"Estamos a un acto de acabar el contrato con Sicali": director jurídico de Alcaldía de Cali

Julio 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo | Reportera de El País

El director jurídico de la Alcaldía de Cali, Javier Pachón, cuestionó el manejo de los recursos de la remodelación del Estadio Pascual Guerrero. "¿Cómo puede ser posible que el Municipio pone el dinero para remodelar el estadio y no somos los que hacemos la interventoría de las obras? Queremos tener certeza sobre lo que costó esa remodelación", dijo.

Javier Pachón, director Jurídico de la Alcaldía de Cali, señaló que se han hecho todas las actuaciones para que la gestión tributaria vuelva al Municipio.

Un fallo en primera instancia de una acción popular por parte de un juzgado administrativo favoreció por séptima vez al Municipio frente al cobro de la valorización para financiar las 21 megaobras. El director Jurídico de la Alcaldía de Cali, Javier Mauricio Pachón, defendió la legalidad de este proyecto.El funcionario también habló del proceso que adelanta la Alcaldía para terminar el contrato con Sicali (empresa que recauda los impuestos de la ciudad).Nuevamente el Municipio gana un litigio contra las megaobras, esta vez una acción popular instaurada para evitar el cobro. ¿Este fallo determina de manera definitiva la legalidad de éstas? Estamos muy satisfechos con el fallo porque una acción popular busca proteger derechos colectivos, en este caso el de la moralidad administrativa y la defensa del patrimonio público. En la medida en que el juez no aceptó las pretensiones del accionante, que es el señor Lino Ramiro Varela Marmolejo, lo que hizo fue darle la razón al Municipio y ratificar una vez más y por séptima vez, como en diferentes juzgados administrativos de la ciudad, que las megaobras son legales. Hago un llamado a la ciudadanía para que no se dejen generar falsas expectativas en el sentido de exoneraciones mágicas. Tenemos un deber legal de contribuir con el pago de los impuestos y además las obras hoy son visibles y ya se pueden disfrutar.¿Por qué acabaron el contrato con Gesticobranzas, la firma que realizaba el cobro de las megaobras?Nosotros, frente al requerimiento de la Contraloría General de la República en referencia al cumplimiento de la Ley 1386, que prohibe la tercerización del cobro de los impuestos, llegamos a un acuerdo con la firma y terminamos el contrato. Ellos van a entregarle al Municipio la gestión y las bases de datos y nosotros haremos la gestión de cobro de manera directa, tal como lo ordena la ley. Además, una de las políticas públicas del Municipio es recobrar su soberanía en todos los aspectos propios de la Administración que no son delegables, como es el tema del cobro de impuestos.¿Cómo era ese contrato?Ellos hacían la gestión administrativa del cobro, identificación y requerimientos para hacer acuerdos de pago. Del recaudo total, sin importar si existía o no gestión, cobraban el 3,5%. Por ese concepto recibieron $2.642 millones.Eso era otro Sicali, pero sólo para las megaobras... Sí, y por eso Sicali llevó ese tema a un tribunal de arbitramento para reclamarle al Municipio cerca de $7.000 millones porque consideraron que la valorización de megaobras la debían cobrar ellos. En su momento el Municipio declaró que no le debían exclusividad a Sicali. ¿Cómo va la liquidación del contrato con Sicali?Hemos adelantado las actuaciones administrativas y pudimos certificar una serie de actividades que hace Sicali y que están por fuera de lo que se planteó en el contrato, entre ellas la custodia de los expedientes de los contribuyentes. Ya hicimos una comunicación para que Sicali se pronuncie de fondo sobre la legalidad del contrato y ya nos contestó.¿Qué sigue?Estamos a un acto de acabar el contrato con Sicali. Pero jurídicamente hay varias posibilidades, una es la caducidad del contrato por incumplimiento o la terminación de común acuerdo. Además, el Municipio tramitó ante el Consejo de Estado la prelación de fallo (en primera instancia el Tribunal Contencioso del Valle declaró la nulidad del contrato). El Procurador General de la Nación también solicitó lo mismo.¿Van a esperar a que el Consejo de Estado decida la legalidad del contrato? Definitivamente no vamos a esperar situaciones ajenas para recobrar la soberanía tributaria del Municipio, pero hemos hecho las gestiones para que se dé a la mayor brevedad.Usted me dice que están a un acto de finalizar este contrato. ¿Cuánto falta para que se materialice?No le puedo dar un tiempo exacto pero es algo que tendrá que suceder.Pero el alcalde dijo en una entrevista a este diario que iba a ser en muy corto tiempo...Esperamos que así sea pero no le puedo decir exactamente cuánto falta. El contrato con el Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, Cdav, también fue cuestionado por la Contraloría. ¿Lo van a liquidar, tal como están haciendo con el de Sicali?Es un tema mucho más extenso en la medida en que el Cdav tiene más eslabones porque está la relación del Municipio con el Cdav, del Cdav con operadores, de los operadores con la fiducia y de la fiducia con los contratistas. Hasta el momento hemos recuperado el control del Cdav, bajamos los costos operativos en casi un 40% maximizando el ingreso a favor del Municipio y una firma certificará la legalidad de la renovación del contrato que hizo el ex alcalde (Jorge Iván Ospina). Si los resultados de esa auditoría indican que hubo ilegalidad en la fundamentación de ese contrato, procederemos a actuar. Adicionalmente, nos hemos encontrado que el Municipio no tiene un deber de exclusividad con el Cdav. Aunque hemos bajados sus costos operativos, todavía hay unos contratos con operadores que siguen siendo muy onerosos para el Municipio. Estamos analizando la posibilidad de que ciertas acciones las haga directamente la Administración.¿Cómo cuáles?Por ejemplo el tema de las grúas, los costos de ese servicio están muy altos, entonces podemos contratar nuestras propias grúas porque finalmente eso está ligado a la función del Estado de ejercer control. Los patios también es otro tema que estamos evaluando.¿Con qué actividades quedará el Cdav?En el análisis que se está haciendo se determinará cuáles serán las líneas de negocios más convenientes. Ésta es una empresa eficiente con una plataforma que tiene un respaldo de seriedad y que se puede proyectar comercialmente.¿Pero quitarle actividades como las grúas o los patios no es ir en contra de esa proyección comercial?Es que por encima de los intereses del Cdav están los del propio Municipio, que busca mejorar sus ingresos, y eso incluye repensar las condiciones contractuales con el Cdav. ¿Se les va a reconocer a los proveedores del estadio los dineros que están reclamando por mayores cantidades de obra?El Fondo Mixto (para la Promoción del Deporte) presentó unas reclamaciones por mayores cantidades de obra. Nosotros haremos una auditoría sobre las mayores obras y le hemos pedido al Fondo Mixto que nos muestre los documentos que permitieron que éstas se hicieran.¿Y los proveedores?Cuando el Fondo se comprometió a hacer el proyecto dijo que tenía los recursos para hacerlo, no deberían depender de los giros de la Alcaldía para pagar a sus proveedores. Adicionalmente, dentro del contrato hay una cláusula de indemnidad que dice que es el Fondo el que tiene que responder por todas las obligaciones que genere el proyecto, no el Municipio. Nos parece desproporcionado que esas obligaciones con terceros nos las vengan a endilgar. El Municipio le debe a Infivalle un saldo porque la Administración en su momento aceptó que le endosaran esa obligación y para poder hacer el pago sólo hemos requerido que por favor se sirvan entregarnos la totalidad de las obras. Si no lo hacen, no podemos proceder a liquidar el contrato y pagar el saldo a Infivalle.¿Qué falta?La señalización de la pista atlética, entiendo que hicieron una importación temporal de la máquina que hará ese trabajo. Apenas esté eso listo, haremos el reconocimiento del último pago a Infivalle.Y las mayores cantidades de obra...La Administración contrató un interventor para que certifique si hubo mayores cantidades de obra y sus valores porque durante la construcción del estadio quien avaló ese tema fue el Fondo Mixto, lo que rompe todo principio de sentido común porque no puede ser que el contratista sea a la vez el interventor. ¿Por qué comenzó esa interventoría hasta ahora, seis meses después de haberse iniciado este Gobierno?Porque no nos han entregado todos los trabajos. No se puede hacer una interventoría de mayores cantidades de obra cuando el proyecto no ha sido entregado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad