En video: el MÍO Cable se pone a prueba y ya se pasea por la ladera de Cali

Agosto 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

El País acompañó a los operarios de Ingeocable en una de las pruebas técnicas a las cabinas del sistema. Vecinos de Siloé, a la expectativa.

Este jueves se realizaron nuevas pruebas al MÍO Cable, el proyecto de transporte aerosuspendido para la zona de ladera de Cali. Los vecinos de Siloé esperan con expectativa el momento en que puedan montar en las cabinas que ya se pasean de un lado a otro para 'calentar' motores.  

Los operarios de Ingeocable, firma encargada de realizar los ensayos de las 60 cabinas, evalúan frenos, peso, sensores y energía para mover los vehículos. Esto, con el fin de garantizar que cuando entre en funcionamiento el sistema tenga los requisitos de seguridad necesarios para movilizar a los usuarios.  

Hoy se probaron cinco cabinas del MÍO Cable con recorridos de ida y regreso entre las cuatro paradas que tendrá el sistema aéreo suspendido: Terminal Cañaveralejo-Tierra Blanca-Lleras Camargo y la estación de retorno Brisas de Mayo.

Se estima que las pruebas, que comenzaron esta semana, tengan una duración máxima de 25 días, al término de los cuales el sistema estará a punto para su uso.

[[nid:454105;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/thumbnail-miocable.jpg;full;{Conozca cuáles serán las cuatro paradas que tendrá el sistema aéreo suspendido de Cali, así como también cuánto durará el recorrido en el MÍO Cable y aprenda cómo fue su construcción.Ilustración: Jhon Jairo Vásquez | Diseño: Ricardo Infante Álvarez | Información: El País}]]

Los ingenieros hacen frenados intempestivos durante el recorrido, en intervalos distintos de tiempo para poner a prueba la resistencia de los mismos. 

Otra de las evaluaciones tiene que ver con el peso que soporta cada cabina (1200 kilos). Para ello, se realizan trayectos con carga muerta, es decir, recipientes llenos con agua que simulen el peso de los tripulantes.

Por primera vez, hoy las cabinas transportaron personas, haciendo traslado de ingenieros de un lado a otro. 

También se hacen giros repentinos del mecanismo, así como recorridos a baja y alta velocidad a distintas horas del día, teniendo en cuenta que en la tarde el viento sopla más fuerte en Cali y puede ser un factor que marque diferencia.

Los principales elementos que están a prueba en el MÍO Cable son los sensores. Por ejemplo, los geométricos verifican las posiciones de las cabinas en el cable, además de revelar el estado de los soportes de las mismas. Otros sensores miden la velocidad. 

Cuando se presenten vientos superiores a los 35 kilómetros por hora (Kph), el sistema arroja una alarma al centro de control. El MÍO Cable puede tolerar vientos por encima de los 55 kilómetros por hora.

Los 'cerebros' de la operación del MÍO Cable son sus dos motores, los cuales están siendo probados con operación de las cabinas en diferentes horas del día. 500 kilovatios necesita el MÍO Cable para operar. 

La ruptura de los ventanales, el impacto de un rayo y hasta la temperatura dentro de las cabinas son otros factores a considerar en el sistema aéreo suspendido.

Por eso, los ventanales son hechos de acrílico de alta densidad y fueron sometidos a prueba con bultos de arena a  200 kilómetros por hora, sin sufrir daño alguno.

Metrocali anunció que en las próximas semanas se realizarán simulacros de emergencia en el MÍO Cable, con los organismos de socorro para estar preparados ante cualquier eventualidad: heridos, accidentes, incendios, etc. 

La obra será entregada por Conalvías el 17 de agosto, sin embargo, el sistema sólo comenzará a operar la segunda semana de septiembre. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad