan gestiones o se les da más espacio a unos secretarios que a otros.

Los ‘celos’ en el equipo de Gobierno del Alcalde se dan porque, al parecer, hay al menos cinco funcionarios que tendrían aspiraciones de sucederlo, y también se estarían impulsando campañas al Congreso de la República (la de Juan Fernando Reyes Kuri y la de José Luis Pérez- cercano a Armitage y con muchos amigos y cuotas en la Administración- al Senado).

Incluso, se habla de que se estaría trabajando para apoyar nombres a la Gobernación del Valle y candidaturas de negritudes a la Cámara, según aseguró una fuente que pidió reserva de identidad.

De ese grupo algunos son más afines a Armitage y gozan de su confianza, lo que ha hecho, dice la fuente, que aprovechen la situación para mostrarse y ganar terreno e invisibilizar a otros.

Los que suenan

Para nadie es un secreto que el Alcalde al conformar su gabinete incluyó a dos excandidatos a ese cargo, que se sumaron a su campaña: Nicolás Orejuela, quien fue su asesor en el primer año de gobierno y ahora es presidente de Metrocali, y Luz Elena Azcárate, actual secretaria de Educación.

Tampoco es desconocido que el primero tiene entre sus metas gobernar esta ciudad, y la segunda es probable que vuelva a insistir en una candidatura.

En el caso de Orejuela se le señala de trabajar para él mismo y para la campaña a la Cámara de su amigo y excompañero de gabinete Juan Fernando Reyes Kuri y de paso ayudar a Pérez.

De los dos, se asegura en el CAM y en círculos políticos, que con la reforma administrativa dejaron fichas amigas en cargos que son la columna vertebral de la Administración (secretarías de Gobierno, Hacienda, Jurídica, los departamentos Administrativo y Contratación con la subsecretaría de Abastecimiento y otras dependencias), que les permitirían seguir manejando los hilos en el CAM.

Sobre el tema Nicolás Orejuela aseguró que eso es falso y que los únicos hilos que maneja son los de Metrocali, donde “trabajo para dar resultados”. Explica que decir eso es desconocer la personalidad del Alcalde a quien nadie le dice lo que tiene que hacer.

“Juan Fernando Reyes y yo somos amigos, nos conocemos desde hace muchos años, creamos el colectivo Juntos y trabajamos en la reforma administrativa, proceso en el que también participaron Óscar Rojas, Gustavo De Roux, representantes de las universidades, el Alcalde, su hija. La reforma se hizo con un criterio técnico y sin ningún interés”, dijo Orejuela.

Agregó que su intención en este momento no es hacer política sino trabajar en equipo y mostrar resultados, tras indicar que no le interesa invisibilizar a ningún secretario ni su gestión, al hacer referencia a las críticas sobre la injerencia que tendría en la Oficina de Comunicaciones. “Mi tarea es trabajar en Metrocali y sacarlo adelante, nada más”, al tiempo que desvirtuó que en el Gobierno haya divisiones o enemistades.

En tanto, Juan Fernando Reyes expresó que cuando estuvo en el Gobierno no hizo nada en el tema de la reforma sin contar con el Alcalde.

“Me parece absurdo y mezquino que se hable de celos internos, eso lo hacen para hacer daño a la Administración. Es perverso que digan que actuamos con intereses políticos y personales. No hemos dejado fichas allá ni nadie está trabajando para mi campaña. Lo que sí es cierto es que estoy jugado con el Gobierno y con el Alcalde porque creo en él y quiero que a él y a la ciudad les vaya bien. Esa es mi apuesta”, explicó.

El congresista José Luis Pérez no niega que tiene muchos amigos en la Alcaldía y que ayudó a elegir a Armitage, como lo hizo con Jorge Iván Ospina y Rodrigo Guerrero, pero sostiene que desde el CAM no trabajan para su campaña.

“Es acertado lo que dijo el Alcalde, porque quien tenga aspiraciones políticas debe desprenderse del manejo presupuestal y administrativo y debe salir a competir en igualdad de condiciones. Se pueden tener afectos, pero sin favorecer con acciones administrativas y presupuestales”, agregó.

Otras aspiraciones

Pero al equipo de Gobierno también llegaron otras personas que con el paso de los meses les ha gustado las ‘mieles’ del poder y hoy, se asegura en el interior del CAM, también quieren apostarle a ser candidatos a la Alcaldía en las elecciones del 2019, aunque lo nieguen; mientras otros son vistos por sectores de la ciudad como posibles sucesores de Maurice Armitage.

Entre estos está el actual secretario de Salud, Alexánder Durán, de quien la semana pasada se dijo que iba a renunciar porque se iba a dedicar a montar su campaña a la Alcaldía. El funcionario salió a negarlo y a través de su cuenta de Twitter dijo que no ha renunciado y que “estaré al frente de la dependencia hasta que el señor Alcalde así lo determine”.

En esa misma cuenta, Durán añadió que hacer parte del equipo de Maurice Armitage es un menester del cual se siente orgulloso y que el único fin es trabajar por Cali.

Pero el Secretario de Salud, quien fue escogido directamente por Armitage, que lo conocía por su trabajo en Siloé, es visto por algunos políticos como un probable candidato a la Alcaldía, entre ellos el exalcalde Jorge Iván Ospina y sus amigos. También lo ve así un sector de las negritudes.

Otro de los que se comenta también podría estar barajando una candidatura es el actual secretario de Deportes, Silvio López, amparado en su gestión y su reconocimiento en el ámbito deportivo y en otros sectores. Además, este es muy amigo de Christine, la hija de Armitage, quien fue la que lo recomendó ante su padre.

López aseguró que el hecho de que algunas personas reconozcan su trabajo es diferente a tener aspiraciones políticas. “No tengo ninguna agenda más allá de trabajar con el Alcalde. Mi aspiración no es más que servir desde la Administración en el tema del deporte y con criterio técnico. La cercanía a su familia tampoco significa que tenga aspiraciones políticas”.

Lo que sí comparte López es lo dicho por el Alcalde que quien tenga agenda política debe abordarla por fuera de la municipalidad.
Otro nombre que suena es el de Gustavo Jaramillo, actual gerente de Emcali, de quien el propio Alcalde ha manifestado que es de su ‘ombligo’. De este se comenta que ha dicho en círculos muy cerrados que le sonaría una candidatura, siempre y cuando tenga el visto bueno de Armitage.

“Esta situación con un gabinete donde hay tantos nombres con aspiraciones hace que no haya un colectivo empujando para el mismo lado sino que unos tiran para un lado y otros para el otro”, aseveró una fuente, quien sostiene que en las manos del Mandatario está recomponer el camino para lograr un gobierno compacto y mejorar la imagen.

"Mi agenda es el tema afro"

En el CAM y en círculos políticos también se asegura que hay funcionarios que manejan desde sus dependencias, agenda para favorecer, en este caso, candidaturas afrodescendientes.

Es así como se ha llegado a decir que desde la Secretaría de Bienestar Social se apoyaría la aspiración a la Cámara por afros de John Arley Murillo, y de paso se abonaría terreno para una futura aspiración del exasesor del alcalde Óscar Gamboa a la Gobernación.

Esaud Urrutia, secretario de Bienestar Social, aseguró que su principal activo ha sido la independencia y no tiene historia política
y ha hecho trabajo social.

“No tengo agenda política. Si me preguntan si quiero sacar el tema afro adelante, sí, esa es mi política, que es mi mayor desafío. Tal vez me relacionan con Murillo porque somos paisanos y negros”, sostuvo Urrutia, tras desvirtuar las versiones de divisiones en el Gobierno.

Óscar Gamboa, por su parte, dijo que ya no tiene vinculación con la Alcaldía y niega que desde su asesoría haya trabajado para Murillo, que milita en el sector de la U de Dilian F. Toro y con quien tiene diferencias ideológicas.

“Tampoco es cierto que desde Bienestar Social se trabaje para mí. Allí no hay ningún tipo de incidencia política”, tras añadir que no tiene en mente la Gobernación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad