Encuentran una tumba antigua en la tradicional Hacienda Cañasgordas

Julio 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Encuentran una tumba antigua en la tradicional Hacienda Cañasgordas

El antropólogo Ricardo Ruiz cepilla los huesos del cuerpo para remover la tierra en la Hacienda Cañasgordas.

Según los cálculos del equipo encargado de la excavación, el cementerio de la Hacienda tuvo un área de 345 metros cuadrados y su construcción se remonta posiblemente al año 1780.

Una tumba intacta de unos 200 años de antigüedad fue encontrada en la zona donde se presume quedó el cementerio de la emblemática Hacienda Cañasgordas. El cuerpo, que no mide más de 1,50 metros y que yace medio enterrado aún en la fosa, sería el de una mujer. “Podría pertenecer a un individuo femenino, mestizo, con unos rasgos ancestrales mongoloides. La edad exacta se sabrá en el laboratorio. Podría pensarse que era una mujer de unos 50 años”, dijo el director del proyecto arqueológico ‘Hacienda Cañasgordas’, Francisco López. Con los brazos cruzados sobre el pecho, a la usanza del ritual católico de la época, el cuerpo al que le han dado el nombre de ET5, cuenta posibles historias del pasado fúnebre vallecaucano sin hablar. “Estos descubrimientos nos han pemitido conocer cómo disponían de los cuerpos en ese entonces. ET5 fue enterrada de manera poco decorosa. Sin adornos, en una fosa muy sencilla en la que el muerto era envuelto en una especie de mortaja”, explicó el antropólogo. Según los cálculos del equipo encargado de la excavación, el cementerio de la Hacienda tuvo un área de 345 metros cuadrados y su construcción se remonta posiblemente al año 1780. “Por medio del archivo histórico de la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Jamundí, encontramos que el cementerio estuvo en funcionamiento hasta el año 1862”, señaló López. El trabajo de exploración arqueológica que López inició el pasado 4 de julio, en conjunto con un grupo multidisciplinario de ingenieros y bioantropólogos, concluirá el 3 de agosto de este año.“Aún queda el 90% del cementerio por estudiar y esto sin contar la zona de la capilla, y del trapiche”, dijo el antropólogo. Para Ricardo Ruiz, asistente del director, “vincularme a investigaciones de la historia del Valle del Cauca enriquece mi conocimiento sobre el pasado. Es conocer los espacios y esos pequeños tesoros que nos dan a entender de que nosotros no salimos de la nada”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad