Entérese cuáles son los males que aquejan al barrio El Peñón

Entérese cuáles son los males que aquejan al barrio El Peñón

Marzo 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Entérese cuáles son los males que aquejan al barrio El Peñón

Restricción. Cerca de 700 carros, en promedio, llegan cada noche de un fin de semana al barrio El Peñón. Lo difícil de la situación es que solamente hay un parqueadero legalizado que tiene cupo únicamente para 35 vehículos.

Casas abandonadas, negocios vacíos, falta de zonas de parqueo, limitaciones con los usos del suelo, algunas de las quejas de residentes y comerciantes.

Sí. El barrio El Peñón es uno de los más seguros de la capital del Valle del Cauca. El año pasado ni siquiera se registró un solo homicidio, según los reportes de la Secretaría de Gobierno Municipal. Pero ello no quiere decir que el sector carezca de problemas.Por ejemplo, los propietarios de los restaurantes y otros establecimientos de comercio salen a cuidar los carros de sus clientes, les indican dónde está permitido parquear, se ingenian la forma para lograr que los guardas no lleguen antes de tiempo a ‘pescar’ infractores. Esto ha hecho que los residentes caminen sin tropiezos por los andenes que antes eran invadidos por carros.Ángela María García, propietaria de Antonela’s Cocina Artesanal, de manera jocosa, sostiene que sólo le falta el pito y un trapo rojo. Que su esposo se burla. Pero manifiesta que está desesperada. Que los clientes ya no van y que ya tuvo que empezar a hacer recorte de personal.“Yo sé que ese es su trabajo (el de los guardas), pero a veces pasan antes de que se cumpla el horario reglamentario y eso asusta a nuestros clientes”, dice.Agrega que a muchos clientes toca atenderlos desde el carro porque no quieren dejarlo ‘abandonado’. “Ni siquiera creen en los horarios que dispuso la Secretaría de Tránsito para el uso de vías para el parqueo”, explica la comerciante.Adalberth Clavijo, jefe del cuerpo de Guardas de Tránsito Municipal, acepta que las medidas han sido rígidas y por eso agradece la comprensión de los comerciantes.Agrega que desde la dependencia se estableció que en la Carrera 2 no se puede estacionar ningún carro porque será sancionado. Mientrasque en la Carrera 3, entre Calle 2 Oeste y Calle 1, donde hay menos flujo vehicular, está permitido aparcar en el costado derecho de la vía entre las 9.00 a.m. y 11:00 a.m.; entre las 3:00 p.m. y las 5:00 p.m. y después de las 8:00 p.m. y hasta las 6:00 a.m. del día siguiente.Rarezas tradicionalesEn un paisaje se convirtió la proliferación de establecimientos de comercio y la ausencia de sitios reglamentarios de parqueo, porque el rígido Plan de Ordenamiento Territorial (POT) no ha surtido las modificaciones del caso e impide que en la zona se puedan otorgar permisos para la construcción de parqueaderos.Ángela María García, la comerciante, comenta que en el sector hay un lote donde fueron demolidas unas viviendas y que lo están ofertando para hacer parqueaderos, pero el inconveniente radica en que el Polígono 17 del POT está contemplada la construcción de bares y restaurantes, pero no parqueaderos.“El estacionamiento es una necesidad, pero qué nos ganamos con alquilar el lote para que allí parqueen nuestros clientes, si viene el Gobierno local a efectuar controles y por obvias razones nos lo van a cerrar”, cuestiona la mujer.Luis Mario Soto, ex residente de El Peñón y ex presidente de la Junta de Acción Comunal, agrega que durante la pasada Administración Municipal se hicieron muchas reuniones porque “el problema está más que diagnosticado, sin embargo, siempre hubo rotación de los directores de Planeación y eso generó que nunca se consolidaran las propuestas”.El País intentó en repetidas ocasiones establecer contacto con León Darío Espinosa, director encargado de la dependencia, pero no fue posible.Luis Mario Soto también comentó que los habitantes del sector tienen otros problemas desde que empezaron a proliferar los establecimientos de comercio. “Detrás de los negocios llegan los indigentes, también el que toca la guitarra para que le den un centavo y eso genera inseguridad”, manifiesta.La propietaria de otro establecimiento ubicado sobre la Carrera 3 señala que en el barrio no se escucha de asaltos a mano armada a los visitantes, tampoco que hayan sacado de los vehículos los radios o pertenencias de los clientes, pero después de las 8:00 p.m., las cuadras quedan solitarias y los indigentes aprovechan para llevarse las luminarias, la decoración de los establecimientos y las luces que están empotradas en los andenes. A eso, Rubén Darío Salazar, de la tradicional panadería MisterPan, ubicada en el parque del barrio, le suma que desde hace algunas semanas la Policía del cuadrante no hace presencia a ninguna hora, por lo que la presencia de habitantes de la calle se ha elevado.Este diario hizo el ejercicio de marcar el número celular del Cuadrante 1 que comprende los barrios El Peñón, San Antonio, San Cayetano, Libertadores y Acueducto San Antonio (310 5287733), pero no contestaron. Incluso, en algunos momentos, la llamada entra automáticamente a buzón de mensajes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad