Especialistas en Cali proponen que la prueba de VIH sea universal

Noviembre 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

También señalaron la necesidad de eliminar las barreras de diagnóstico, como el consentimiento informado, durante el Simposio “VIH para 2016” realizado en la Biblioteca Departamental

[[nid:486530;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/11/ep001056696.jpg;full;{90-90-90 es la estrategia de ONUSida, OMS y OPS contra el VIH. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

Una prueba universal (para toda la población) y facilitar el acceso a la ella para obtener un  diagnóstico temprano son las propuestas para  reducir al máximo la epidemia del VIH-Sida en Colombia y el mundo. Lea también: Claves para entender en qué va la lucha contra el VIH

Esta y otras conclusiones plantearon especialistas convocados por la Asociación  Colombiana de Infectología en el Simposio “VIH para 2016”, realizado el lunes en la Biblioteca Departamental Jorge Garcés, un día antes del Día Mundial de Lucha contra el VIH-Sida.

Bertha Gómez, asesora regional de la OMS y la OPS para los países andinos en VIH, ETS y Hepatitis, destacó que en Colombia como  en el mundo ha disminuido la velocidad de la tendencia creciente de infectados por VIH. “Incluso,  hasta en  países de África  ha disminuido, pero eso no significa que haya desaparecido”, advirtió.

Reconoció que Colombia ha obtenido triunfos significativos, pero que le falta reducir la principal brecha, la del diagnóstico oportuno, ya que sus  índices son muy bajos comparados con otros países. “Solo un 45 % de los infectados conoce su diagnóstico, pero el otro 55 % no sabe que está infectado por distintas  barreras de acceso a la prueba diagnóstica (ver anexo) y eso es preocupante”, admitió Gómez. 

 De ahí que la propuesta del médico infectólogo  Ernesto Martínez, del Hospital Universitario del Valle, HUV, es  la prueba universal, o sea para toda la población. Eso implicaría eliminar los procesos del consentimiento informado, como las citas pre y posdiagnóstico de 45 minutos, lapso en el cual muchos pacientes no vuelven y se distancian del sistema de salud y de la posibilidad de un diagnóstico oportuno.

La idea es que el paciente solo firme un  documento práctico que adjunta una prueba rápida como se hace en otros países del mundo,  para acceder a  tratamiento y  evitar esa posible deserción del programa de atención.

“No entendemos porqué Colombia sigue en esa dinámica obstaculizadora, es una gran barrera  que no aplica para control de epidemia; el diagnóstico debe ser universal, sí se debe trabajar con  poblaciones clave, pero las trabajadoras sexuales y  las transgénero  tienen clientes y  relaciones con personas  que no pertenecen a esos grupo de riesgo y no se ha hecho una estrategia agresiva para detectarlos”, afirmó Martínez, cofundador de la Red de VIH-Sida del Valle del Cauca, Reviva.  

25 % de la  población transgénero está infectada de VIH en Cali.21% de población HSH (hombres que tienen sexo con hombres) en Cali tiene VIH.

 En concepto del médico William Lenis, normas como el consentimiento informado fueron creadas para proteger la confidencialidad del paciente, pero terminaron convirtiéndose en barreras de acceso al diagnóstico porque un paciente que desea tomarse una prueba de VIH, tiene que someterse a un largo camino. Toda  una paradoja: el mismo sistema de salud se convierte en el principal obstáculo para detectarlo a tiempo y luchar contra la epidemia.

No obstante, la asesora Bertha Gómez insistió en que el consentimiento informado es un proceso que se debe realizar del todo, pero que el paciente debe salir   convencido de que debe continuar el proceso para su tratamiento. 

Respecto a Cali, la asesora dijo que la ciudad sigue liderando el top de las capitales  con mayor prevalencia de infectados de VIH en el país. (Ver cifras). “Hay que preguntarse qué estrategia se  está aplicando, la calidad de las acciones    y cómo  llegan a la gente, porque si los pacientes no llegan y se sientan a esperarlos; no, hay es que salir a buscarlos  para poder cortar esa cadena de  trasmisión de VIH”, cuestionó.

 Leyda Ávila, coordinadora de salud de Fundamor,  entidad que atiende población VIH-Sida, dijo  que Cali está siempre en el top de infectados, “porque estamos haciendo bien el trabajo,  buscamos a las personas, las asesoramos, las diagnosticamos y por eso somos las que más casos reportamos”.

Sandra Patiño, de Cafesalud, dijo que había que seguir trabajando masivamente con toda la población, en el sentido de “que todos somos susceptibles de contraer la infección”.

Estrategia 90-90-90 El acuerdo de la OMS, OPS y ONUSIDA es la estrategia 90-90-90,  que busca para el 2020, subir al 90 % las personas que conocen su diagnóstico; llegar al 90 % de los pacientes con tratamiento retroviral; y que el 90 % de los pacientes tratados tengan la carga viral suprimida. Para ello:  Toda la sociedad  debe luchar contra el estigma y la discriminación hacia las poblaciones vulnerables al VIH-Sida. Salir del servicio de salud  a buscar a las personas en riesgo; crear servicios de salud ofrecidos por pares (transgénero y LGBTI) para que se sientan en igual condición y adaptarlos para que sean amigables con los pacientes. Educación de personal médico y asistencial para eliminar las barreras.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad