Esta es la historia de la pareja que celebró el primer matrimonio igualitario en Cali

Esta es la historia de la pareja que celebró el primer matrimonio igualitario en Cali

Mayo 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Aunque querían formalizar su relación de tiempo atrás, la aprobación de la Corte Constitución les dio la motivación para comprometerse. "Somos igual que cualquier otra pareja", cuentan.

Diego Fernando y José Manuel  habían tomado la decisión de casarse un año atrás, antes de que la Corte Constitucional avalara el matrimonio igualitario, el pasado 7 de abril.

Por eso, el día que se conoció el fallo de la Corte tomaron la noticia como la confirmación para formalizar sus dos años de noviazgo y sólo esperaron mes y medio para asistir a la Notaría Primera y sellar su amor en lo que se convirtió en el primer matrimonio igualitario de Cali.

Los acompañaron sus familiares y amigos más cercanos, quienes decoraron con un par de ramos de flores, una mesa con mantel y dos velas blancas uno de los salones de la notaría.

Fue una decisión fácil de tomar, cuenta Diego Fernando Quimbayo, de 40 años y estilista de profesión. Dice que cuando conoció a José Manuel Ticora, de 26 años, encontró a la persona ideal que no sólo le brindó amor y compañía, sino un apoyo en momentos difíciles que ambos vivieron: superar el cáncer y un fuerte accidente.

José Manuel fue quien lo acogió durante su enfermedad e incluso le dijo que se mudara a su casa para que pudiera ahorrar dinero para pagar su tratamiento médico.

“Cuando lo conocí fue como un momento mágico, pero más allá del amor que le tengo, es una persona que ha estado a mi lado para superar los problemas que he tenido, por eso le propuse que nos casáramos”, relata José Manuel.

De hecho, él estaba próximo a graduarse de su carrera de diseño de modas y no quería regalos deslumbrantes, ni nada material, sólo quería que Diego le diera el sí.

Y así ocurrió. Pretendían casarse el sábado pasado, el día del grado de José, pero a esa hora la Notaría ya no estaba abierta, lo que los obligó a postergar la celebración un par de días.

Quienes los conocen, les decían que debían casarse. Que parecían esposos por la forma en la que se trataban y la manera de llevar su relación; "ustedes parecen que llevaran mucho", nos decían.

María Selena Carreto era una de las que siempre se los recalcaba. “Hace como dos años les dije que debían casarse, porque se les notaba que se querían, son hombres educados y muy buena gente”. 

Su amiga Elizabeth Peña,  asistió a la boda porque los admira.  Dijo que le parecían unos valientes por tomar una decisión en una sociedad que pese a als leyes, "aún está muy cerrada hacia la diversidad sexual".

Pero no sólo fueron sus amigos. La familia de José Manuel fue fundamental para la decisión. Su mamá,  Sandra Patricia Urrea, cuenta que la vez que él  le  confesó su orientación sexual “me desconcerté, pero  con el tiempo lo acepté, porque si él se va a enfrentar al mundo, yo dije: tengo que apoyarlo, porque mi hijo no sería el primero ni el último”.

Sin embargo, José Manuel le temía más a la reacción de sus abuelos sobre la noticia de su matrimonio, "pero curiosamente lo aceptaron muy bien y hasta nos regalaron algo para la reunión". Él dice que admira mucho a sus abuelos porque llevan mucho tiempo de casados y es eso lo que le gustaría vivir.

Para Diego Fernando el apoyo fue diferente. Su familia no asistió al matrimonio porque son pentecostales, pero él decidió ser fiel a sus principios para cumplir la decisión tomada.

"Ellos sabían que me iba a casar, pero yo no puedo obligarlos porque los respeto. En cambio me acompaña toda mi otra familia, esos amigos que nunca me desamparan", cuenta.

El matrimonio fue rápido como lo habían planeado. En el camino a la Notaría se encontraron con un gran trancón y a última hora el fotógrafo contratado no alcanzó a llegar al evento, pero nada de eso fue impedimiento para leer sus votos.

La notaria Elizabeth Vargas, quien celebró el matrimonio, aseguró que era el primero que se realizaba en la ciudad. Así también lo corroboró Jorge Enrique Caicedo, notario Tercero y presidente de la Unión Colegiada de Notariado del Valle, quien dijo que no tenía reportes de otras celebraciones como esta.

Lo que no está claro es si se trata del primer matrimonio igualitario del país,  pues la base de datos con tales reportes aún no está consolidada en la Superintendencia de Notariado y Registro.

Sin embargo, José Manuel y Diego Fernando ya están casados como cualquier  pareja, porque “es el mismo contrato para todas las parejas, con los mismos requisitos y  costos”, precisó la notaria Vargas.

Ellos también se sienten iguales. “No hay diferencias y no nos ha tocado esa discriminación. Quienes no rodean nos aceptan como somos”, dijeron.

Antes del fallo de la Corte, las parejas del mismo sexo podían realizar una unión contractual solemne, pero no era legalmente un matrimonio. En Cali se realizaron cinco de ellos en el primer trimestre del 2016, según registros de la Superintendencia de Notariado.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad