Entregarán kits de consumo a adictos a la heroína

Diciembre 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Entregarán kits de consumo a adictos a la heroína

Durante el trabajo de diagnóstico relizado entre agosto y y diciembre de este año, se determinó que en promedio un consumidor de heroína se inyecta cuatro veces al día. Muchas veces las jeringas son alquiladas entre $300 y $500.

La iniciativa, que ya se aplica en otras ciudades del país como Pereira y Bogotá, se concentrará a partir de enero de 2016 en el barrio Sucre, sector deprimido del centro de la ciudad.

La entrega de kits de consumo a personas adictas a la heroína será una realidad en Cali. A partir de enero del 2016, la Secretaría de Salud Municipal iniciará un plan piloto, con el que se busca prevenir la propagación de enfermedades contagiosas entre usuarios de drogas inyectables.

La iniciativa, que ya se aplica en otras ciudades del país como Pereira y Bogotá,  se concentrará en el barrio Sucre, sector deprimido del centro de la ciudad, gracias a un convenio entre el programa ‘Cambie’ (manejado por la Corporación Acción Técnica Social) y el Municipio, con apoyo de la organización internacional ‘Open Society Foundations’.

Lea también: Nace una nueva esperanza para adictos a la heroína en Cali

De acuerdo con Julián Andrés Quintero, representante legal de la Corporación Acción Técnica Social, “este piloto comenzará con una brigada de  recolección de jeringas del 27 al 31 de diciembre. En enero arrancamos con la atención a la población en una casa de este sector”. 

Explicó que se instalará un punto de atención donde se entregarán kits que contienen una jeringa, banda elástica, filtro, quemador, agua, toallita de alcohol y una cura.

Lea también: Así opera la ruta de la heroína en el centro de Cali

“Los consumidores llegarán con las jeringas usadas y nosotros les vamos a entregar materiales nuevos, con el objetivo de prevenir el VIH, la Hepatitis y también casos de sobredosis. No solo atenderemos habitantes de calle, la idea es que llegue cualquier persona que sufre esta adicción”, dijo Quintero.

Afirmó que serán por lo menos 240 personas de este sector que tienen adicción a la heroína las primeras en recibir este conjunto de elementos, que se entregarán entre el 5 y 12 del próximo mes.

Esto, luego de que en el marco de la alianza se  realizara  una caracterización de la población de esta zona,  hecha entre agosto y diciembre de este año.

La inversión de este plan piloto, que va hasta marzo de 2016, tiene un costo de $200 millones.

5 mil pesos, promedio, cuesta un gramo de heroína en las calles de Cali. 50 por ciento del proyecto es financiado por el programa ‘Cambie’ y la organización internacional Open Society.

Maritza Isaza, coordinadora del área de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Cali, dijo que con el programa piloto “queremos reducir el daño y que el consumo de drogas a través de inyectables, como es el caso de la heroína, se haga  de manera adecuada y que nuestra población tenga una respuesta adecuada desde salud pública”.

Para Jorge Quiñónez, toxicólogo de la Secretaría de Salud de Cali,  la ciudad se pone a nivel de otras capitales del mundo que desde hace años vienen implementando en sus políticas de salud la atención a consumidores de heroína. 

Dijo que la población que consume heroína en Cali no es mucha si se compara con los consumidores de éxtasis o marihuana. 

“El consumo de heroína es una enfermedad de clase media-baja, porque acá es muy barata comprarla si se compara con otros países desarrollados donde puede que sea solo de la clase alta por su alto costo”, afirmó el experto.

Otras experiencias en Cali

Fundar de Colombia adelanta el programa  Predem, de rehabilitación y resocialización de consumidores de heroína en situación de calle, mediante una terapia de sustitución de este opiáceo por metadona, sustancia que les calma la ansiedad del consumo y le evita el síndrome de abstinencia, pero no es adictiva.Hasta septiembre pasado se habían recuperado 12 pacientes voluntarios que aceptaron el tratamiento.Predem es un programa piloto en Colombia para combatir el consumo de heroína y otras sustancias, liderado por los ministerios de Justicia y de Salud y por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), que eligieron a Fundar de Colombia para aplicar el modelo en Cali, financiado por la Unión Europea.

Pereira y Bogotá ya lo implementaron

Pereira fue la primera ciudad en adelantar el plan piloto con los adictos a la heroína. En el programa, que empezó en octubre de 2014, se atiende a 670 personas. El estudio contratado por los ministerios de Salud y Justicia y que permitió la entrega de los kits, identificó que de 240 usuarios de drogas inyectables, el  64 % compartía las jeringas con las que se inyectan este sicoactivo. De ellos, el 4 % sufre enfermedades como VIH y Hepatitis B. 

Hace cuatro meses, la iniciativa llegó a Bogotá, donde 140 personas acceden a los paquetes de inyectables. La intervención se justifica en el Estudio sobre Uso Intravenoso de Drogas y Riesgos para la Salud, llevado a cabo por la OMS en la capital del país. El grupo con mayor proporción de usuarios de drogas inyectables en Bogotá es el de 19 a 24 años (47 %), seguido del grupo de 25 a 34 (43,9 %). Solo un 7 % tiene más de 35 años.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad