Entérese de cuáles son los cinco mejores 'vivideros' de Cali

Julio 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Entérese de cuáles son los cinco mejores 'vivideros' de Cali

San Antonio es una joya urbana que conserva parte de la vida del Cali Viejo.

Son lugares que combinan una buena infraestructura urbana, con una oferta ambiental y buen vecindario. La inseguridad es el mayor problema.

“Si no fuera por tanta inseguridad esto sería un mejor vividero, pero aún así, Cali es el mejor vividero del mundo”, dice Mauro Gutiérrez, un empresario que ha vivido aquí más de 30 años de su vida.Aunque todo el mundo se queja de la inseguridad porque en la ciudad ocurren cuatro crímenes diarios en promedio, él cree que todo “es cuestión de cuidado” porque inseguridad hay en todas partes. Como Gutiérrez, el 82% de los caleños piensa que esta ciudad es un buen vividero, aunque 57 de cada cien personas consideran que la seguridad es lo más importante para que este sea un buen lugar para vivir.Al menos eso es lo que revela la encuesta del programa Cali Cómo Vamos que recoge la percepción de los caleños sobre su ciudad y calidad de vida.Para otros, el problema es de movilidad. Las obras, los cierres viales y la saturación vehicular de más de 300.000 vehículos y otras tantas motos han reducido a menos de 20 kilómetros por hora la velocidad de circulación en Cali.Para algunos más, el problema es de civismo, de gobernabilidad, de corrupción y de falta de liderazgo. Lo cierto es que aunque la ciudad es un buen vividero para la mayoría de sus habitantes, hay sectores que tienen mejores condiciones que otros para habitar.El exdirector de Planeación, Juan Carlos Ponce, recordó que hay premisas para establecer la mejor habitabilidad, como la condiciones urbanísticas y de infraestructura del sector, las vías, la calidad y cobertura de servicios y equipamiento, la oferta ambiental y de espacio público, la seguridad, entre otros.En general, Cali tiene una buena infraestructura, pero la inseguridad se ha vuelto un problema principal, recordó. Y lo otro es la calidad del vecindario, porque “un barrio lo hace la convivencia de sus habitantes más allá de su infraestructura”, dijo Ponce.En ese sentido, hay barrios que aunque tienen las mejores construcciones no tienen vecindario sobre todo en estratos altos, y otros que tienen más vecindario que infraestructura, como ocurre en estratos bajos.El urbanista Juan Carlos Vallecilla sostiene que la intermediación del tema de la seguridad complica las cosas, porque casi toda la ciudad es insegura, salvo en ciertos lugares de estratos altos donde se paga seguridad privada.Precisó que, por ejemplo, en el norte de Cali hay sectores como Santa Mónica Residencial y La Flora que tienen un gran parque y su sistema urbanístico bueno. El Lido es un modelo urbanístico y arquitectónico interesante y Miraflores también, pero, como toda la Comuna 19, están afectados por la inseguridad, dijo.El oeste de Cali merecería capítulo aparte por estrato y condiciones ambientales asociadas al río Cali, el área está muy bien cuidada, pero tiene algunos problemas de accesibilidad. Entre tanto, el sur-sur, como El Ingenio, Quintas de Don Simón y los Limonares están muy afectados por el tráfico y la inseguridad, dijo Vallecilla.Ciudad Jardín tiene buena vivienda y oferta ambiental, pero no hay andenes para peatones y ya tiene problemas de ruido y movilidad, advirtió por su parte Ponce de León.Cruzando los parámetros señalados por los expertos para determinar un buen hábitat urbano, El País obtuvo cinco buenos vivideros de ciudad.El IngenioEste barrio posee el más grande parque lineal de sector alguno en la ciudad, que va desde la Calle 13 a la Calle 25 entre carreras 80 y 83, a orillas del río Meléndez. Tiene un área de 300.000 metros cuadrados de zonas verdes , actúa como pulmón ambiental y sirve al vecindario para hacer deporte y recreación.Germán Londoño, habitante del sector, dice que por eso este es un buen vividero, además porque tiene buenas vías de acceso por las avenidas Pasoancho y la Simón Bolívar, está cerca de los más importantes centros comerciales y clínicas del sur y de la zona universitaria.Pero una de las desventajas que observa es la precaria convivencia como comunidad, dado que muchas veces no se sabe qué calidad de vecino se tiene. La seguridad ha mejorado, pero hay saturación de movilidad en horas pico.San AntonioEs tal vez el último barrio que conserva una arquitectura y un diseño urbanístico del Cali Viejo, de toque colonial y sabor a pueblo dentro de la urbe. Es considerado una reliquia y un patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad. Aún conserva su vocación residencial aunque está en el límite de usos mixtos y comerciales de su suelo, advierte el arquitecto Juan Carlos Ponce. Se le ha identificado también como un barrio de gran actividad cultural por los numerosos talleres de arte, artesanías y teatro que alberga. Cuenta con una buena oferta ambiental, un clima fresco y vientos que corren por su colina. Sus calles están en buen estado, limpias, sus fachadas tradicionales bien cuidadas, tiene un vecindario que se conoce en su mayoría, lo cual permite la vida en comunidad y mantener el tejido social del sector.Hay andenes para la circulación peatonal y espacio público en la colina donde está la capilla, propicio para la recreación y el esparcimiento. No se escapa a los problemas de seguridad que vive el resto de la ciudad, pero mantiene índices tolerables. Está cerca al centro de la ciudad, tiene todos los servicios y accesos fáciles por la Calle 5 y la Avenida 4 Oeste.Ciudad Capri“Un modelo urbanístico interesante sería Ciudad Capri. Hacia el interior del barrio conserva sus condiciones urbanísticas como diseño”, anota el arquitecto Juan Carlos Vallecilla. Hay avenidas de naturaleza viva que son verdaderos túneles de árboles a lado y lado, casas en lotes amplios y unidades residenciales, construidas en un trazado vial que convergen en un gran parque central, por lo cual no hay mucha movilidad de ciudad atravesando su interior. Su comunicación con el exterior es expedita por la Autopista Suroriental, la Calle 5, Avenida Pasoancho y las carreras 70 y 80. En su periferia aparecen algunos usos comerciales importantes como San Andresito de la 80, Superínter y Blackbuster que no impactan su interior. La seguridad es aceptable.La FloraEse barrio fundado en 1964, tiene una importante oferta ambiental y un sistema urbanístico bastante bueno, sostiene el arquitecto Juan Carlos Vallecilla.Para Ángela Cifuentes, habitante el sector, es un excelente vividero, porque tiene parques y zonas verdes internas, dotadas de buenos juegos infantiles donde los niños salen a recrearse. No hay altos niveles de ruido porque es residencial en gran proporción. Sus calles están en buen estado, son tranquilas y vigiladas. Hay buenos servicios. Tiene accesos fáciles por las Avenidas 3N, 4N y 6N, además de las calles 52 y 70. Hay sentido de pertenencia en la gente. Los niveles de inseguridad se mantienen en el promedio de la ciudad.Santa RitaLos jardines de este barrio fueron incluidos en el programa ‘Cali, un jardín’, por lo que ahora la zona cuenta con más de seis mil plantas ornamentales.Según la Policía sólo se ha registrado un homicidio en los últimos cuatro años. El exdirector de Planeación Municipal Juan Carlos Ponce, considera que Santa Rita y Santa Teresita son los mejores vivideros de Cali, porque tienen el río Cali a su alrededor, una buena oferta ambiental, buenos vientos y tranquilidad.Además, agregó Ponce, son barrios de fácil acceso y no hay necesidad de atravesarlos para ir a otra parte. Sus vías fueron recuperadas hace unos cuatro años, están cerca del centro y tienen una oferta comercial moderada. Es una zona aún residencial en un 90%.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad