Cali es la tercera ciudad con más adolescentes en embarazo

Cali es la tercera ciudad con más adolescentes en embarazo

Abril 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cali es la  tercera ciudad con más adolescentes en embarazo

Andrés Santamaría, personero de Cali, asegura que muchas EPS y ESE de la ciudad no han reportado los casos de embarazo en adolescentes del 2012.

En 2011 se registraron 321 nacimientos en madres menores de 14 años, dice Personería del Municipio.

Cali es la tercera ciudad del país con la cifra más alta de embarazos en menores de 14 años. En el 2011 se registraron 321 de estos casos, según reveló la Personería Municipal a través de un informe sobre embarazo adolescente en la ciudad, que da cuenta de esta problemática.Las estadísticas se elevaron frente al 2010 cuando se reportaron 305 casos. Los registros del Dane indican que en Cali se presentan, en promedio, 262 nacimientos por año de niñas menores de edad.La investigación hecha por la Personería asegura que la capital del Valle sólo es superada por Bogotá y Medellín, ciudades en las que se reportaron el año pasado 456 y 271 alumbramientos en menores de 14 años, respectivamente.Durante los últimos siete años (2005-2011) 2.256 niños vinieron al mundo de madres menores de edad, de acuerdo con el informe del ente de control.“No todos los embarazos en menores de 14 años terminan en nacidos vivos. Cerca del 15% del total finaliza en aborto o en muerte de la criatura porque estos partos son de alto riesgo”, explicó Sonia Quebrada, coordinadora de salud sexual de la Secretaría de Salud de la ciudad.Las comunas 13, 14, 15 y 21, al oriente de Cali, son las que más presentan esta situación, de acuerdo con la investigación realizada por el ente de control Municipal. En el año 2011 se registraron en estos sectores 100 menores de 14 años embarazadas. Le siguen las comunas 1, 2, 18 y 20, en zona de ladera de la ciudad, en donde el año pasado se contaron 37 casos.De acuerdo con el personero de Cali, Andrés Santamaría, el embarazo en esta población, visto desde la Ley 599 del Código Penal Colombiano, configura “un delito” sin embargo, “es poco investigado por las autoridades y tampoco es denunciado por la comunidad”, explicó.Según expresa el informe, en el Centro de Atención a Víctimas de Abuso Sexual, Caivas, entidad adscrita a la Fiscalía General de la Nación y a la cual deben remitirse todos los casos de embarazos en menores, el año pasado sólo fueron instauradas diez denuncias.Una menor, habitante del barrio Altos de Menga, en la Comuna 2 de Cali, cuenta que a sus 14 años tuvo un hijo luego de sostener relaciones sexuales sin planificar con un joven de 19 años, pero decidió guardar silencio.“Fue un error por no cuidarme, por andar de loca, el embarazo fue muy duro”, dijo la adolescente, quien hoy tiene 15 años y al momento del embarazo estaba cursando quinto de primaria.Eduard Hernández, psicólogo de la Personería Municipal, explica que “estas menores apenas están en proceso de formación. Son niñas que ya deben asumirse como madres adultas”, concluyó Hernández.Lo que llama la atención en estos casos de embarazos, según María Isabel Méndez, trabajadora social de dicha dependencia, es que “gran parte de los embarazos son deseados”.“Muchas adolescentes ven en el embarazo un proyecto de vida porque no tienen posibilidades de acceder a una universidad o a un trabajo digno. Otro aspecto a considerar es que, en los estratos bajos, las menores ven en tener un hijo una oportunidad para lograr estatus”, explicó Méndez.Ante eso, el secretario de Salud de Cali, Diego Germán Calero, dijo que pese a que su dependencia tiene diversos planes para trabajar en la disminución de embarazos, “la cifra es preocupante y son muchos los factores los que intervienen.Mientras la Secretaría de Educación Municipal aseguró que en 82 de las 93 instituciones educativas públicas de Cali se promueven programas sobre prevención de embarazos en menores, el personero de la ciudad, Andrés Santamaría, cuestionó dichas estrategias. “No hay políticas que protejan a las menores embarazadas y los planes de prevención en los colegios son flojos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad