“Estando en Colombia me siento como en casa”: ministra italiana Cécile Kyenge

Septiembre 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
“Estando en Colombia me siento como en casa”: ministra italiana Cécile Kyenge

Cécile Kyenge, ministra de Integración y Cooperación Internacional de Italia, en rueda de prensa.

Durante el segundo día de la III Cumbre Mundial de alcaldes afro, la ministra italiana de la Integración y Cooperación Internacional, Cécile Kyenge, afirmó que estar en este evento "significa no sentirse sola".

En el marco de la III Cumbre Mundial de alcaldes y mandatarios afro que se desarrolla en Cali, la ministra de Integración y Cooperación Internacional de Italia, Cécile Kyenge, dijo no sentirse discriminada, pese a que fue calificada de chimpancé por un miembro del Congreso de su propio país. Afirmó que en Colombia se siente como en casa. "Mi trabajo se encamina en trabajar en la erradicación de la discriminación racial. El problema no es mio, el problema es de los que discriminan", dijo la Ministra.Cécile dijo que efectivamente ha recibido insultos, pero que no los toma de manera personal. "Los insultos no atentan contra mi sino contra una institución, al Gobierno de Italia, al cual yo represento. Sin embargo como persona, en muchas oportunidades me sentido triste, pero en ningún momento he pensado en dar un paso atrás”, indicó.La Ministra italiana ratificó, que una de las estrategias más importantes para combatir el racismo, la exclusión y la discriminación, especialmente en Europea, es hacer que los jóvenes afrodescendientes nacidos en el viejo continente conozcan sus raíces y puedan darles un valor e integrarlos a su vida. Sólo así, podrán generarse movimientos que aboguen por la defensa de los derechos de la población afrodescendiente nacida en Europa y de los inmigrantes. En este momento en Italia, la ministra Cécile Kyenge cuenta con el respaldo del primer ministro y altos funcionarios del Gobierno, y uno de sus propósitos fundamentales y banderas de su trabajo, es lograr la sensibilización de la población en general para que todas las personas sean respetadas y tratadas en igualdad de condiciones, sin que su étnia, su raza, se convierta en un obstáculo para salir adelante y desarrollarse como sujetos de derecho. “Esta Cumbre es importante para generar políticas que se puedan implementar en diferentes países, teniendo en cuenta que hoy vivimos en un mundo globalizado y debemos procurar, para que esas buenas prácticas de respeto, inclusión, también sean globales”, concluyó Cécile Kyenge.La Ministra es nacida en la República Democrática del Congo y ha sufrido ataques racistas por parte de las autoridades y de la sociedad civil desde que fue nombrada el pasado 28 de abril.Cabe recordar que el pasado 15 de julio de este año, Roberto Calderoli, un líder del partido antiinmigrante Liga Norteña, insistió en que estaba bromeando cuando hizo el comentario sobre Cécile en un mitin del partido el fin de semana pasado. Dijo al diario Corriere della Sera que compara a todos sus colegas con animales y que lo que dijo en un mitin político no debería tener ninguna repercusión en su trabajo como vicepresidente del Senado.Kyenge respondió al más reciente insulto de Calderoli diciendo que no le corresponde a ella exigir su renuncia sino a los italianos considerar los méritos de los funcionarios públicos.El Partido Democrático, de Letta, ha pedido la renuncia de Calderoli, como lo han hecho otros ministros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad