¿En Cali también se podría ampliar el horario de la rumba?

default: ¿En Cali también se podría ampliar el horario de la rumba?

Esta medida se tomó en Bogotá para catorce zonas especiales. Se abre el debate en Cali.

¿En Cali también se podría ampliar el horario de la rumba?

Julio 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿En Cali también se podría ampliar el horario de la rumba?

Rumba. Actualmente, el horario de funcionamiento de los establecimientos nocturnos de Cali se extiende hasta las 3:00 a.m. Según la Policía, en un fin de semana se pueden producir entre 280 y 320 riñas; cuando hay un evento, la cifra se triplica.

Esta medida se tomó en Bogotá para catorce zonas especiales. Se abre el debate en Cali.

Este fin de semana los bogotanos disfrutarán de tres horas más de rumba, lo cual amplía hasta las 6:00 a.m. el horario de funcionamiento de establecimientos nocturnos en 14 localidades de la capital (en un plan piloto). Con esta medida el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, busca compensar las pérdidas económicas que dejó la ley seca que rigió durante los partidos de la Selección Colombia en la Copa Mundo Brasil 2014.Pero, ¿qué tan viable sería extender el horario de la rumba en Cali? Debate.Luis Alfredo Gómez, subsecretario de Convivencia de CaliLa posibilidad de ampliar el horario de rumba en Cali no se ha planteado, pero vale la pe na estudiar el piloto de Bogotá y ver qué medidas se han tomado para mitigar impactos negativos como ruido, consumo desmedido de alcohol, riñas y las cosas que afectan la tranquilidad y el buen vivir de los ciudadanos. También habrá que mirar si el experimento de Bogotá arroja resultados favorables o desfavorables para los negocios que se beneficiarán con la medida y habrá que ver qué propuestas tienen las personas que están organizadas en Cali sobre este tema. Cabe mencionar que en las comunas 13, 14, 15, 20 y 21 hemos implementado normas como el toque de queda para menores y el cierre de establecimientos comerciales a la 1:00 a.m., por eso hay que mirar que en estas zonas se ha tenido un efecto positivo en la seguridad ciudadana y una reducción importante en las riñas. Creo que, dependiendo de cómo le vaya a Bogotá, las principales ciudades del país deberían abrir un debate sobre la extensión de la rumba.Jesús González, Observatorio ArquidiócesisEs deseable iniciar el proceso de ampliación del horario en algunos sectores, pero hay que hacerlo involucrando la cultura ciudadana, el compromiso social de los empresarios y unas condiciones de adecuación de la gestión de la seguridad. Antes de implementar cualquier medida, en Cali hay que iniciar un proceso para hacer de la vida nocturna un espacio aprovechable por los ciudadanos, porque hemos perdido mucho camino de ‘caleñidad’ y en la construcción de comportamientos, por eso al Gobierno le ha salido más fácil actuar punitiva y disciplinariamente para construir ciudadanía. Hay que conformar una mesa pública en la que estén empresarios, el Gobierno local, la Policía, el Icbf, entre otros, para evaluar las condiciones en las que se podría empezar el proceso de ampliación de horario. De igual forma, hay que estudiar los riesgos de accidentalidad, los temas de seguridad y convivencia y los flagelos que podrían afectar directamente a los menores de edad; sin embargo, esta medida traería una exportación de Cali como una ciudad anfitriona, una ciudad destino.Alejandro Vásquez, Asociación de establecimientos nocturnosLas medidas prohibitivas son buenas por cierto tiempo, pero en Colombia se volvieron indefinidas. En Cali hay cualquier cantidad de ‘amanecederos’ orientados hacia la rumba, diseminados por toda la ciudad, a sabiendas de la Administración y de la Policía y no existe una solución ni una propuesta para replantear el modelo de la rumba. La medida de Bogotá es el primer paso para que la gente se divierta responsablemente, no en sitios donde no hay garantías y se consumen estupefacientes. Por eso, después de quince años de restricciones, necesitamos abrir un debate para ver si la Alcaldía está presta a cambiar las medidas prohibitivas. La ampliación del horario baja los niveles de informalidad, para apuntarle a una rumba más responsable, ordenada y formal. Por otro lado, los negocios de Cali se harían más competitivos frente a los que están cruzando un puente o pasando una calle que no está en el perímetro urbano de la ciudad. Además, habría un dinamismo económico en Cali.General Hoover Penilla, comandante de la Policía de CaliEl horario hasta las 3:00 a.m. ya es extenso y suficiente. Hay que mirar si la autorregulación y el comportamiento de las personas que asistan a la rumba están para que la gente tenga un sentido claro de lo que está sucediendo. Hay zonas de la ciudad, como el Distrito de Aguablanca y el oriente, donde los niveles de intolerancia son muy altos y cada fin de semana se presentan agresiones entre vecinos. En otros sectores, las personas tienen un comportamiento claro: van a los establecimientos y no necesariamente salen ebrios, tienen autocontrol y si ven que están alicorados, tienen unas medidas para no ser ellos quienes conduzcan. Nosotros no tenemos conocimiento de ningún ‘amanecedero’, por eso el argumento de aumentar el horario de la rumba basándose en un tema de ilegalidad, no es tan válido. Con el horario actual se tienen inconvenientes a las 8:00 a.m. en la vía pública y en residencias, si el horario se hace más extenso estas situaciones se prolongarían toda la mañana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad